España | País Vasco

Los contagios entre adolescentes vascos duplican ya a los de mayores de 65 años

La incidencia acumulada entre los menores de 18 años ronda los 400 casos por cada 100.000 habitantes frente a los menos de 200 casos que gracias a las vacunaciones se registran en la población de más edad.

Una mujer riega el seto de Vitoria en la plaza de la Virgen Blanca de la capital alavesa.

Una mujer riega el seto de Vitoria en la plaza de la Virgen Blanca de la capital alavesa. MIKEL SEGOVIA

El indicador hace días que no ha dejado de subir. La tasa acumulada de casos en Euskadi le sitúa ya a la cabeza de la incidencia de la pandemia en esta incipiente cuarta ola. Los 282 casos por cada 100.000 habitantes comunicados ayer por el Gobierno vasco casi duplican la incidencia media en España, que ayer el ministerio de Sanidad fijó en 147 casos. La preocupación se ha instalado en la consejería de Salud que augura aún días de incremento de contagios y evolución al alza de la pandemia. Y el foco de mayor inquietud lo tiene en los más jóvenes. La incidencia acumulada entre los jóvenes de 13 a 18 años duplica la de los mayores de 65 años y casi triplica la de los más ancianos.

Mientras la vacunación de la población de más edad, los mayores de 80 años, afronta su última fase en Euskadi, la situación de los adolescentes se ha complicado en los últimos días. Los datos muestran que entre la población de entre 13 y 16 años el impacto del coronavirus es ahora muy elevado, con una incidencia acumulada de 404 casos por cada 100.000 y de sólo algo menor, 379 casos, en la franja de entre 17 y 18 años.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui ha hecho un llamamiento a toda la población para que “seamos conscientes de la realidad en la que vivimos” y no relajar las medidas de prevención: “La incidencia entre los más jóvenes es más elevada y es donde tenemos que insistir, deben reducir la movilidad y los contactos”, alertó ayer tras el Consejo de Gobierno.

La preocupación viene motivada por la incidencia que el periodo vacacional en el que nos encontramos pueda tener, así como eventos como la final de la Copa del Rey que el Athletic Club y la Real Sociedad jugarán este sábado. El Gobierno ha puesto en marcha una campaña para concienciar a la población, en especial a los más jóvenes, de que las celebraciones tendrán que llevarse a cabo en casa y evitando siempre las concentraciones, “esta Copa se queda en casa”, es el lema de la campaña.

Cierres perimetrales

El repunte de casos es más acentuado en ciudades como Bilbao y Vitoria. En el caso de la capital vizcaína, el núcleo urbano más poblado del País Vasco, la incidencia acumulada alcanza ya los 350 casos. En el caso de Vitoria la situación es incluso peor, con 371 casos por cada 100.000 habitantes. San Sebastián es por ahora la que mantiene una incidencia mejor, con 197 casos. Estos indicadores dejan sin embargo a Bilbao y Vitoria a puertas del cierre perimetral que desde este lunes rige en Euskadi para los municipios que alcanzan una incidencia acumulada de 400 casos. La lista de localidades, por ahora compuesta por 9 localidades con más de 5.000 habitantes, se actualiza semanalmente.

El plan de contención del Gobierno contempla también el cierre perimetral de provincias completas. Álava es por el momento la que más cerca está de alcanzar la incidencia acumulada de 400 casos. El informe emitido ayer situaba la evolución de la pandemia en los 356 casos. En Gipuzkoa está en 273 casos y en Bizkaia en 260.

El buen tiempo de estos días también se ha convertido en un factor que ha favorecido la movilidad en el interior de la Comunidad Autónoma. El pasado fin de semana se registró una gran afluencia de visitantes a los arenales vascos y a algunos de los principales municipios de veraneo en el País Vasco.

Leve mejora en la vacunación

El Ejecutivo vasco incluyó en la modificación del decreto que regula las limitaciones a la movilidad y actividad la excepción para poder sortear el perimetraje municipal a quienes tengan reservas de hotel anteriores al 26 de marzo. Una medida que sin embargo días después invitó a reconsiderar y a desplazarse sólo si se consideraba necesario.

El inicio de la ‘cuarta ola’ de la pandemia en Euskadi se produce con una tasa de vacunación baja que apenas alcanza al 4,7% de la población. En los tres meses desde que se inició la administración de las primeras dosis sólo 101.299 personas –según los datos de Sanidad- han completado la pauta de vacunación. Además, otras 260.000 han recibido una primera dosis.

Sagardui ha asegurado que se ha procedido a inocular las vacunas en la medida en la que llegaban y que la flexibilización de las reservas estratégicas de las segundas dosis ha permitido elevar de modo importante las inoculaciones. El País Vasco ha administrado el 90% de las dosis recibidas, abandonando los puestos de cola en administración de vacunas que hasta hace unos días ocupaba.  Euskadi cuenta con 150 puntos de vacunación, en algunos espacios grandes espacios como el polideportivo de Illumbe en San Sebastián, en el frontón Lakua de Vitoria o el pabellón de La Casilla de Bilbao.

Comentar ()