España

Génova apremia a Juanma Moreno y apunta a noviembre para renovar el PP andaluz

Los 'populares' apuntan a que las elecciones en Andalucía podrían celebrarse en la primavera de 2022

El presidente del PP, Pablo Casado (i) y el presidente del PP-A, Juanma Moreno (d).

El presidente del PP, Pablo Casado (i) y el presidente del PP-A, Juanma Moreno (d). EUROPA PRESS

Juanma Moreno no quiere adelanto electoral y la dirección del PP respeta y apoya la decisión del barón popular. Ese es el mensaje que oficialmente se traslada dentro de las lindes de la cúpula nacional y regional del partido, pese a que durante meses no han sido pocas las voces que, especialmente desde Madrid, veían propicia una convocatoria electoral adelantada en Andalucía para aprovechar a partes iguales el ‘efecto Ayuso’, el hundimiento de Ciudadanos y la descomposición del PSOE-A, que ‘despidió’ oficialmente a Susana Díaz el pasado mes de julio.

Sin embargo, y «por lo que pueda pasar», en Génova apremian a la dirección regional a convocar cuanto antes el congreso del PP andaluz para culminar el proceso de renovación en este territorio y «cubrirnos las espaldas» ante un adelanto electoral que no terminan de descartar en la dirección nacional y que, según señalan fuentes del partido, podría llegar en primavera de 2022. Miembros de la cúpula nacional insisten en que unas elecciones en la región antes de plazo conviene a los intereses nacionales del partido, sobre todo con unas encuestas que siguen situando a Juanma Moreno cerca de la mayoría absoluta.

Desde Génova apuntan a que el congreso de Andalucía -que debe servir para ratificar a Juanma Moreno como presidente del PP regional- se convocará justo tras la convención nacional para que se celebre a mediados del mes de noviembre. Aunque sea la dirección nacional la que convoque, es el presidente andaluz el que debe decidir la fecha final del congreso «dentro de los plazos» que fijen desde Madrid. Fuentes del entorno de Juanma Moreno confirman la buena predisposición de la dirección regional para agendar la celebración del congreso en el mes de noviembre, aunque advierten que, con todo el partido volcado en la convención del PP, «aún no hay nada cerrado».

Pese a los deseos de Génova y la convicción de que amarrar una victoria incontestable y, sobre todo, temprana en Andalucía puede traducirse en un nuevo impulso para Pablo Casado en la arena nacional, Juanma Moreno sigue enfriando esa posibilidad, aunque cada vez hay más voces también entre las filas de los populares en Andalucía que reniegan de la posibilidad de agotar por completo el mandato y que las elecciones se celebren a finales de 2022.

No obstante, la estabilidad política en Andalucía ha tornado en algo complicado de mantener en los últimos meses, tanto por Vox, que ha aprovechado para poner la zancadilla a los últimos proyectos desarrollados por el Gobierno de la Junta, incluidos los presupuestos regionales, para presionar con un adelanto electoral a Moreno Bonilla; como por Ciudadanos, que atraviesa por su enésima crisis interna en la región y se ve abocado a la celebración de primarias en las próximas semanas.

En una entrevista para Canal Sur, Moreno apuntó hace unas semanas que no irá a las urnas incluso aunque tenga que prorrogar los presupuestos por la ausencia de un acuerdo con Vox, pero sí advirtió que «no tiene ningún sentido aguantar» si tanto sus socios de gobierno como los de Santiago Abascal convierten el Parlamento andaluz y su mandato en «una encerrona permanente».

Andalucía y Galicia antes que Madrid

El PP retomará tras el cierre de la convención nacional -que clausurará Pablo Casado en la plaza de toros de Valencia el próximo 3 de octubre- el proceso de renovación territorial que quedó en pausa por los preparativos del gran cónclave del PP. Así, el de Andalucía será uno de los primeros que se celebren en esta nueva etapa, pero aún quedarían otros 15 procesos, puesto que sólo se han celebrado los congresos de Baleares, Comunidad Valenciana y Galicia. De los congresos provinciales sólo queda pendiente el de Salamanca, que continúa sin fecha y donde podría haber turbulencias internas por la intención de Génova de arrebatar a Alfonso Fernández Mañueco su influencia en su particular feudo político.

Con el calendario que tiene en mente la dirección de Génova, tanto Alberto Núñez Feijóo como Juanma Moreno -en noviembre- revalidarán la presidencia del partido en las comunidades autónomas donde gobiernan antes de que Isabel Díaz Ayuso lo intente en la Comunidad de Madrid. Los congresos de las comunidades uniprovinciales, recuerdan en la dirección nacional, no se celebrarán hasta el primer semestre de 2022, y en la cúpula apuntan que el de Madrid, el que más quebraderos de cabeza dará a Pablo Casado y a su equipo, se dejará para el final y no llegará hasta mayo o junio del próximo año.

Te puede interesar

Comentar ()