España Las frases de la semana en la Audiencia Nacional

Juicio a la reputación del PP

Terminan las declaraciones de acusados ante el Tribunal que concluirá si la reforma de la sede del Partido Popular se pagó con dinero negro procedente de donaciones de empresarios a la 'caja B' o contabilidad extracontable que registró Luis Bárcenas

Imagen de tres de los imputados en el caso Bácenas

Carmen Vivas

El juicio que se celebra en la Audiencia Nacional para saber si el Partido Popular costeó parte de la reforma de su sede central con dinero negro procedente de donaciones de empresarios registradas en una caja B o contabilidad irregular por el ex tesorero Luis Bárcenas se convierte en un proceso a la reputación del partido.

Bárcenas caldeó el ambiente antes de que arrancaran las sesiones en la Audiencia Nacional con un escrito dirigido a la Fiscalía Anticorrupción en el que afirmó que la financiación irregular de la formación conservadora se remonta tres décadas atrás, cuando aún era Alianza Popular y se extendió hasta 2009, cuando estalló el caso Gürtel. Una vez en el banquillo, aseguró que no quería perjudicar a «quienes han sido compañeros durante 30 años y a algunos de ellos me une una estrecha amistad», pero la repercusión mediática de su testimonio, aunque similar al que ofreció en 2013 al juez Pablo Ruz, vuelve a batear a la formación de Pablo Casado.

Precisamente el ex tesorero, que se enfrenta a cinco años de prisión en este procedimiento que juzgará hasta mayo la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, hizo una diferencia clara el martes durante su declaración entre el «PP antiguo y el de Pablo Casado», al que libra de irregularidades.

Sin embargo, el daño que sus palabras hacen a la imagen del partido es claro, puesto que lo sitúa como heredero de la gestión de Mariano Rajoy -a quien acusa de destruir pruebas de la caja B y de poner en marcha desde el Gobierno una operación policial (Kitchen) para recuperar documentos en su poder y evitar que llegaran a manos de la Justicia- y de José María Aznar, a cuyos ministros coloca como receptores de sobresueldos a través de donaciones de empresarios no declaradas. De hecho, Bárcenas dice que fue el ex ministro Francisco Álvarez-Cascos quien los instauró para que tanto él como sus compañeros no perdieran dinero al pasar de ser diputados a miembros del Gobierno.

El asunto a juzgar, si hubo irregularidades en el pago de la sede de la céntrica calle Génova de Madrid, pasó casi a un segundo plano convirtiéndose las sesiones en un repaso a la corrupción histórica que pesa sobre las siglas del PP. Éstas fueron las frases más destacadas de acusados y testigos que resumen una semana contra su reputación:

Luis Bárcenas, ex tesorero (acusado)

  1. «Nos hemos equivocado, hemos cometido errores, nos hemos financiado irregularmente y sabíamos lo que estábamos haciendo»
  2. «Me parece una cobardía de algunos no dar la cara»
  3. «Al llegar al Gobierno, la ley de incompatibilidades impide que puedan cobrar y, como suponía una merma muy importante en la retribución, la propuesta que recibe el tesorero [Álvaro Lapuerta, su antecesor] es que no perciban menos dinero neto del que recibían. Y se complementó con fondos extracontables»
  4. «Lapuerta se desplazaba al Ministerio correspondiente y les entregaba los sobres»
  5. «Yo entregué sobres a Cascos, Arenas, Rajoy, Cospedal, Jaime Mayor Oreja, Trillo, Ortí Bordás, Pedro Arriola»
  6. «Rajoy se gira en el sillón y destruye las hojas de la caja B en la destructora que tenía detrás»
  7. «O toda mi contabilidad es verdadera o toda mi contabilidad es falsa»

Cristóbal Páez, ex gerente (acusado)

  1. «Bárcenas me entregó unas carpetas con documentación y me dijo: ‘Esto es lo que hay hasta el 96, lo posterior se lo dejo a otro'»
  2. «Se lo guardé pero le dije que no quería saber lo que había. No quería prestar atención, no tenía curiosidad, tenía miedo»
  3. «Bárcenas me dijo no despaches con Cospedal y ella me dijo no despaches con él. Fue el origen de todo lo que me pasó después»
  4. «Se puso muy violento conmigo. Me arrojó un mechero, que lo pude esquivar. Me fui, le dije no quiero que me trates así y él me amenazó. Me dijo: ‘Estás muerto, estás acabado'»
  5. «Le dije a Rajoy: ‘Me ha pedido disculpas, pero no han sido sinceras y no entiendo por qué sigue aquí’. Rajoy contestó: ‘Poneos de acuerdo’. Lo dejó todo en el aire»

Jorge Trías, el filtrador de los ‘papeles’ (testigo)

  1. «Bárcenas me pidió que hiciera una valoración jurídica de los papeles. No vi posibilidad de delito fiscal pero sí un monumental escándalo político»
  2. «Los dirigentes de entonces del PP me amenazaron con todo tipo de desgracias que ocurrirían sobre mi, demandas multimillonarias…Se me aproximó el abogado de Álvaro Lapuerta, Javier Iglesias, hijo del gran romanista Javier Iglesias, para decirme que mi carrera profesional como abogado estaba terminada…fue un acoso terrible»
  3. «Rajoy, al que me encontré a la salida de un funeral, me dijo: ‘Qué va a hacer ese’. Era un hombre muy indeciso a quien le molestaban los líos y vi que dejaría el asunto pudrirse como finalmente ocurrió»

Carlo Bugniani, ex auditor interno (testigo)

  1. «En cuanto a los donativos anónimos, el control consistía en que al final del año, cuando se consolidaban las cuentas, se calculaba que lo ingresado no superara el límite legal, que en aquella época me parece que era un 5% de la dotación a la financiación de partidos políticos»
  2. «Bárcenas era el que mandaba»
  3. «El donativo anónimo, gracias a Dios, ya no existe»

Te puede interesar

Comentar ()