España

López del Hierro se niega a declarar en el Congreso sobre la Kitchen "por respeto al juez"

El marido de María Dolores de Cospedal elude aclarar su papel en la trama que investiga la Audiencia Nacional durante su comparecencia ante la comisión de investigación / Su imputación en la causa se ha conocido cuando se desarrollaba la sesión

El empresario Ignacio López del Hierro, este miércoles en la comisión de investigación de Kitchen.

El empresario Ignacio López del Hierro, este miércoles en la comisión de investigación de Kitchen. EP

El empresario Ignacio López del Hierro se ha negado este miércoles a responder a las preguntas de los diputados acerca de su papel en la Operación Kitchen «por respeto al juez» de la Audiencia Nacional que investiga este dispositivo, ordenado por el Ministerio del Interior en la etapa de Fernández Díaz para robar presuntamente documentación comprometedora al ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas.

Al inicio de su comparecencia ante la comisión de investigación constituida en la Cámara Baja para depurar eventuales responsabilidades políticas, el marido de María Dolores de Cospedal ha leído una declaración de menos de tres minutos en la que ha avanzado que no contestaría siguiendo las indicaciones de sus abogados.

En ese momento no había trascendido aún que López del Hierro y su esposa habían sido ya llamados al procedimiento en calidad de investigados, una decisión adoptada este martes por el juez Manuel García-Castellón y que se produce nueve meses después de que lo solicitara la Fiscalía Anticorrupción. Frente al criterio del Ministerio Público, el instructor considera que, hasta ahora, no se han reunido indicios suficientes para que acudan a declarar acompañados de abogados.

Antes de expresar su «absoluta consideración» al trabajo de los parlamentarios, el empresario ha recordado que se estaba instruyendo una causa en la Audiencia Nacional con un objeto similar al de la comisión de investigación y que parte de ese sumario estaba secreto, motivo por el que ha declinado responder.

De esta forma, López del Hierro no ha querido aclarar siquiera si estaba «imputado» en el caso Kitchen, como le ha planteado el diputado del PSOE Felipe Sicilia. «Me remito a lo que he dicho anteriormente», se ha limitado a contestar. «Usted no está imputado, no conoce la causa y en ningún momento podría incurrir en desvelar un secreto de un sumario que usted no conoce porque no ha sido imputado», le ha espetado el parlamentario, que se ha preguntado si había recibido ya indicaciones jurídicas porque «espera la imputación».

Sicilia ha lamentado la «falta de decoro y de respeto a la Cámara» al negarse a declarar, al entender que es una «pieza clave» en la operación policial que se investiga y cuyo testimonio podría arrojar luz sobre las incógnitas no despejadas aún. Su nombre es referido por el comisario José Manuel Villarejo, que le apoda como El polla en algunas de las conversaciones que grabó a espaldas de sus interlocutores.

El diputado socialista ha intentado sin éxito que López del Hierro aclarara si, como sostiene Villarejo, llamó al inspector de policía Andrés Gómez Gordo -jefe de Seguridad de María Dolores de Cospedal en la etapa de ésta como presidenta de Castilla-La Mancha- para que hablara con el chófer de la familia Bárcenas Iglesias y colaborara con la trama.

Tampoco ha podido conocer detalles acerca de los trabajos que el empresario y su esposa le hubieran podido encargar al antiguo agente encubierto, como se da a entender en una grabación realizada en la planta noble de Génova y fechada el 21 de septiembre de 2009. En concreto, en esa conversación el empresario le pide que indagara sobre la Fundación de Estudios Europeos, entidad que presidió Arenas durante su etapa como secretario general del partido (1999-2003) y en la que ocuparon cargos el ex eurodiputado Gerardo Galeote (vicepresidente) y Luis Bárcenas (tesorero).

De la misma manera, se han quedado sin respuesta las preguntas acerca de si el comisario principal Enrique García Castaño, El gordo, le mostró su «cabreo» después de ser destituido como jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) tras la llegada de Juan Ignacio Zoido al Ministerio del Interior y por qué tanto este mando ya jubilado como Villarejo y Eugenio Pino lo mencionan en sus declaraciones si él no tenía nada que ver con este departamento.

«¿Tiene usted algo que tapar?», le ha preguntado Sicilia. Éste ha interpretado su silencio por el «temor» del compareciente a que puedan ver la luz nuevas grabaciones que dejen evidencia el testimonio que pueda ofrecer en el Congreso. «Todo lo que tenía que decir lo he dicho al principio», ha insistido López del Hierro una y otra vez.

«Dicen más sus silencios que sus palabras», ha resumido el parlamentario del PSOE. «Es mucho lo que usted sabe de la Kitchen y de la Gürtel y del papel del PP en la Kitchen y en la Gürtel y ha preferido callar», ha añadido Sicilia, cuya última pregunta ha sido: «Señor López del Hierro, ¿teme usted que en los próximos días el juez de esta causa lo impute?».

