España

Brahim Ghali reaparece en los campamentos: "España tiene que responsabilizarse de la gestión marroquí del Sáhara"

El líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, durante su discurso este martes en el campamento de Dajla

El líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, durante su discurso este martes en el campamento de Dajla FRANCISCO CARRIÓN

“Estoy aquí levantado por el sueño de los saharauis”. Con estas palabras Brahim Ghali, el líder del Frente Polisario, ha roto este martes meses de silencio tras su hospitalización en España. Visiblemente recuperado y con el caso de su viaje médico en los tribunales españoles, Ghali ha dirigido su primer discurso desde los campamentos de refugiados saharauis. Una arenga en plena reanudación de la guerra con Marruecos y la reciente anulación del acuerdo pesquero entre la Unión Europea y Marruecos. “La sentencia viene a decir a España que tiene que responsabilizarse de la gestión que el enemigo marroquí hace en nuestras tierras”, ha denunciado Ghali.

«España fue testigo vergonzoso de aquel acuerdo tripartito de Madrid», ha añadido Ghali en alusión al acuerdo alcanzado por España, Marruecos y Mauritania el 14 de noviembre de 1975, días antes de la muerte del dictador Francisco Franco, que establecía la gestión de la entonces provincia española del Sáhara Occidental. A su juicio, el fallo del Tribunal General de la UE, conocido a finales de septiembre y contrario al acuerdo pesquero y agrícola entre Bruselas y Rabat, lanza el mensaje de que «la única autoridad para decidir sobre los recursos naturales y el territorio es el pueblo saharaui y su representante».

«Es ilegal que las empresas extranjeras y el régimen alauí gestionen nada en nuestras tierras. El pueblo saharaui ha sido injustamente tratado a lo largo de estos años y el régimen alauí se ha beneficiado ilegalmente de ellas», ha subrayado Ghali, presidente a su vez de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática, en un discurso con motivo de la celebración del día de la unidad saharaui. Preguntado por El Independiente, Ghali ha rehusado responder. Desde el Frente Polisario emplazan a una rueda de prensa que celebrará el próximo sábado.

Brahim Ghali, en uniforme militar, rodeado de miembros del ejército saharaui en Dajla F. CARRIÓN

Ghali, con nacionalidad española, tuvo que ser atendido el pasado mayo en un hospital público de La Rioja por una afección grave de Covid-19. Enfundado en traje castrense, ha comparecido este martes en Dajla, la «wilaya» (provincia) más alejada de los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf (Argelia), cortejado por un séquito de militares y la plana mayor del Gobierno saharaui. También le han acompañado autoridades argelinas y representantes de movimientos internacionales de amistad con el pueblo saharaui.

El líder del Polisario, de 72 años, no se ha referido en público a la polémica que le acompaña desde su regreso a Argelia el pasado junio. Un juzgado de Zaragoza ha abierto una causa para dirimir la responsabilidad del Gobierno en la entrada de Ghali sin identificarse por la Base Aérea de la capital aragonesa. Por la corte ya ha pasado la ex ministra de Exteriores española, Arancha González Laya. Por su parte, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz sopesa el archivo de la querella contra Ghali por las presuntas torturas de un activista saharaui.

“Está muy bien de salud y muy recuperado. Está pletórico y se ha notado esa fuerza que tiene en el discurso que ha planteado. Lo que me ha dicho es que ahora hay un escenario muy positivo y que hay que seguir en el respeto a los derechos humanos en los territorios ocupados y al derecho internacional”, ha reconocido a este diario Carmelo Ramírez, presidente de la federación de instituciones de solidaridad con el Sáhara Occidental.

“También me ha trasladado que hay que reforzar el papel del Gobierno de España como antigua potencial colonial en este conflicto y que la única opción es que el pueblo saharaui pueda optar a la independencia”, ha indicado Ramírez. En sus palabras ante una sala repleta de altos cargos, Ghali ha tratado de elevar la moral de las tropas. El pasado noviembre, tras tres décadas de alto el fuego, la RASD dio por roto el cese de las hostilidades. Desde entonces el escenario bélico ha regresado al muro que separan los territorios ocupados del Sáhara Occidental de los liberados, que constituyen un 20 por ciento del total.

Ghali, durante la conferencia de este martes

Un pueblo en guerra

«El pueblo saharaui está en guerra para lograr la independencia y la autodeterminación. Tenemos que tener cuidado porque el Sahel es una región con ciertos peligros pero eso no nos va a impedir reclamar nuestro derecho a la autodeterminación», ha insistido Ghali, crítico con un proceso tutelado por la ONU que lleva décadas en dique seco por las trabas impuestas por Marruecos, que se niega ya a la celebración del referéndum y ofrece una incierta autonomía para el territorio. “La ONU sigue sin darle solución a nuestro pueblo. No tenemos otra opción que la guerra porque nadie le ha pedido nunca cuentas al enemigo alauí por sus violaciones de derechos humanos y por no respetar el acuerdo de paz”.

Ghali ha presumido de contar con el respaldo de la Unión Africana. “Creen que tenemos derecho a conseguir nuestros objetivos a través de la guerra”, ha señalado antes de lanzar un recado a Rabat. “Quiero enviar un mensaje amistoso al Gobierno marroquí, de respeto mutuo y amistad. Queremos forjar un camino de paz y estamos dispuestos a sentarnos en la Unión Africana para dialogar siempre con el objetivo de la autodeterminación nacional”, ha remachado. “A pesar de todos los intentos alauíes, la unidad saharaui no se ha roto y seguimos perseverando en nuestros objetivos”.

“Hemos sacrificado sangre y tiempo y este pueblo ha derramado muchas lágrimas pero estamos dispuestos a llegar hasta el final”, ha voceado Ghali bajo un cartel que rezaba “Victoria o martirio”. “Yo quiero recordar a esos soldados que están día y noche en primera línea del frente, cumpliendo con su objetivo”, ha añadido. «¡Somos uno! ¡Llegaremos hasta la independencia¡», ha zanjado la máxima autoridad del Polisario.

Te puede interesar

Comentar ()