El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reivindicado «la fuerza de la unión» en los socialistas y ha asegurado, en un momento de crisis interna en el PP, que «ni las estridencias ni los desplantes» fortalecen los intereses de los proyectos políticos.

Sánchez, en la clausura del congreso del partido en Andalucía, en el que Juan Espadas toma las riendas de la federación que hasta ahora pilotaba la considerada como rival interna de Sánchez, Susana Díaz, ha ensalzado los valores de la cohesión y de «la fuerza de la unidad».

«Después de ver algunas de las cosas que estamos viendo en otras organizaciones, me acordaba de algo que nos dijo nuestro fundador Pablo Iglesias sobre la solvencia y la fortaleza de los proyectos políticos. Dijo que ni las estridencias ni los desplantes hacían fuertes a los proyectos políticos, que los proyectos se hacían fuertes cuando sabíamos qué intereses servíamos», ha afirmado el presidente del Gobierno.