España | País Vasco

Sánchez remitió por carta a Urkullu al Consejo Interterritorial una hora antes de firmar su decreto

El presidente respondió a las 15.00 horas del 7 de mayo, quince días después de la carta del lehendakari, que no prorrogaría la alarma y que el Consejo había sido eficaz en la "cogobernanza" y toma de decisiones de las CCAA.

El lehendakari, Íñigo Urkullu, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El lehendakari, Íñigo Urkullu, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. ep

La respuesta del presidente del Gobierno llegó dos semanas después de la carta remitida por Urkullu y después de que este le reprochará hasta en dos ocasiones no haber hecho ni siquiera «acuse de recibo» a su petición. Lo hizo además horas después de que Urkullu viera tumbada su aspiración por los tribunales. Esa mañana el TSJPV había denegado la legalidad del decreto que aspiraba a mantener los cierres perimetrales, el toque de queda y las limitaciones de agrupación una vez decayera el Estado de Alarma.

La carta de Moncloa llegaba apenas una hora antes de que el lehendakari se dispusiera a corregir su decreto y a certificar que su aspiración reiterada de que el Ejecutivo prorrogara el Estado de Alarma no se cumpliría. Aquella tarde, el tono de derrota del lehendakari fue evidente, el País Vasco, con la mayor tasa de incidencia del país, debería luchar las mismas armas contra la pandemia que el resto de comunidades autónomas. La carta de Pedro Sánchez no hizo distingo alguno.

Hasta ese día Urkullu había repetido en varias ocasiones que el presidente Sánchez le diera respuesta a la misiva que le había remitido el 22 de abril para instarle a mantener el Estado de Alarma. Hoy sabemos que finalmente, casi en el últio minuto, sí lo hizo. Lo ha desvelado el portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria. La respuesta del presidente del Gobierno llegó a las 15.00 horas del viernes 7 de mayo, apenas una hora antes de que Urkullu convocara a su comité de expertos, el LABI, para certificar el decreto definitivo a aplicar tras el fin del Estado de Alarma.

En la respuesta, Sánchez se limitó a remitir a Urkullu a acudir al Consejo Interterritorial en busca de acuerdos para la implantacion de medidas. Llegó incluso a recordarle que se había demostrado como un organismo eficaz de «cogobernanza» con las comunidades autónomas. Tras reiterarle que no mantendría el Estado de Alarma, Sánchez le recordó que los acuerdos sobre posibles medidas a adoptar por parte de las comunidades autónomas se toman en el Consejo Interterritorial de Salud «que ha dado sobradas muestras de su buen funcionamiento»: «Incluso los tribunales se han pronunciado asegurando que sus decisiones son de obligado cumplimiento», afirmaba Sánchez.

Riesgo de inseguridad

Quince días a antes Urkullu le había trasladado a Sánchez su inquietud ante «el riesgo de inseguridad y demora de efectividad» en la lucha contra la pandemia que podría suponer el fin de las medidas de restricción aplicadas hasta el pasado 9 de mayo. Además, le mostró su inquietud a que se extendiera «la interpretación social de posibilidad de una vida sin restricciones en un tiempo en el que persiste la incidencia grave de la pandemia».

El lehendakari llegó incluso a proponerle a Sánchez cerrar un acuerdo para pactar la duracion y el contenido de una futura prórroga del Estado de Alarma. Finalmente, el planteamiento de Urkullu fue desoído. Urkullu recordo al presidente del Gobierno que sin contar con el aval del Estado de Alarma ni una modificacion de la legislación ordinaria las comunidades autonomas se quedarían «sin garantías jurídicas ni capacidad operativa para aprobar medidas necesarias».

El portavoz del Gobierno vasco no ha ocultado el malestar que la respuesta del presidente del Gobierno ha producido en el Ejecutivo de Urkullu, por el contenido y forma en la que se remitió. Evitando la crítica contundente, Zupiria sí ha señalado que los que Urkullu había pedido a Sánchez «era otra cosa» y subrayando la demora en la respuesta, «esta es la respuesta oficial, este es el marco en el que nos movemos».

No ‘judicializar’

El Gobierno vasco ha insistido en que no tiene previsto solicitar el Estado de Alarma únicamente para Euskadi y que ni siquiera contempla aún cuál será su posición si el Tribunal Supremo respalda la legalidad de las restricciones en el recurso del Gobierno canario. «No vamos a contribuir a la judicialización. En ese caso lo analizaremos y tomaremos una decision».

Urkullu ya avanzó tras la resolución del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en la que tumbaba su decreto de restricciones, que no la recurriría. Hoy Zupiria también ha evitado contestar al presidente del TSJPV, Iñaki Subijana, quien hoy ha recordado que Euskadi podría solicitar el Estado de Alarma al Gobierno: «No vamos a responder, él puede dar su opinión. Con la experiencia que tenemos, vamos a sere prudentesm no contundentes con lo que vamos a hacer. Esta pandemia nos ha puesto a todos en nuestro sitio».

Comentar ()