España

El PSOE de Madrid convoca congreso con Lobato como apuesta frente a Ayuso

Ferraz desea que no haya más de una lista en las primarias madrileñas, a celebrar a mediados de octubre

Juan Lobato.

Juan Lobato.

Los socialistas madrileños celebran este sábado comité regional con el objetivo de convocar congreso a principios del mes de noviembre. Y no es un cónclave cualquiera. Tras el descalabro de las autonómicas del 4 de mayo, que les colocó como tercera fuerza política de la Comunidad tras Más Madrid, la idea es afrontar un proceso de profunda renovación, tanto de mensajes como de equipos, con Juan Lobato como principal apuesta para hacer frente a la popular Isabel Díaz Ayuso.

El PSM se juega en muy buena medida el ser o no ser en las elecciones autonómicas de mayo de 2023 y, para ello, necesitan recomponer el partido y poner toda su maquinaria a funcionar. No será hasta que se convoquen primarias, a la vuelta del verano, cuando se conozcan los nombres de los que aspiran a la secretaría general regional, aunque todas las apuestas apuntan al ex alcalde de Soto del Real.

Se trata de hacer en Madrid «lo que ha hecho Pedro con los segundos espadas»

Lobato, en cuyo entorno señalan que «este no es el momento de hablar de candidatos, sino de centrarse en el proyecto y en la ponencia política del congreso regional», fue de número cuatro en la lista de Ángel Gabilondo. Actual portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid, representa a esa nueva generación de socialistas a los que Pedro Sánchez quiere en el centro del terreno de juego, tal y como ha demostrado con la reciente remodelación ministerial.

Que su origen sea además municipalista, con experiencia de gestión, le coloca al lado de las ministras Isabel Rodríguez, Diana Morant y Raquel Sánchez, que hasta su entrada en el Gobierno eran alcaldesas de Puertollano (Ciudad Real), Gandía (Valencia) y Gavá (Barcelona), respectivamente. En definitiva, se trata de hacer en Madrid «lo que ha hecho Pedro con los segundos espadas», resume un dirigente socialista territorial.

Lobato fue en las municipales de 2019 uno de los alcaldes más votados de España, con un 59,3 por ciento de apoyos, sacando nada menos que 39 puntos de ventaja al PP. Cuando se presentó por primera vez en las listas del PSOE en 2003, para ser concejal, los socialistas acreditaban un insignificante 14,6 por ciento frente al poderío electoral de los populares. El mes de abril dejó la alcaldía para concurrir a las autonómicas aún a sabiendas de que el triunfo no estaba asegurado ni mucho menos.

Ahora se trata de dejar que el partido en Madrid y sus dirigentes «crezcan. Ya hemos probado la fórmula de ir cambiando de candidatos», la mayoría ajenos al PSM, muchos de ellos meros paracaidistas, otras veces ocurrencias, «y hemos visto los resultados. Es hora de probar otra cosa», narran las fuentes consultadas.

El PSM quiere un proceso «abierto, horizontal» para un partido «dinámico, moderno y transversal» con el que hacer frente, en primer lugar a Más Madrid de Mónica García y ponerse en disposición de llegar a disputar la presidencia de la Comunidad al PP. No parece que eso vaya a ser posible en menos de dos años, cuando se tienen que volver a convocar elecciones autonómicas, pero necesitan perentoriamente ganar terreno electoral y recuperar el título de primer partido de la oposición.

Ferraz desea que no haya más de una lista en las primarias madrileñas

Ferraz desea que no haya más de una lista en las primarias madrileñas, cuya campaña coincidirá con el congreso federal de Valencia. La que fuera número dos de la lista autonómica y actual portavoz en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, ha descartado que aspire a la secretaría general regional. Jalloul, que es una de las redactoras de la ponencia marco del federal, se perfila como miembro de la nueva dirección de Ferraz, donde también habrá muchos cambios.

Tampoco parece que vaya a haber competencia por parte de Reyes Maroto, una vez que ha sido confirmada por Sánchez ministra de Industria, Comercio y Turismo, a pesar de los rumores que apuntaban a su salida. Queda por saber si los tres alcaldes «rebeldes», esto es, el de Fuenlabrada, Getafe y Alcorcón (Javier Ayala, Sara Hernández y Natalia de Andrés, respectivamente) están dispuestos a presentar batalla en las primarias madrileñas.

Los tres defienden la necesidad de «rearmar» el partido «desde la experiencia municipal», y hasta puesto en marcha una web (rearmarparagobernar.com), pero no han aclarado hasta dónde quieren llegar.

A mediados del próximo mes de septiembre, la gestora del PSM abrirá el plazo de presentación de candidaturas para la consulta a las bases. En caso de haber más de un aspirante, tienen quince días para la preceptiva recogida de avales. La votación, de tener que celebrarse, tendría lugar el fin de semana del 23 de octubre y el congreso regional dos o tres semanas después.

«Este es el momento que debemos aprovechar. Hay tiempo para hacer un proyecto», aseveran en el PSM a sabiendas de que están pasando por unas circunstancias críticas.

Te puede interesar

Comentar ()