El candidato a presidir el PPCV, Carlos Mazón

El candidato a presidir el PPCV, Carlos Mazón

España ENTREVISTA | CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DEL PP EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

Carlos Mazón: "Ximo Puig ha vendido su tierra a Madrid y al independentismo catalán"

En conversación con 'El Independiente', Mazón reivindica al ex presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y propone "rehabilitar su figura", aunque no apostará por él para la alcaldía de Valencia

Carlos Mazón (Alicante, 1971) probó otras artes antes de dedicarse enteramente a la política. En 2011, el ahora candidato a dirigir el PP de la Comunidad Valenciana se presentó, sin éxito, a la preselección de RTVE para Eurovisión como parte de la banda musical Marengo. El presidente de la Diputación de Alicante espera tener ahora más suerte de la que tuvo hace 10 años en el ámbito musical, y ha oficializado ya su candidatura para presidir el PPCV con la bendición de Génova, paso previo necesario para aspirar a convertirse en el próximo presidente de la Generalitat, un deseo que no esconde ni un público ni en privado.

El próximo 3 de julio se celebrará en Valencia el congreso territorial del partido. Carlos Mazón, que creció en política al calor de Eduardo Zaplana, se medirá a José Vicente Anaya, el candidato aupado entre otros por Francisco Camps que promete dar la batalla al hombre fuerte de Génova y resucitar las viejas rivalidades con el ‘zaplanismo’. Pese a ello, en su conversación con El Independiente, Mazón reivindica al ex presidente de la Comunidad Valenciana y propone «rehabilitar su figura», aunque rechaza abiertamente las aspiraciones de Camps de emerger de nuevo en la política regional como nuevo alcalde de Valencia. «Mi apuesta es María José Catalá», suscribe.

P.- ¿Optará al a presidencia de la Generalitat si consigue liderar el PPCV el próximo 3 de julio?

R.- Esa ratificación le corresponde a la dirección nacional del partido. Yo soy muy respetuoso con ese hecho, pero siempre he pensado que el presidente del PPCV debería ser el candidato a la Generalitat. Eso lo tengo en la cabeza.

P.- ¿Por qué decidió dar un paso adelante?

R.- Fue una decisión que tomé poco a poco. Desde que llegué a la presidencia de la Diputación de Alicante, muchos compañeros se me acercaron y me plantearon la idea de que lo que estábamos haciendo en Alicante era una referencia, y que el cambio que hacía falta para la Generalitat podía encabezarlo yo. Nos estábamos enfrentando al nacionalismo, a los comunistas, a los socialistas… . Decidí abrir un proceso de reflexión propia y, al final, me decidí.

P.- De usted se dice que es el candidato elegido por Génova. ¿Se siente cómodo con esa ‘etiqueta’?

R.- Yo siempre he luchado contra las etiquetas. Y seguiré luchando contra ellas. El apoyo que de verdad me interesa es el de mis compañeros del PP de la Comunidad Valenciana. Es lo que más me interesa. El resto ni me quita ni me aporta. No hago caso de esas cosas.

P.- Pero fue Pablo Casado quien le animó a presentarse.

R.- En realidad fui yo el que comunicó la decisión tanto a la dirección nacional como a la regional. Creo que tengo todo el derecho del mundo, como cualquier otro afiliado. En este partido gozamos de un sistema de primarias en el que independientemente de los aparatos, la fuerza la tienen que aportar los que te rodean. El mejor ejemplo de eso es, precisamente, Pablo Casado, que contra un aparato consiguió el apoyo de sus compañeros.

P.- Todo apunta a que no habrá congreso a la búlgara. José Vicente Anaya mantiene, de momento, su intención de presentar batalla.

R.- Bueno, yo le he ofrecido que nos integremos. Espero que en los próximos días podamos llegar a un acuerdo. Si gano el congreso, que espero que sí, contaré con él. Quiero contar también con mucha gente que no está en el PP. El salto a la Generalitat lo tenemos que hacer entre todos.

El candidato a presidir el PPCV, Carlos Mazón

P.- ¿Puede poner algún ejemplo de algún cargo político externo al PP con el que quiera contar para su proyecto?

R.- Bueno, esto es una filosofía real. Hay cargos y votantes que durante años perdieron su confianza en el partido, o que fueron a buscar otras referencias. Yo quiero recuperar a toda esa gente. Aún es pronto para poner nombres, pero creo que todo el mundo puede echar una mano. Los que estuvieron para que vuelvan. Y los que están para que se comprometan más.

P.- ¿En qué se diferenciará su proyecto del que ha encabezado Isabel Bonig hasta ahora al frente del PPCV?

