España

La presidencia del Parlament será para JxCat pero la CUP veta a Borràs

PSC, ERC, JxCat, CatEC y la CUP cierran un pacto para establecer un cordón sanitario a Vox en la cámara catalana

Laura Borràs, líder de JxCat en el Congreso

Laura Borràs, en el Parlament EP

JxCat presidirá el Parlamento catalán en la XIII legislatura. La CUP ha cedido finalmente, y a 24 horas de la constitución de la cámara ha anunciado que renunciaba a presidir la cámara. Es decir, a exigir el apoyo de ERC y JxCat para garantizar después una mayoría independentista para la investidura de Pere Aragonés como presidente de la Generalitat. Junts ostentará la presidencia, Esquerra una vicepresidencia y los antisistema entrarán en la Mesa con una secretaría.

Al acuerdo, sin embargo, le quedan flecos nada despreciables. Los antisistema mantienen su veto a que sea la líder de JxCat, Laura Borràs, quien presida el Parlament. «Nos preocupa que planee el nombre de Borràs como candidata a la presidencia del Parlament», ha advertido el dirigente de la CUP Carles Riera.

«El independentismo no se puede permitir ni una sombra de sospecha, tampoco en la presidencia del Parlament» ha añadido en referencia a la imputación de Borràs por supuesta malversación durante su mandato como directora de la Institución de las Letras Catalanas (ILC).

La cesión de la CUP

«Por responsabilidad, no entraremos en el juego que ha llevado la situación al límite, como está haciendo Junts, con el riesgo de que la presidencia del Parlament acabe en manos del PSC, el Constitucional y la patronal» ha argumentado Riera en una comparecencia en la que ha asumido la imposibilidad de que los antisistema presidan el Parlament. Pero los antisistema votarán a su candidato, Pau Juvillà, si la propuesta de Junts es Borràs.

ERC votará al candidato de JxCat, han anunciado por su parte los republicanos, garantizando su elección. Pero Junts no ha desvelado todavía quién será ese candidato. Diversas fuentes del partido han apuntado en los últimos días a Borràs, a la que el propio Carles Puigdemont señaló el miércoles como una «excelente» candidata a presidir el Parlament. Pero la interesada guarda silencio, y será esta tarde cuando el partido decida en su ejecutiva quién debe presidir el Parlament.

Los republicanos han «celebrado este primer paso» e insisten en que seguirán trabajando en los próximos días «para conseguir un acuerdo global que dé estabilidad y la máxima fortaleza» al próximo gobierno catalán.

Costa renuncia al escaño

Por su parte, el ex vicepresidente del Parlament y hombre de confianza de Puigdemont en la Mesa durante la pasada legislatura, Josep Costa, ha renunciado hoy a su acta de diputado. Costa debía asumir el escaño al que renunció Puigdemont, pero el ex vicepresidente no lo hará, y quien entrará en su lugar será Gloria Freixa.

Descartado Costa, uno de los nombres que suenan con fuerza para la presidencia del Parlament y Borràs no acepta asumirla es el de Meritxell Borràs. La hasta ahora consellera de Presidencia y portavoz del ejecutivo catalán parece descartada como miembro del nuevo Govern de Aragonés y ha expresado su disposición a presidir la cámara.

Cinturón sanitario a Vox

Paralelamente, PSC, ERC, JxCat, CatEC y la CUP han cerrado un acuerdo para establecer un cordón sanitario contra Vox en el Parlament. Los cinco partidos han acordado excluir a la formación de Santiago Abascal, que este viernes acudirá a la constitución del Parlament, de todos los órganos de gobierno de la cámara.

Se comprometen además a excluir a los diputados de Vox de los nombramientos que corresponden al Parlament, como senadores autonómicos. Para «no normalizar ni legitimar la acción política de la extrema derecha» se comprometen además a no suscribir ninguna iniciativa parlamentaria conjunta con Vox «y evitar que prosperen sus iniciativas» independientemente del contenido.

Comentar ()