España

La Audiencia señala para enero el juicio contra el ex presidente de la Federación de Baloncesto

La Fiscalía Anticorrupción pide para José Luis Sáez cuatro años de prisión, casi la mitad de la condena que reclama la FEB | La instructora fijó en 225.000 euros la responsabilidad civil para él y el otro acusado, el ex director económico Luis Giménez

José Luis Sáez, en un acto promocional de la Copa del Mundo 2014.

José Luis Sáez, en un acto promocional de la Copa del Mundo 2014. FEB

La Audiencia de Madrid ha señalado para el próximo 11 de enero el juicio contra el ex presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB) José Luis Sáez, para el que la Fiscalía Anticorrupción pide una pena de cuatro años de prisión y una multa de 21.000 euros como presunto autor de un delito continuado de apropiación indebida. La vista oral se celebrará seis años después de que las supuestas irregularidades se pusieran en conocimiento del Consejo Superior de Deportes (CSD), desencadenante de la investigación judicial.

En concreto, será la Sección 29 de la Audiencia de Madrid la encargada de enjuiciar los hechos investigados por el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid, salvo que las partes alcancen antes un acuerdo de conformidad. En la causa ha ejercido la acusación como perjudicada la FEB, que reclama que se imponga a su antiguo máximo dirigente una condena aún mayor: siete años y nueve meses de cárcel por sendos delitos continuados de apropiación indebida y administración desleal.

Junto a Sáez se sentará en el banquillo de los acusados el ex secretario general-director económico de la FEB Luis Giménez, para el que el Ministerio Público pide un año y nueve meses de cárcel como cooperador necesario. Como ya informó El Independiente, la Federación eleva esta petición hasta los tres años y medio al considerarlo cómplice de los dos delitos que imputa al ex presidente.

En el auto por el que acordó la apertura de juicio oral, la magistrada María José Ortega Moreno fijó en 225.000 euros -«prudencialmente y sin juzgar su procedencia», indicó- el importe que debían afianzar los dos acusados en concepto de responsabilidad civil por si resultaran condenados en el futuro. Ésa es la cuantía señalada por la instructora después de que la Fiscalía reclamara en su escrito de acusación una indemnización para la FEB de 136.885,36 euros, exactamente 51.020,37 euros menos de lo que pide la entidad deportiva que preside hoy Jorge Garbajosa (187.905,73 euros).

Comidas, viajes, clínica de adelgazamiento…

De la cantidad calculada por Anticorrupción, 59.054,03 euros corresponden a gastos de restauración que presuntamente Sáez imputó de forma indebida al presupuesto federativo y 45.685,68 euros a las estancias y tratamientos que el entonces mandamás del baloncesto español recibió en el Hotel Villa Padierna Palace Hotel y en la Clínica Buchinger, ambos en Marbella. En el segundo establecimiento, la factura se cargó concretamente al descuento comercial pactado con la agencia de viajes que trabajaba con la Federación por alcanzar un determinado volumen de ventas (rappel). 

La cifra incluye también los 22.738,32 euros facturados a cuenta de la estancia de una cuñada de Sáez en el Aparthotel Husa Acacia Barcelona durante el tratamiento médico al que se estaba sometiendo, 5.043,22 euros por gastos con cargo a las tarjetas de crédito corporativa «asignadas a otra persona» y 4.363,61 euros por cantidades dispuestas entre los años 2008 y 2010.

La Federación pide para su ex presidente casi 8 años de cárcel por administración desleal y apropiación indebida

A la FEB le sale una cuantía mayor de la que ha apreciado la Fiscalía. Así, considera que José Luis Sáez sufragó con los recursos federativos 110.395,10 euros en consumiciones realizadas en restaurantes sin justificación con la responsabilidad que desempeñaba -entre ellos uno próximo a su domicilio sevillano y otro en su lugar de veraneo (Sanlúcar de Barrameda)- y 72.796,21 euros en servicios facturados por dos agencias de viaje, uno de ellos correspondiente a un viaje realizado con su familia al complejo Eurodisney en junio de 2009.