R.- Son dos etapas distintas. Ella asumió el partido en 2015, y ahora estamos en 2021. Hay que evitar hacer comparaciones. No creo que aporte. Ahora abrimos una nueva etapa y tenemos que ir a por ella todos juntos.

No voy a desplegar una campaña contra nadie, porque no le tengo miedo a nadie

P.- Cree entonces que su etapa como líder se agotó. Que hacía falta un cambio.

R.- No. Di el paso porque tengo el mismo derecho que cualquiera a presentarme. Ella ha hecho una buena labor de oposición y ha atravesado por momentos duros. Mi apuesta no es contra algo que se haya hecho mal en el partido. Mi apuesta es porque tengo todo el derecho a intentar mejorar las cosas.

P.- ¿Por qué perdió Isabel Bonig la confianza de la dirección del partido? ¿Tantas cosas había que mejorar?

R.- No creo que sea un problema de pérdida de confianza en Isabel. Todos estamos muy satisfechos, y mi sensación es que la dirección también lo está. Ella misma ha reconocido que la dirección nacional le ha pedido seguir en el proyecto y le he hecho diversas propuestas.

P.- Ella dijo en rueda de prensa que se marchaba con «pesar» porque había perdido la confianza de Génova.

R.- Entiendo que se puede referir al hecho de presidir el PPCV. Pero presidente sólo puede ser uno. Yo siempre he estado en el PP ayudando desde la militancia, desde la base o donde me haya tocado. Todos tenemos que saber estar en un sitio y en otro.

P.- «No me arrepiento de haberme centrado en la oposición y de haber descuidado a adversarios internos». ¿Se sintió aludido cuando Bonig pronunció estas palabras en su discurso de despedida?

R.- No. La verdad es que mis adversarios políticos no están en el PP. Y jamás utilizaría esta expresión para referirme a un compañero.

P.- ¿A quién cree que se refería entonces?

R.- Habrá que preguntárselo a ella.

P.- Compromís ha desplegado ya una campaña contra usted. Le tildan de formar parte de la «mafia zaplanista» y asocian su nombre con la corrupción del PP.

R.- Yo me llamo Carlos Mazón y esto es 2021. Repito que detesto las etiquetas. Pero que Compromís haga esto me llena de satisfacción. Cada uno combate sus miedos como puede o como sabe. Yo me centraré en explicar mi proyecto, mis ganas y mi orgullo de ser lo que soy y defenderlo donde toque. No voy a desplegar ninguna campaña contra nadie, porque no le tengo miedo a nadie.

Antes o después, el PP tendrá que reivindicar y rehabilitar la figura de Francisco Camps

P.- ¿Qué contacto mantiene con Eduardo Zaplana?

R.- Hace mucho tiempo que no hablo con él. Le escribí la pasada Navidad y me preocupé por su estado de salud.

P.- ¿Le enorgullece su legado?

R.- Yo reivindico el legado de todos los gobiernos del PP, que trajeron los mejores datos de creación de empleo, que redujeron las listas de espera y que pusieron a la Comunidad Valenciana a la vanguardia. Reivindico los muchísimos hitos que tiene el PP por bandera, pero sobre todo reivindico lo que está por venir.

P.- ¿Cree que el hecho de que amigos y enemigos le ubiquen a la sombra de Eduardo Zaplana puede convertirse en un hándicap para su ascenso político?

R.- Considero que si me estigmatizan o me etiquetan es porque me tienen bastante miedo.

P.- ¿Qué encaje debe tener Francisco Camps en la política valenciana?

R.- La travesía judicial y social que ha vivido Francisco Camps ha sido muy dura. Es muy injusto lo que se ha hecho con él. Yo le deseo lo mejor en los procesos que le quedan por delante, y confío en que saldrán bien. Antes o después, el PP tendrá que reivindicar y rehabilitar la figura de Francisco Camps. Cuando todo se resuelva, tendremos que hacerlo, y yo seré el primero en proponerlo.

P.- Pero no cree que haya llegado aún el momento.

R.- Cuando tenga que tomar decisiones abordaré los nombres propios. No creo que ahora toque. En este partido hay muchas personas, no sólo Francisco Camps, que han sido muy injustamente tratadas. También es verdad que muchos otros nos han avergonzado y ya no forman parte del PP.

P.- ¿Contemplaría su candidatura como alcalde de Valencia, por ejemplo?

La Generalitat mira a Cataluña con subordinación y a Madrid con envidia y odio

R.- Cuando llegue el momento, la dirección nacional tomará la decisión oportuna. Pero a mí, cuando se me pregunte, lo diré claramente. Mi favorita es María José Catalá. Con ella tenemos a tiro a la persona que acabará siendo la mejor alcaldesa de España.

