España

Carmen Calvo, a Vox: "El fascismo lleva 200 años repartiendo carnés de nación"

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo. EFE

Aunque este miércoles el Congreso ha acogido la última sesión de control antes de las vacaciones, sus señorías deberán volver al hemiciclo el próximo día 30, la fecha escogida por Pedro Sánchez para explicar la medida de gracia ante el Parlamento cuando ya se habrá cumplido una semana de la aprobación efectiva de los indultos y de la excarcelación de los nueve presos del ‘procés’. Con todo, la sesión de hoy no ha estado exenta de tensión con el desafío independentista como hilo conductor de los primeros compases del pleno. En este contexto, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha protagonizado un nuevo rifirrafe con el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, a cuya formación ha comparado con el «fascismo» que «lleva 200 años en España repartiendo carnés de nación» cuando éste ha acusado desde la tribuna al Gobierno de Sánchez de infringir un «daño irreparable» al país.

«Tienen un grado de cinismo asombroso», comenzaba Espinosa de los Monteros, que preguntaba a Carmen Calvo si «duerme bien por las noches sabiendo que han traicionado a la nación española». «¿De qué nación me habla usted? ¿La que representa legítimamente este Gobierno?», cuestionaba la vicepresidenta primera, que defendía la decisión del Ejecutivo con los indultos asegurando que «a esa nación no la hemos faltado de ninguna de las maneras». «¡Sólo hay una nación española!», espetaba el dirigente de Vox, que aprovechaba su último turno de intervención para recordar que «detrás de los indultos» se esconde «la amnistía y el referéndum» como ya han reivindicaron ayer mismo diversos cargos del nacionalismo catalán. «¿Dónde van a poner la raya?», cuestionaba.

Ha sido en ese momento cuando Carmen Calvo ha subido el tono de su discurso y ha equiparado a Vox con el «fascismo» y con el «conservadurismo más radical» por entonar un discurso «antiguo y peligroso» y creer que «tienen el monopolio de este país y que son los dueños de la palabra ‘España'». «La única diferencia es que ya no cuela. Llevamos 42 años de democracia sostenida, en la que no hay españoles de bien y de mal», seguía Calvo, entre los murmullos y los aspavientos de los diputados de la bancada de Vox. «Son antiguos, y son peligrosos», reiteraba la dirigente socialista desde su escaño.

Los indultos, «política y neuronas»

Como hiciera el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante el jefe de la oposición, Carmen Calvo ha pronunciado una férrea defensa de la medida de gracia a la que dio luz verde ayer mismo el Consejo de Ministros y que este miércoles se ha publicado definitivamente en el BOE. La vicepresidenta primera se ha sacudido de las críticas del PP, a cuya portavoz ha pedido que «deje de hacer política con las tripas y vuelvan a las neuronas», al tiempo que ha lanzado de nuevo el manido argumento de equiparar a los populares con la «ultraderecha».

Carmen Calvo ha metido el dedo en la llaga del PP recordando que «han desaparecido junto a Ciudadanos en Cataluña», y ha deslizado que, en el fondo, Moncloa ha hecho un favor a los de Pablo Casado con la aprobación de los indultos porque, si no, «¿de qué hablarían?», se preguntaba. «Nosotros hemos conseguido abrochar Cataluña a España. Se llama política, y se llama neuronas», zanjaba la vicepresidenta primera con golpe de micrófono incluido.

Te puede interesar

Comentar ()