España

Vox redobla la presión contra el PP para encabezar una moción contra Sánchez que apoyaría Cs

El presidente de Vox, Santiago Abascal.

El presidente de Vox, Santiago Abascal. EUROPA PRESS

Presentar una moción de censura contra Pedro Sánchez en estos momentos en el Congreso de los Diputados es sinónimo de fracaso casi asegurado por pura aritmética parlamentaria. Lo sabía Vox cuando presentó la suya el pasado mes de octubre, cuando todos los grupos parlamentarios, incluido el PP, votaron en contra de la iniciativa. Más que como un plebiscito a Sánchez, aquel debate terminó con un desenlace opuesto al previsto por los de Santiago Abascal: con Pablo Casado rompiendo firmemente todos los puentes que podían unirle al partido situado justo a su derecha. Meses después, el fantasma de una moción de censura vuelve a planear sobre la Cámara Baja, y Vox presiona desde la pasada semana al principal partido de la oposición para que sea «valiente» y dé el paso de presentar una moción de censura contra Sánchez aunque esté condenada al fracaso, con el objetivo de retratar al resto de fuerzas parlamentarias en su apoyo al Gobierno por la cesión de éste a los condenados del ‘procés’.

«El PP tendrá tiempo de reflexionar este verano sobre esta cuestión. Esperamos una respuesta», insistía este martes el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros. «Ellos tienen una responsabilidad como primer partido de la oposición que esperamos que asuman», añadía. Por el momento, la petición no pasará de propuesta a ‘ultimátum’ y Vox no fijará «plazos» al PP para tomar una decisión, aunque todo apunta a que el partido de Santiago Abascal utilizará la de la moción como vía de presión contra sus principales rivales políticos.

Si el PP decidiese dar el paso, ésta vez la iniciativa contaría con un mayor respaldo parlamentario que la anterior, pero fracasaría por la exigua pero suficiente mayoría con la que cuenta el Gobierno de Sánchez. En esta línea, Ciudadanos ya ha anunciado en los últimos días que su grupo parlamentario apoyaría una moción liderada por Pablo Casado en el Congreso, subiéndose al carro de la presión que ha desplegado Vox contra el PP. A juicio de la líder de la formación naranja, Inés Arrimadas, una nueva moción presentada por los de Santiago Abascal no haría sino «reforzar a Sánchez», mientras que una presentada por Pablo Casado sería «mucho más eficaz, útil y transversal», zanjaba en una entrevista para TVE.

Pero el PP no está por la labor. Fuentes del partido consultadas por El Independiente la pasada semana negaron la mayor sobre la posibilidad de presentar una moción que, a su juicio, «es ruido» y que, en todo caso, sólo sirve para «legitimar el fracaso» de la que presentó Vox el pasado mes de octubre. «Nuestra estrategia la definimos nosotros», contradecían en el PP. Y sus filas no se han movido un ápice de esta posición. «Serán los españoles los que hablen en las urnas. Ahí será donde, uniendo el voto del centro derecha en torno al PP, podamos forjar una alternativa a Sánchez», ratificaba la portavoz de los populares en el Congreso, Cuca Gamarra, cuando era preguntada por la cuestión.

Te puede interesar

Comentar ()