P.- ¿Y qué pasará con Toni Cantó? ¿Cree que tiene hueco en el PP valenciano o que su futuro está en Madrid?

R.- Él no deja de decir que es un alma libre. Y que como buen actor no sabe lo que hará el mes que viene. Yo me estoy centrando en mis compañeros de partido. Toni no está afiliado al PP, pero quiero darle las gracias públicamente por la campaña que ha hecho junto a Isabel Díaz Ayuso. Todos los que remen a favor, serán bienvenidos.

P.- La semana pasada conocimos la deserción de varios diputados de Ciudadanos de las Cortes Valencianas. ¿El PP les ha abierto ya las puertas?

R.- No. Yo soy muy respetuoso con lo que ocurre a nivel interno en otros partidos. Con Ciudadanos tengo una extraordinaria relación. Junto a ellos estamos transformando Alicante.

P.- ¿La disolución de Ciudadanos es positiva para el PP en la Comunidad Valenciana como lo ha sido en Madrid?

R.- Independientemente de lo que ocurra con el partido como tal, lo que siempre he dicho, digo y diré es que la confluencia tanto con el espacio liberal como socialdemócrata y conservador es muy importante para nosotros. Nos necesitamos todos, pero la verdadera opción de sacar a Sánchez de la Moncloa es el PP.

P.- ¿Suscribe la ruptura con Vox que suscribió Pablo Casado durante la moción de censura?

R.- Pablo Casado presumió de que su partido no es Vox. Somos partidos distintos. Hay puntos en los que podemos estar de acuerdo y otros que son más difíciles. Eso no significa que no podamos llegar a puntos de encuentro con Vox que pueden ser beneficiosos para todos.

P.- ¿Con quién te identificas más? ¿Con Isabel Díaz Ayuso, sin demasiados prejuicios a la hora de pactar con Vox; o con Alberto Núñez Feijóo, que les levantó un cordón sanitario?

R.- A mí me gusta el estilo de Pablo Casado. Lo importante no son los partidos, sino los ciudadanos. Quiero que el PP pueda desarrollar completamente su programa de Gobierno. Y cuantos más apoyos en las Cortes, mejor.

P.- ¿Qué es lo que, a su juicio, ha sido lo peor que ha hecho Ximo Puig al frente de la Generalitat?

R.- Creo que hay dos cosas muy criticables de Ximo Puig: no defender a la comunidad y vender su tierra al partido en Madrid y al independentismo catalán; y dividir a los valencianos, entre los que hablan una lengua y otra; los que quieren elegir la educación de sus hijos y los que no; o los que van a misa y los que no. Esa división yo no se la voy a perdonar.

Yo soy antes de mi tierra que de mi partido. No estoy en política para más gloria del PP

P.- Reivindica en todo momento un ‘valencianismo’ arraigado a su persona. ¿En qué se concreta?

R.- En que debemos ocupar el peso que nos corresponde. Tenemos un Gobierno de la Generalitat que mira a Cataluña con subordinación y que mira a la Comunidad de Madrid con envidia y odio. Acusan a Madrid de ser un paraíso fiscal cuando aquí nos están imponiendo un infierno fiscal y no entienden que los valencianos somos españoles de primera división como el que más. Lo que quiero es que Cataluña nos mire con admiración, y que Madrid vea lo que somos capaces de hacer en la Comunidad Valenciana. Es un valencianismo de doble lealtad: a lo valenciano y a lo español.

P.- Si llega a presidir el PPCV y más tarde la Generalitat, ¿se compromete a no someterse tampoco a los dictados de su partido en Madrid?

R.- Siempre he dicho que no se puede ser antes del partido que de tu tierra. Es imposible. Yo me niego. Yo soy antes de mi tierra que del partido.

No solo me comprometo, sino que siempre he dicho que no se puede ser antes del partido que de tu tierra. Es imposible. Yo me niego. Yo soy antes de mi tierra que de mi partido. Las siglas son una estructura, un instrumento. No puede ser un fin en sí mismo. Ese es el error que han cometido muchos partidos de izquierda. Yo no estoy en política para más gloria del PP, sino para mayor gloria de su comunidad.

P.- ¿Es suficiente el éxito de Ayuso para que Pablo Casado logre sentarse en la Moncloa? ¿Qué papel jugará la Comunidad Valenciana en esta operación?

R.- Todo influye. Las victorias suman. Territorio a territorio, se está consiguiendo implantar el proyecto de Casado. Es lo que más nos urge a todos. Yo lo digo con toda la humildad, pero también con toda la ambición. Yo quiero que la victoria en la Comunidad Valenciana sea determinante para que Pablo Casado llegue a la Moncloa.

Comentar ()