España

El juez de Kitchen vuelve a citar a Villarejo tras sus declaraciones en la comisión del Congreso

José Manuel Villarejo, en la comisión de investigación de Kitchen en el Congreso de los Diputados.

José Manuel Villarejo, en la comisión de investigación de Kitchen en el Congreso de los Diputados. EFE

El juez de la Audiencia Nacional que investiga una supuesta operación «parapolicial» de espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas ha citado como investigados el próximo 2 de junio al excomisario José Manuel Villarejo y al ex número dos del Ministerio del Interior Francisco Martínez.

Ambos investigados desde hace tiempo en esta pieza del denominado «caso Tándem», el juez les emplaza a que vuelvan a declarar en calidad de imputados por los presuntos delitos de malversación de fondos públicos, prevaricación y descubrimiento y revelación de secretos.

La decisión del magistrado Manuel García Castellón se produce un día después de que el excomisario José Manuel Villarejo admitiese ante la comisión parlamentaria que también investiga esta operación haber tenido contacto directo vía mensajes «monosilábicos» con el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy sobre el operativo.

Durante su comparecencia, de tres horas y media, Villarejo indicó que estaban al tanto del operativo Rajoy, su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría; la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal; el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, que era quien, según él, reportaba a Sáenz de Santamaría al estar implicado el CNI.

Martínez será quien comience a contestar a las preguntas del juez y del resto de partes, a partir de las 10:00 horas, y Villarejo comparecerá en segundo lugar para aclarar ante el magistrado todo lo que sabe de esta supuesta operación parapolicial urdida desde Interior en 2013 para seguir a la familia de Barcenas en busca de documentos sensibles para el PP.

En su intervención de ayer en el Congreso, el comisario jubilado señaló que no sólo se buscaba esa documentación, sino también aquella que se sospechaba que podía guardar el extesorero del PP y que podía afectar a los intereses de altas instituciones del Estado, y era en esto último en lo que él creyó que pudo tener «interés» Rajoy.

Aunque dijo desconocer de quién salió la orden, señaló que suponía que «fue una operación del Gobierno», e indicó que le apartaron de la misma cuando comunicó que debían aportar la información que encontrasen al juez.

De ese Ejecutivo de Mariano Rajoy, están imputados, además del exsecretario de Estado Francisco Martínez, el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a quien su ex número dos atribuye una serie de mensajes hablando sobre esta operación que, presuntamente, se pagó con fondos reservados. Fernández Díaz siempre ha negado la autoría de los mismos.

Comentar ()