España LA GESTIÓN DE LA CRISIS SANITARIA

Sanidad admite que han caducado más de 934.000 dosis de la vacuna contra la covid

El desembolso económico que supuso para España la compra de los viales frente al coronavirus malgastados alcanza los 3,8 millones | El desperdicio podría ser mayor cuando las comunidades envíen al ministerio las actas de destrucción final

Los ministros de Sanidad, Justicia y Cultura, con los consejeros autonómicos de Salud en una reunión en junio de 2021.

Los ministros de Sanidad, Justicia y Cultura, con los consejeros autonómicos de Salud en una cita en 2021. EP

El Ministerio de Sanidad reconoce que al menos 934.036 dosis de la vacuna contra la covid-19 no se podrán administrar al haberse superado la fecha de caducidad determinada por los fabricantes. El coste que la compra de estos sueros ha tenido para el Estado supera presumiblemente los 3,8 millones de euros, según los cálculos realizados por este diario a partir del precio medio que la Administración ha abonado por parte de los lotes adquiridos.

Con datos referidos hasta el pasado 12 de enero, el 1,06 % de las 87.492.678 dosis entregadas a España por los cuatro fabricantes (Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen) se han desaprovechado, según se desprende de la respuesta ofrecida por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) a una petición de información tramitada a través del Portal de la Transparencia. Se trata mayoritariamente de frascos devueltos por las comunidades autónomas tras los cambios adoptados en la estrategia de inmunización y que no pudieron llegar a donarse a otros países.

El mayor número de dosis caducadas que se encuentran en los almacenes temporales empleados por el Ministerio de Sanidad corresponde al preparado de Janssen, el único hasta ahora que se inocula con un solo pinchazo: 486.220. Expresado en otras palabras, se ha malgastado el 22,71 % de las 2.140.535 dosis entregadas por la filial belga de la multinacional estadounidense Johnson & Johnson a España, donde se ha prescrito para mayores de 40 años y para colectivos difíciles de captar (como personas sin hogar o ciudadanos con problemas para desplazarse).

En teoría, los viales inutilizados -correspondientes a los lotes numerados como XE389, XE393, XE423, 21C16-04, 21C17-04, 21C18-04 y 21C19-01- no caducaban al menos hasta el 31 de marzo de 2023. Ése era el margen de tiempo de que se disponía para su administración si se hubieran distribuido a las comunidades en condiciones de congelación (-20 grados). El reparto, sin embargo, se hizo en régimen de refrigeración al preverse una «utilización inmediata», lo que acortó la vida útil a seis meses.

Con todo, la AEMPS ha precisado que desconoce «con exactitud» el número de vacunas de Janssen que hayan podido caducar bajo responsabilidad de las comunidades. Hasta mediados de mes, las autonomías habían comunicado al ministerio la destrucción de 22.615 dosis de la vacuna de esta farmacéutica, con la que se han cerrado acuerdos -mediante compras centralizadas que ha negociado la Comisión Europea- para el suministro de 20.875.725 dosis.

Janssen, la más desperdiciada

En julio pasado, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios cifró en 8.382.665,82 euros el coste que había supuesto la adquisición de 1.681.700 dosis de la vacuna a la filial de Johnson & Johnson, lo que arrojaba un importe unitario de 4,98 euros. Si se multiplica este precio por las 508.835 dosis de esta farmacéutica que se han desperdiciado (486.220 devueltas y al menos 22.615 destruidas), el montante superaría los 2,53 millones de euros.

Tras Janssen, han sido los viales de AstraZeneca los más desaprovechados. Concretamente, 343.183 dosis han vuelto a los almacenes de Sanidad tras su envío a las comunidades autónomas o no llegaron siquiera a distribuirse, sin que pudieran entregarse a terceros con dificultades para el acceso a la vacuna. «Básicamente por la no aceptación de algunos países receptores», ha justificado la AEMPS, que no da nombres.

El suero desarrollado por AstraZeneca/Oxford es con el que mayoritariamente España está contribuyendo a inmunizar a los habitantes de América Latina. De las 9.978.500 dosis donadas a través del mecanismo Covax (8.884.900 ya entregadas y 993.600 en tránsito actualmente hacia Nicaragua), el 74,46 % (7.356.100) corresponde al producto de esta farmacéutica.

El coste económico de los viales que se han malgastado supera ya los 3,8 millones de euros

España ha encargado a AstraZeneca 31.555.469 dosis a través de los diversos acuerdos de compra anticipada, habiéndose recibido hasta ahora 23.082.300 (el 73,14 %) y administrándose 9.795.788. Sanidad anunció el pasado mes de julio que no iba a distribuir más vacunas contra la covid-19 de este laboratorio británico, que se ha utilizado para cubrir a los trabajadores esenciales -como policías, militares y profesores- y al grupo de edad comprendido entre los 60 y 69 años.

A las 343.183 dosis que almacena el ministerio -todas correspondientes a ocho lotes con fecha de caducidad el 31 de octubre de 2021- se suman las 40.380 que las comunidades aseguran haber destruido, lo que eleva el número a 383.563. Teniendo en cuenta que España ha pagado en torno a 1,79 euros por cada dosis, el coste económico de la remesa de AstraZeneca que no se ha utilizado supera los 686.000 euros.

En cuanto al suero de Pfizer, la AEMPS asegura que no ha caducado ninguna dosis en los almacenes de Sanidad, si bien ignora con precisión cuántas de las distribuidas a las autonomías han alcanzado la fecha máxima sin que se hubieran administrado. Sea como fuere, las consejerías de Sanidad le han comunicado ya la destrucción de 21.018 dosis, cuyo coste -a un promedio de 13,38 euros cada una- supera los 280.000 euros.

Moderna, la vacuna más cara

De las 218.448.216 dosis de vacunas contra la covid-19 compradas hasta ahora por el Gobierno de Pedro Sánchez, la de Pfizer/BioNTech representa el 52 % del total: 113.727.267, de las que ya se han administrado 61.936.467 (incluidas 1.740.737 dosis pediátricas). Más de 26,43 millones de españoles han recibido la pauta completa con este suero.

Tampoco hay viales caducados de Moderna en los almacenes de Sanidad, que había repartido a las regiones 15.844.400 dosis de la vacuna de este fabricante cuando el pasado 12 de enero dio respuesta a esta solicitud de información (la cifra supera ya los 17,15 millones). Sí le consta al departamento que dirige Carolina Darias la destrucción de 20.620 dosis por parte de las comunidades.

El suero de la compañía estadounidense de biotecnología, que fue el segundo autorizado por la Unión Europea, era el más caro que había comprado España con datos referidos al primer semestre de 2021. Hasta el 30 de junio del pasado año, el Ejecutivo había comprado a Moderna 4.759.200 dosis por 71.019.746,72 euros, con lo que el precio medio de cada una se situaba en 14,92 euros. 

Este periódico ha intentado conseguir los contratos de compra en los que se sustenta el suministro de vacunas contra la covid-19 a España. Cuando se lo ha requerido a Sanidad al amparo de la Ley de transparencia, el ministerio ha respondido que no puede facilitarlos porque «no obran en poder de la Administración española», toda vez que quien ha liderado las negociaciones con los laboratorios y ha firmado los acuerdos ha sido la Comisión Europea. Ello impide conocer el precio exacto que se ha abonado por cada lote y las condiciones pactadas con los fabricantes.

Te puede interesar

Comentar ()