España

El periódico de Dina Bousselham cambia de dominio en plena batalla legal por la marca 'Última Hora'

La Oficina Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) acusa a la ex asesora de Iglesias de actuar de "mala fe" en el registro y uso de un dominio similar al de la cabecera mallorquina Última Hora

Dina Bousselham.

Dina Bousselham. FITXER

La Última Hora, el medio lanzado por el entorno de Podemos en mayo de 2020, ha mudado de dominio en los últimos días en plena batalla legal con el diario mallorquín Última Hora, que acusa a la web que dirige Dina Bousselham de “usurpación de marca y competencia desleal”. La empresa balear, que mantiene la vía judicial abierta, ha ganado el primero de los envites: la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) reconoce que el registro de laultimahora.es fue producto de la “mala fe” y ordena su cesión al demandante.

El dominio original de La Última Hora, cuya administradora es Bousselham, redirige desde finales de la semana pasada a luhnoticias.es, la nueva dirección desde la que medio promete “seguir investigando a los brazos mediáticos de las cloacas”. Según ha podido saber El Independiente, está vinculado al varapalo sufrido por la web de la formación morada ante la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI), el organismo que actúa como proveedor de servicios de resolución extrajudicial de conflictos para los dominios «.es».

La resolución del árbitro designado por la Oficina considera que el registro de «laultimahora.es» por parte de Bousselham “se había llevado a cabo con mala fe” y acordó que el dominio se cediese a los demandantes y titulares de las marcas, Última Hora S.A. y Hora Nova S.A., editores de Última Hora, fundado en 1893. “Cabe considerar acreditada la concurrencia de mala fe a los efectos del reglamento”, establece el experto en su veredicto final.

Una cesión congelada por el recurso

El nuevo dominio que alberga la publicación de la ex asesora de Pablo Iglesias durante su etapa como eurodiputado y ex diputada de Podemos en Madrid se registró el pasado 30 de junio por un período inicial de un año. Su propietario es Dina NOTICIAS SL. La web de Bousselham no ha respondido a la petición de información cursada por este diario.

La cesión del dominio original no se ha producido aún porque Bousselham inició la vía judicial “al no estar conforme con el contenido de la decisión emitida”, indican a este diario la asesoría jurídica de la Entidad Pública Empresarial Red.es.

“Tal y como se recoge en la normativa de aplicación reguladora del procedimiento, con el inicio de la vía judicial por alguna de las partes, la ejecución de la decisión emitida en el procedimiento extrajudicial queda en suspenso a expensas de lo que pueda ordenar el juzgado competente en la materia”, explican desde el organismo estatal que regula los dominios .es. “A día de hoy, aún seguimos a la espera de que las citadas actuaciones judiciales lleguen a su fin, y podamos ejecutar aquello que nos sea ordenado”, agregan.

La batalla del rotativo mallorquín

El litigio arrancó apenas unos días después del lanzamiento de la polémica web. La editora de Última Hora anunció el inicio de “las actuaciones legales pertinentes para que la web del entorno de Podemos ‘laultimahora.es’ cese de inmediato su actividad por usurpación de marca y competencia desleal”. “Producto de la confusión de marcas, de momento ya ha sido nuestro periódico quien ha recibido un requerimiento para rectificar una información ‘falsa y torticera’ referida a Ana Rosa Quintana. Esta noticia fue publicada por el periódico del entorno de Podemos”, denunciaba la cabecera balear.

Las alegaciones de la editora mallorquina dejan poco margen a la ex asesora podemita, que hasta ahora se ha negado a dar por perdida la batalla. “La demandada conocía la existencia de la marca Última Hora y del periódico de las demandantes cuando procedió al registro por medio de tercero o a la adquisición del nombre de dominio en disputa”, señalan los demandantes. “Que, hasta en dos ocasiones más se remitieron requerimientos a la Demandada (el 21 y 28 de mayo de 2020) intentando una solución amistosa, contestando la demandada solamente al último de estos requerimientos, manifestando su negativa a renunciar al nombre de dominio en disputa y al nombre de dominio”, recuerdan.

Estrategias para sortear la disputa

La creación de un nuevo dominio no es la única estrategia que ha tratado de usar Bousselham para sortear la disputa. “La demandada ha modificado el contenido de la página web ligada al nombre de dominio en disputa tras recibir los requerimientos de las Demandantes. En un principio utilizaba la propia marca de las demandantes de forma idéntica (Última Hora), añadiendo posteriormente el artículo “la” y la palabra “noticias”, apunta la demanda. El árbitro afirmó que “el nombre de dominio en disputa resulta similar hasta el punto de causar confusión con la marca y la denominación social que constituyen los derechos previos de la demandante”. 

La batalla judicial por el dominio no es la única que mantiene Bousselham. La investigación sobre el robo de su móvil en diciembre de 2015 constituye la “pieza Dina” investigada en la Audiencia Nacional. En mayo trascendió que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón no citará a Iglesias como investigado en el caso Dina hasta que tenga el resultado del informe policial sobre el uso que dio a la tarjeta móvil de Bousselham. Iglesias tuvo una copia de la tarjeta móvil de Bousselham antes que Villarejo y no se la devolvió durante al menos seis meses a su propietaria. Una actuación por la que el juez vio indicios de los presuntos delitos de daños informáticos, revelación de secretos y denuncia falsa contra Iglesias.

Te puede interesar

Comentar ()