Hasta el momento, el ex presidente ha reintegrado 70.815,95 euros. El primer ingreso -por importe de 25.000 euros– lo hizo el 10 de diciembre de 2015, justo el día que El Mundo desveló que el CSD había ordenado la realización de una auditoría complementaria a los gastos de la Federación tras recibir una denuncia que alertaba del posible uso indebido de fondos por parte del entonces presidente.

El 18 de octubre de 2016, tres semanas después de que el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid incoara las diligencias previas, devolvió 21.492,55 euros y otros 5.352,40 euros el 4 de febrero de 2020. Los 18.971 euros restantes los transfirió el 22 de junio de 2020, justo 39 días después de que la juez María José Ortega acordara continuar por el procedimiento abreviado la tramitación de las diligencias previas. 

«Uso abusivo y desleal»

La juez que ha dirigido la instrucción ha puesto de manifiesto que José Luis Sáez «vino haciendo de forma continuada en el tiempo, cuanto menos desde el año 2008, un uso abusivo y desleal de sus funciones como máximo órgano de gobierno de aquélla, prevaliéndose de su cargo y ello utilizando de forma habitual y continuada en el tiempo fondos federativos para uso privado y cargando a las cuentas de la Federación Española de Baloncesto gastos personales y familiares».

En cuanto a Luis Giménez, la juez deja claro que no obtuvo «beneficio económico directo», si bien considera que amparó la actuación del presidente desde su cargo de máximo responsable económico de la Federación: «Participó en la conducta ilícita de José Luis Sáez al conocerla, tolerarla, no impedirla y cooperar de forma necesaria, a veces por acción y a veces por omisión, en la consumación de aquélla».

Sáez ha devuelto más de 70.000 euros desde que se denunciaron los hechos al CSD en octubre de 2015

Los hechos que enjuiciará la Sección 29 de la Audiencia de Madrid tras las Navidades tienen su origen en el informe jurídico que el Comité de Auditoría, Control y Seguimiento de las cuentas de la FEB -integrado entonces por los presidentes territoriales Joan Fa (Cataluña), Francisco Martín Micó (Galicia) y Germán Monge (Vizcaya)- entregó el 21 de octubre de 2015 al presidente del CSD con las presuntas irregularidades cometidas por Sáez al imputar gastos personales a la federación. El 27 de noviembre hizo entrega de las pruebas documentales que sustentaban esa denuncia.

Presidido entonces por Miguel Cardenal, el Consejo Superior de Deportes no acudió inmediatamente a la Fiscalía sino que optó por encargar una auditoría complementaria a las cuentas de la FEB correspondientes al periodo comprendido entre 2009 y 2014. El trabajo, realizado por técnicos de la multinacional BDO, acreditó que Sáez pudo haber hecho un uso indebido de los fondos federativos. 

Fue el 14 de julio de 2016 cuando el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) -órgano que tres meses antes ya había abierto expedientes disciplinarios a José Luis Sáez y Luis Giménez por una posible infracción muy grave- decidió poner los hechos en conocimiento del Ministerio Público al entender que podrían tener trascendencia penal. El presidente ya no optó a la reelección en la cita celebrada en julio de 2016, proceso del que salió elegido el ex jugador internacional Jorge Garbajosa.

La investigación judicial abierta por la gestión económica en sus cinco últimos años de mandato obligó a Sáez en marzo de 2017 a renunciar a los dos puestos de responsabilidad que mantenía en la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA): era miembro tanto del comité ejecutivo como del central board. Con todo, la FIBA lo colocó meses después al frente de un grupo de trabajo para ayudar a la Confederación Brasileña (CBB) a solucionar su crisis, teniendo su base de operaciones durante ese tiempo en Puerto Rico.

Te puede interesar

Comentar ()