España

El emérito vuelve a soliviantar a Podemos, que teme enterarse por la prensa de su vuelta

El rey emérito, Juan Carlos I EFE

La situación jurídica y personal del Rey emérito vuelve a soliviantar a Unidas Podemos, que no duda en calificar a la monarquía de  «mecanismo perfecto para la corrupción». El entrecomillado, de este martes, es del portavoz morado en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, pero la arremetida no se queda sólo en el ámbito parlamentario, porque la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, se manifestó en los mismos términos el pasado viernes en un encuentro municipalista que los morados celebraron en Málaga. Y añadió: «Cualquiera puede volver a hacer lo mismo que el emérito».

Mantiene silencio, en cambio la vicepresidenta segunda y jefa del sector morado del Ejecutivo, Yolanda Díaz, respecto al escenario que se ha abierto tras la decisión del juez suizo Yves Bertossa de archivar la causa por el origen y posterior donación de cien millones de dólares que acabaron en manos de la ex amante de Juan Carlos I, Corinna Larsen. Un archivo que reabre el debate sobre el regreso a España del ex jefe de Estado, aunque en España la Fiscalía tiene abiertas tres líneas de investigación.

En Moncloa se niegan a realizar cualquier tipo de manifestación pública al respecto, apelando a que este es un asunto que compete en exclusiva a la Casa Real «y seremos respetuosos con la decisión que se tome», según señaló este martes la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, tras la reunión del Consejo de Ministros.

Sánchez anunció hace un año una «hoja de ruta» de la que nada se sabe

Rodríguez no ha querido nunca llegar más lejos, aunque el jefe del Ejecutivo dijo hace un año, en el balance de 2020, que había una «hoja de ruta» hacia una mayor modernización, transparencia y ejemplaridad de la Corona. De aquello nada más se supo. Más adelante, en octubre de este año, afirmó, en una entrevista en La Sexta que el ex jefe de Estado debería dar explicaciones a la ciudadanía ante las informaciones «perturbadoras» que se iban conociendo sobre su supuesta fortuna fuera de España.

Ahora están mucho más herméticos, aunque cabe esperar que Sánchez se pronuncie a preguntas de los periodistas el próximo día 29. En Moncloa aseguran que Gobierno y Casa Real «no han tratado» la posible vuelta de Juan Carlos I, aunque sea difícil de creer. Respecto a si el jefe del Ejecutivo ha hablado de este asunto con la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, fuentes del entorno de la ministra de Trabajo replican que «no vamos a desvelar las conversaciones con el presidente».

Pero en Unidas Podemos hay quien recuerda que en marzo de 2020 se enteraron por la prensa de la marcha del emérito, lo que provocó una crisis de confianza brutal entre Sánchez e Iglesias. Temen que esta vez vuelcan a quedar fuera de juego, aunque bies es cierto que se consuelan pensando que «mejor ignorantes que cómplices», como dijeron entonces.

Echenique tachó este martes de «vergüenza» que no se permita que el Congreso investigue sus negocios y subrayó la necesidad de una reforma constitucional en el capitulo referido a la jefatura del Estado, informa Europa Press. Creen en Unidas Podemos la decisión del juez suizo «nada cambia» porque «todo el mundo sabe en España de las actividades corruptas de Juan Carlos I».

«Nada va a eximirlo de dar explicaciones», dice Pisarello

No fue el único dirigente de Unidas Podemos que ayer salió el tromba a cuenta del emérito. El secretario primero del Congreso y diputado de En Comú, Gerardo Pisarello, defendió que la decisión de la Fiscalía suiza no desmiente «en ningún caso» las «graves» acusaciones que pesan sobre Juan Carlos de Borbón y lamentado que la Fiscalía española no haya colaborado más en esta causa, a su juicio. Sobre la posibilidad de que pueda regresar a España antes de Navidad, Pisarello subrayó que «nada» va a eximirlo de tener que dar explicaciones.



Te puede interesar

Comentar ()