España

El PSOE esconderá el debate República-Monarquía en su congreso federal

Ferraz estudia dar a José Luis Ábalos algún papel en el cónclave para resarcirle de una marcha aún no explicada

Sánchez en el 39 congreso de su partido en abril de 2017 EFE

Una vez más los socialistas soslayarán el debate sobre el modelo de Estado en un congreso federal. La cita de los días 15, 16 y 17 de octubre en Valencia no será una excepción a pesar de que la cuestión volverá a llegar, vía enmiendas, a las comisiones del cónclave. La intención de Ferraz es que cualquier texto que apueste por una república cuestionando la actual monarquía parlamentaria, muera en comisión, de modo que no pase al pleno del congreso federal, admiten fuentes socialistas.

Se pretende que éste sea un paseo triunfal de Pedro Sánchez, sin críticos, sin oposición interna, en definitiva, nadie que cuestione el liderazgo del secretario general del PSOE. Y la controversia República versus Monarquía no entra ni de lejos en la agenda de la cita. Cada vez que Sánchez ha sido interrogado al respecto en un asunto que, además, le enfrenta a sus socios de Gobierno, ha argumentado que nunca se le encontrará «socavando» las instituciones.

Las juventudes del PSOE e Izquierda Socialista quieren una Republica federal laica

El asunto lo plantearán, como viene siendo habitual, las Juventudes Socialistas, alentados en muy buena medida por las investigaciones judiciales en torno al Rey emérito. No es la primera vez ni mucho menos que lo ponen sobre la mesa. También la corriente crítica Izquierda Socialista, aunque tanto en un caso como en otro saben que, salvo sorpresa, es un intento condenado a la melancolía. El PSOE se declara republicano de corazón, pero asume la monarquía parlamentaria que consagra la Carta Magna.

La corriente crítica del PSOE habla en sus enmiendas de una «República Federal Laica» a través de un «referéndum consultivo» que llevaría, bien a una reforma constitucional o a abrir un nuevo proceso constituyente. Asimismo, el modelo de Estado sería el de un Estado federal, que, a su juicio, rebajaría las reivindicaciones independentistas. La propuesta federal no está muy lejos del modelo que propugna el socialismo, aunque nunca lo ha concretado.

Para que una enmienda llegue viva al pleno, debe ser apoyada, al menos, por el 20 por ciento de los miembros de la comisión en que se debate y ya se encargará Ferraz de que ninguna consigna los apoyos necesarios.

La ponencia marco del 40 congreso a lo más que llega es a apostar por una «cultura federal que se está abriendo camino en España con ocasión de los múltiples foros de deliberación colegiada que la pandemia está obligando a activar entre el Gobierno de España y los gobiernos autonómicos. Es una oportunidad para perfeccionar los mecanismos de cogobernanza y el compromiso común en un destino compartido», dice el texto.

El PSOE alerta sobre el «neocentralismo» de los que desprecian el estado de las autonomías

También alertan sobre los riesgos de lo que llaman neocentralismo «de quienes desprecian los logros evidentes del Estado de las Autonomías. La España multinivel moderna es la que ofrece cauces democráticos de diálogo y pacto en el marco de la ley para dar salidas a situaciones como la de Cataluña, en clave de mayor profundización del Estado de las autonomías», pero ni una palabra sobre la República.

Ferraz está administrando estos días las enmiendas de las organizaciones territoriales. Algunas de ellas se asumirán en el documento marco, otras se transaccionarán y las que no se acepten pero se mantengan vivas, pasarán primero por el filtro de la comisión correspondiente y, de recibir más del 20 por ciento del apoyo, a debate de los compromisarios del congreso citados en Valencia.

Asimismo, se está terminando de cerrar el calendario de las tres jornadas. Ferraz estudia la posibilidad de dar algún papel visible al ex secretario de Organización José Luis Ábalos, que acudirá a la cita entre otras cosas «porque se celebra -recuerdan- en su ciudad», Valencia. Sería a modo de desagravio por su intempestiva salida del Gobierno y de Ferraz en la crisis de principios de julio. Depende en todo caso de que Sánchez quiera, en cierto modo, resarcirle de una marcha aún no explicada.

Los ministros del sector socialista acudirán a Valencia, incluso los que no tienen carnet como Calviño o Escrivá

Además, la cita arrancará con una reunión del Consejo de Política Federal con el objeto de transmitir una imagen de unidad interna, amén de demostración de fuerza. En la misma no solo estarán los presidentes autonómicos socialistas y los secretarios generales territoriales, sino todo los ministros del sector socialista del Gobierno, todos, incluso los que no tiene carnet de militante, esto es, la vicepresidenta primera, Nadia Calviño; la titular de Defensa, Margarita Robles; el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el de Seguridad Social, José Luis Escrivá. Una llamada a rebato para iniciar una nueva precampaña electoral, otra, con la vista puesta en los comicios locales, autonómicos y generales de 2023.

Te puede interesar

Comentar ()