España

Sánchez arremete contra las comunidades que piden "más financiación y bajan impuestos"

El lunes se reúne la conferencia sectorial de fondos europeos para ver el criterio de reparto de los 10.500 millones anunciados por el jefe del Ejecutivo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez en su intervención previa a la XXIV Conferencia de Presidentes. EFE

Si en su primera intervención en la Conferencia de Presidentes, Pedro Sánchez vendió optimismo y anunció que antes de fin de año las Comunidades recibirán 10.500 millones de los fondos europeos, en el acto de clausura prefirió lanzar alguna que otra pulla a los allí convocados, sobre todo a cuenta de la financiación autonómica. Casi al término de sus palabras calificó de «ilógico» pedir «más financiación mientras se bajan impuestos».

La alusión tenía como destinatarios a aquellas comunidades que como Madrid, Andalucía o Murcia, tienen el tramo autonómico de IRPF más bajo o bonifican casi en su totalidad los impuestos de Sucesiones o Patrimonio. Y es que la práctica totalidad de los barones territoriales, incluidos los socialistas, han reclamado un nuevo modelo de financiación, dado que el actual caducó en 2014.

Admitió Sánchez que «es evidente que hay que abordar este debate» y asegurado que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, lo está viendo con los consejeros autonómicos , aunque lo cierto es que el pasado miércoles hubo Consejo de Política Fiscal y Financiera «y no estaba ni en el orden del día», afirman fuentes solventes. Sí se ha acordado la convocatoria, este lunes, de la conferencia sectorial de fondos europeos, donde Montero explicará sus homólogos autonómicos los criterios de reparto que tanto preocupan a los barones territoriales,

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo se hizo eco de las críticas respecto a la falta de reglamentación de la cita, la ausencia de trabajo previo y de conclusiones finales. En este sentido, dijo comprometerse a revisar el funcionamiento de este foro, tarea que recaerá en la nueva ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez. Lo cierto es que la Conferencia de Presidentes, que arrancó en 2005, gobernando José Luis Rodríguez Zapatero, se dotó de un reglamento cinco años después, con Mariano Rajoy en Moncloa, para regular su funcionamiento interno.

Sánchez lamenta que la sentencia del Supremo «limita la capacidad para hacer frente a las pandemias»

Menos suerte tuvieron los presidentes que como en andaluz Juan Manuel Moreno o el canario Ángel Víctor Torres, de signo político contrario, pidieron mecanismos con los que poder tomar medidas de restricción de movimientos para luchar contra el alto nivel de contagio de la variante Delta del Covid. Sánchez les replicó que debían remitirse a los tribunales y admitido que la sentencia del Supremo «limita mucho la capacidad de futuros gobernantes para hacer frente a las pandemias».

Reticente a implementar más mecanismos de control de contagio que no sean las vacunas -«son la solución», dijo- se mostró partidario de estudiar en septiembre la posibilidad de poner en marcha el certificado digital cuando la tasa de vacunación sea mayor de modo que no se «estigmatice» a los jóvenes que aún no pueden inocularse.

La frase con la que cerró la Conferencia y que, según la versión del cántabro Miguel Ángel Revilla provocó un «enfervorizado» aplauso de todos los asistentes. «Vamos a estar de vuestro lado independientemente del color político», concuyó el presidente del Gobierno.

Y mientras tanto, el «elefante» que transitaba por el magnífico claustro de Colón del Convento de San Esteban de Salamanca tenía nombre y apellidos, Pere Aragonés. «No se puede tratar mejor a quien no se sienta en las reuniones», «no se le puede dar más protagonismo a los que no quieren compartir sus opiniones», no acudir es desnaturalizar la cita», fueron algunas de las críticas vertidas por desde los socialistas Javier Lambán, Adrián Barbón y Emiliano García Page a los populares Alberto Núñez Feijóo o Fernando López Miras.

En el fondo, unos y otros parecían compartir la sensación de que el presidente de la Generalitat se va a a beneficiar de la letra pequeñas de los fondos, de las vacunas y de la financiación.

Te puede interesar

Comentar ()