Olona: «Esta comisión es estéril»

Minutos después de la lectura del documento que traía preparado López del Hierro con las recomendaciones de su abogado, en el que sostiene su «absoluta imposibilidad de acceder a los medios del Ministerio del Interior, ya sean técnicos, humanos ni de fondos reservados», los medios comenzaban a publicar su imputación y la de su esposa, María Dolores de Cospedal, en la pieza del caso Villarejo donde se aborda el espionaje a Bárcenas. «Yo no soy funcionario de dicho departamento [del Ministerio del Interior] ni de ninguna administración pública. Nunca he pertenecido, ni militado ni he sido afiliado al Partido Popular. Tampoco he tenido nunca un cargo que dependiera del PP», leyó previamente Del Hierro para desvincularse de cualquier responsabilidad en el operativo Kitchen.

Macarena Olona, portavoz de Vox en la comisión de investigación, ha leído al empresario la parte del auto de imputación del juez García-Castellón en el que el magistrado repasaba los indicios que le han llevado a citarle a declarar. «Desde el principio hemos dicho que no cabía celebrar una comisión donde iba a ser completamente estéril el desarrollo de las distintas sesiones. El tiempo nos ha dado la razón, todos los que tienen la condición de investigados se han acogido a su derecho a no declarar», reflexionó la diputada, que denunció amenazas por parte de un diputado del PP. «Nunca me habría imaginado que se me iba a amenazar en la Cámara, y menos por un diputado del PP. Esta comisión no está yendo nada bien», afirmó.

López del Hierro se entera de su imputación en el Congreso y dice que no le sorprende: «Llevaba tiempo saliendo en prensa»

El diputado de En Comú Podem Ismael Cortés ha preguntado a López del Hierro si la imputación le pilló por sorpresa. «No, llevaba mucho tiempo saliendo en la prensa», contestó el empresario, quien a preguntas del diputado de ERC Gabriel Rufián aseguró que antes de llegar al Congreso no conocía la imputación: «Me acabo de enterar», ha dicho.

Tanto Cortés, que fue repasando artículos de prensa con menciones a Del Hierro y Cospedal respecto a los hallazgos de la operación Kitchen, como Rufián hicieron distintas preguntas al compareciente que éste se negó a contestar. «Sé lo fuerte que es quien viene por cuántas personas del PP vienen con él. Han venido cuatro, y uno de ellos muy nervioso. Usted preocupa mucho al PP. ¿Cómo se lleva eso de llevar toda la vida moviendo los hilos, mandando muchísimo desde fuera?», ha preguntado Rufián, reprochando a López del Hierro su actitud, que ha considerado parecida a la de quien está «en un bar».

«Villarejo incluso tiene un mote para usted, el ‘Polla’. Entiendo que era amigo suyo», ha insistido Rufián sin respuesta por parte del compareciente. El parlamentario ha intento conocer su papel en una sociedad (Ibadesa Cat SL) que «compartió» con Jordi Pujol Ferrusola y que tributaba en «Angola, Gabón y República Dominicana». «Ha oído campanas y no sabe dónde. Estúdieselo», le ha contestado.

Sobre este asunto también se ha interesado el diputado de Ciudadanos Edmundo Bal, que ha dicho conocer los hechos por su condición de abogado del Estado (ahora en excedencia). «Tenga rigor», le ha afeado el compareciente al parlamentario, que ha lamentado que no haya querido aprovechar su comparecencia en el Congreso para aportar «elementos de descargo» y aclarar los «gravísimos indicios de su participación en los hechos».

«Interés» en anular pruebas

Edmundo Bal, que ha llamado la atención sobre el hecho de que el nombre de López del Hierro «sobrevuela» diversas escándalos, le ha preguntado si las siglas que aparecen en los papeles del ex tesorero de un donante al PP corresponden a él. En este punto ha planteado que el compareciente tal vez podría haber tenido interés «presuntamente» interés directo «en que se anularan pruebas en manos del señor Bárcenas».

«Puede interpretar los gestos míos que considere oportunos, pero no le voy a contestar a nada», había contestado previamente López del Hierro a Rufián. «Pues trate de no gestualizar», ha continuado subiendo el nivel de enfrentamiento entre ambos. «Le falta un cubata. Con esa actitud, no ayuda. ¿Respetamos esta sede?», ha dicho el parlamentario de ERC. «Respete mi derecho a no declarar», pidió el marido de De Cospedal.

«Respeto su derecho a no declarar, no a no colaborar», ha contestado Rufián, que ha interpretado el silencio del empresario como el asentimiento de dichas afirmaciones sobre indicios contra él en la Operación Kitchen, puesto que en el único caso que ha contestado a sus preguntas ha sido para afirmar que era «falso, absolutamente falso» uno de los extremos del parlamentario. «Entonces, ¿el resto es verdadero?», dijo Rufián. «No son tan listos como se creen ustedes», remató

Por su parte, el parlamentario del Grupo Plural Josep Pagès ha preguntado a Ignacio López del Hierro si su «pertenencia» a lo que ha descrito como una «elite madrileña económica, judicial y policial» tiene que ver con el hecho de que haya salido su nombre en relación con los casos Gürtel y Kitchen. «No le voy a contestar», ha replicado.

Te puede interesar

Comentar ()