España | País Vasco Final de la Copa del Rey

La Ertzaintza actuará "con rigurosidad" ante aglomeraciones en el adiós al Athletic

El Gobierno vasco quiere evitar las escenas con cientos de aficionados arropando al Athletic que se produjeron hace dos semanas y refuerza los controles. También intensifica la vigilancia para evitar nuevos incidentes en la previa del partido.

Un agente de la Ertzaintza durante uno de los controles instalados en el entorno de Lezama.

El Gobierno vasco no quiere que las escenas de aglomeraciones a la despedida del Athletic Club camino de la final de Copa vuelvan a repetirse. Este sábado el equipo rojiblanco se enfrenta al Fútbol Club Barcelona en la que será la segunda final en quince días tras la disputada el pasado día 3 contra la Real Sociedad en Sevilla, correspondiente a la edición de la pasada temporada. En aquella ocasión, las despedidas de ambos clubes vascos camino de la capital andaluza se produjeron con aglomeraciones de cientos de aficionados e incumplimiento de las medidas de prevención contra la pandemia.

El departamento de Seguridad ha advertido que intervendrá «con rigurosidad» para que se cumplan las restricciones y no se permita la presencia de aficionados en la salida de los jugadores del Athletic hoy camino de Sevilla. Para ello, la Ertzaintza y las policías locales han establecido controles de carretera y de vigilancia en los accesos a las instalaciones del Club en Lezama, así como en el entorno del aeropuerto desde el que hoy tiene previsto volar el equipo.

La Ertzaintza ha pedido a la ciudadanía que no se desplace para ver al equipo ni despedirlo. Recuerda que vigilará que tampoco se produzcan caravanas de apoyo en vehículos o motocicletas -como sucedió hace dos semanas- en el camino desde Lezama a la terminal de Loiu.

Incidentes

Los problemas para controlar la presencia de aficionados tanto en las instalaciones de Lezama como en las de Zubieta, en San Sebastián, provocaron numerosas críticas sobre la actuación de la Ertzaintza. A ello se sumó los graves incidentes ocurridos en Bilbao la tarde del 3 de abril en la calle Licenciado Poza de la capital vizcaína, punto habitual de encuentro de los aficionados rojiblancos. A media tarde cientos de personas se concentraron en la calle y provocaron altercados y lanzamiento de botellas a la Ertzaintza y la quema y cruce de contenedores. Ante el riesgo de una intervencion finalmente abandonó el lugar.

La consejería de seguridad ha preparado en esta ocasión un dispositivo especial para evitar que se repitan escenas como esas y se reforzará el operativo de vigilancia. Las circunstancias en apenas quince días han cambiado de modo importante. Entre la primera final de Copa y la segunda que este sábado jugará el Athletic la evolución de la pandemia se ha complicado de forma significativa en Bizkaia. Así, desde este martes Bilbao y municipios importantes de su entorno como Portugalete, Sestao o Getxo se encuentran bajo un cierre perimetral y con la actividad hostelera limitada a sólo dos turnos, de 06:30 a 09:30 horas y de 13.00 a 16:30 horas de la tarde.

El consejero de Seguridad y vicelehendakari del Ejecutivo considera que estas circunstancias suponen un cambio significativo respecto a las condiciones en las que se produjeron las horas previas del partido contra la Real hace dos semanas.

A ello se suma que la incidencia acumulada en Euskadi se encuentra en los niveles más altos desde febrero, con 437 casos por cada 100.000 habitantes, colocándose a la cabeza en toda España junto a Navarra. La situación es especialmente preocupante en el colectivo más joven, entre los 13 a 19 años, que en apenas dos semanas ha duplicado la incidencia del covid, alcanzando entre los adolescentes de 17 a 18 años una incidencia acumulada superior a los 900 casos.

Comentar ()