España

La élite empresarial española a la conquista de los petrodólares, la compañía de Sánchez en Emiratos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada ayer lunes a la reunión con los alcaldes de la Mancomunidad en el Parque de Sierra de las Nieves en Tolox (Málaga) EFE

El presidente del Gobierno tendrá mañana miércoles un encuentro privado y sin cobertura gráfica con el hombre fuerte de Emiratos Árabes Unidos y anfitrión de Juan Carlos I, el príncipe heredero de Abu Dabi Mohamed bin Zayed al Nahyan, pero no viajará solo. En su séquito le acompañan algunas de las grandes fortunas de España, empresarios de peso y renombre que buscarán nuevos contratos en una de las economías más potentes del golfo Pérsico.

Según ha podido saber El Independiente, la delegación empresarial está capitaneada por los presidentes de la CEOE, Antonio Garamendi, y de la Cámara de España, José Luis Bonet. El viaje, enmarcado en la celebración del Día de España en la exposición universal de Dubái, será fugaz y tendrá limitaciones para la cobertura de los medios, atribuidas por La Moncloa al celo con el que Emiratos protege a su líder.

El avión oficial parte a mediodía de este martes, tras el Consejo de Ministros, y estará de regreso a última hora del miércoles. La visita tendrá dos paradas: Dubái, donde el presidente inaugurará un foro empresarial y recorrerá el pabellón español, y Abu Dabi, donde no está previsto el encuentro con el rey Emérito y será una escala vetada a la prensa por deseo de las autoridades locales. No obstante, fuentes emiratíes señalan a este diario que sí habrá fotografía de Sánchez con Bin Zayed al Nahyan durante su entrevista. Ambos mantuvieron una conversación telefónica a finales de diciembre para organizar el viaje.

El presidente partirá hacia Dubái tras pasar este lunes en Málaga, donde realizó una caminata por el nuevo parque nacional español, el de Sierra de Las Nieves. Fuentes gubernamentales explican que no existe más margen para prolongar el periplo por Emiratos. El jueves Sánchez debe acudir al Congreso de los Diputados, donde se somete a votación la convalidación del decreto sobre la reforma laboral.

Su aprobación pende de un hilo porque los socios habituales del Gobierno de coalición, PNV y ERC entre otros, se resisten a refrendar el texto aprobado por los agentes sociales. La reforma no cuenta en estos momentos con los apoyos parlamentarios suficientes y el PSOE ha impuesto a Yolanda Díaz la prohibición de modificar el texto consensuado por sindicatos y patronal en diciembre.

A bordo del avión, viajarán además una decena de periodistas y los ministros de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, y Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. La presencia más destacada, no obstante, es la de importantes empresarios de nuestro país. En el listado de viajeros confirmados figuran los principales espadas de dos grandes del Ibex35, Acciona e Indra: José Manuel Entrecanales, presidente ejecutivo de la primera, y Marc Murtra, presidente no ejecutivo de la segunda.

También acuden Juan Lladó, presidente ejecutivo de Técnicas Reunidas, una multinacional especializada en ingeniería que ha construido relevantes infraestructuras en el sector del petróleo y el gas en la península Arábiga; Jaime Argüelles, consejero delegado de Duro Felguera, también dedicada al diseño de proyectos llave en mano para los ámbitos energético e industrial; o Enrique de Porres Ortiz de Urbina, consejero delegado de Asisa, que cuenta ya con una red de clínicas dentales en Emiratos en cooperación con socios locales.

A la cita, que en la mayoría de los casos busca ampliar su ya destacada presencia en el país, también asisten Raúl González Rodríguez, consejero delegado de Barceló, una cadena hotelera que posee ya una nada desdeñable oferta de alojamientos en Emiratos; Javier Escribano, presidente de Escribano Mechanical & Engineering, una firma especializada en la fabricación de productos de defensa y espacio en uno de los mayores compradores de armas de la región; y Alberto Gutiérrez, presidente de Airbus España.

Fuentes oficiales reconocen que se trata de compañías que participan actualmente en licitaciones en marcha en la federación de siete emiratos gobernados por seis familias reales. Otro de los objetivos es explorar nuevas oportunidades de negocio, afianzar las garantías de las relaciones empresariales entre ambos países y vender las bondades de España y de su recuperación económica a los principales fondos de inversión del país, entre ellos, Mubadala Investment Company, el fondo soberano de Abu Dabi.

Unas jugosas expectativas que han animado la presencia de otros jugadores nacionales como Jorge Cosmen, presidente de Alsa, que no solo opera en el transporte de viajeros por carretera en España sino también en China, Portugal o Marruecos; Luis C. Rodríguez Llopis, presidente de Idom, una multinacional con sede en Bilbao que ofrece servicios profesionales de consultoría, ingeniería y arquitectura; Joaquín García Rico, consejero delegado de TSK, una empresa enfocada en la realización de trabajos de ingeniería, también en los sectores del petróleo y el gas; y Jacinto Rey, presidente de la constructora San José.

Desde La Moncloa deslizan que la agenda oficial no contempla la reunión con el Rey emérito, que -invitado por Bin Zayed al Nahyan- reside en Abu Dabi desde agosto de 2020. Resulta más incierto saber si algunos de los participantes de la delegación le brinda una visita a título personal. El propio Garamendi mantiene una relación de amistad con Juan Carlos I, que recibe periódicamente la visita de amigos, entre ellos, algunos empresarios a los que lleva décadas ligado. Durante años el Rey emérito visitó la región, desde Kuwait hasta Arabia Saudí, acompañando precisamente a misiones empresariales similares.

De hecho, una de las tres líneas de la investigación que la Fiscalía abrió en junio de 2020 y que está a punto de archivar ha tratado de dirimir si Juan Carlos I pudo cobrar una comisión millonaria del rey saudí Abdalá bin Abdulaziz al Saúd por mediar en la adjudicación de un contrato de ampliación del AVE a la Meca a empresas españolas.

Por azares del destino, Garamendi y Sánchez compartirán viaje en las horas previas a la votación de la reforma laboral. El máximo representante de la patronal ha advertido de que abandonará el pacto si, como exigen algunos partidos nacionalistas, se introduce la más mínima modificación en el texto acordado. Un escenario pendiente de los avatares parlamentarios del que ambos tendrán tiempo de hablar durante el día que dura el periplo en Emiratos Árabes Unidos.

Te puede interesar

Comentar ()