La campaña madrileña sigue adelante a menos de 10 días para las elecciones autonómicas del 4 de mayo. La izquierda trata de revitalizar sus opciones, lejanas a la victoria según el promedio de las encuestas, y aprovechar el tirón de las polémicas en los últimos debates electorales.

El PSOE, el partido que arrastra una peor tendencia según los últimos sondeos, con Ángel Gabilondo a la baja y amenazado por Más Madrid y Mónica García en la particular pelea de la izquierda, ha acudido a una figura televisiva para tratar de darle fuelle a su campaña. Este sábado, ha recurrido al presentador de Sálvame, Jorge Javier Vázquez, para apoyar al partido durante un mítin en la conocida como ‘Plaza Roja’ de Vallecas.

En ese lugar, donde Vox recibió un escrache, pedradas y algunas agresiones en su mítin de hace semanas, el PSOE ha organizado un mítin en el que ha llamado a votar para «defender la democracia» frente a Vox y frente al escenario de un pacto con Isabel Díaz Ayuso.

Jorge Javier Vázquez ha llegado al acto acompañando a Ángel Gabilondo y Adriana Lastra, y se ha sentado durante todo el evento a la izquierda del candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid. No es la primera vez que el afamado presentador se significa con los colores del PSOE, y ya aseguró en un artículo en Lecturas que votaría por Gabilondo el 4-M. Sin embargo, llama la atención la posición de protagonismo político que le ha concedido el PSOE en este acto central de su campaña.

En su intervención, Gabilondo ha dicho que Madrid vive una situación de «emergencia» y que «sólo un PSOE fuerte puede hacer ganar a la democracia». El mismo mensaje que ha publicado en sus redes sociales Jorge Javier: «No existe equidistancia posible. O democracia o fascismo».

PP: ‘Resucitan al dóberman, es patético’

Contra ese discurso respondía al mismo tiempo el Partido Popular con un acto en Pozuelo de Alarcón en el que han participado tanto la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, como el presidente del partido, Pablo Casado.

«Lo último que ha hecho la izquierda es resucitar al dóberman, es patético», ha enfatizado Casado, en referencia a las campañas del miedo de la izquierda contra el PP de Aznar. «Si el 4 de mayo le va mal a Sánchez, desde el 4 de mayo a España le va a ir muy bien», ha subrayado el líder de la oposición.

Ayuso, por su parte, ha reclamado que «el PP no está para estos circos», tras las trifulcas entre Podemos y Vox, y se ha centrado en la gestión sanitaria de la pandemia y en el horizonte económico de la Comunidad de Madrid, alertando sobre la subida fiscal que el Ejecutivo pretende aprobar afectando a impuestos como el de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones.

«No dejan de mentir, con las cifras y con el miedo», ha recalcado Ayuso, tras recordar el bandazo de Gabilondo en el debate, cuando pasó de descartar gobernar con Iglesias a apelarle diciendo que tenían «12 días para ganar». Para situarse frente a Sánchez e Iglesias, ha dicho Ayuso, «no hace falta ser de derechas, hace falta ser sensato».