España

Macarena Olona desliza en público que será la candidata de Vox en Andalucía

La secretaria general del Grupo de Vox en el Congreso, Macarena Olona.

La secretaria general del Grupo de Vox en el Congreso, Macarena Olona. EUROPA PRESS

No ha sido un anuncio, sino más bien una despedida. Macarena Olona nunca había sido tan clara respecto a su posible marcha a Andalucía para asumir las riendas de Vox en unas elecciones autonómicas que siguen sin fecha. Este martes, durante un desayuno informativo protagonizado por el portavoz de la formación en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, la diputada de Vox ha deslizado que asumirá la responsabilidad de representar al partido en la región para enfrentarse a Juanma Moreno en las urnas.

«Esta fotografía me acompañará si finalmente está de la mano de Dios que deje de estar al lado de mi familia en el Congreso de los Diputados para asumir otras responsabilidades en Andalucía«, pronunciaba, sujetando una fotografía suya junto a Espinosa de los Monteros en la Cámara Baja.

Tal y como publicó El Independiente el pasado mes de octubre, Vox prepara desde hace meses el desembarco de Macarena Olona en Andalucía, aunque la dirección nacional se resiste a oficializar su nombramiento hasta el mismo momento en que el presidente de la Junta pulse el botón de adelanto electoral. Aunque Moreno Bonilla había apuntado públicamente a «junio u octubre» como las dos posibles fechas para celebrar elecciones, este medio pudo saber que en los planes del presidente no se descartaba en absoluto disolver el Parlamento tan pronto como finalicen las elecciones de Castilla y León del próximo 13 de febrero.

Macarena Olona es, a día de hoy, la candidata «más potente» que puede presentar Vox en Andalucía. Éste es el análisis que realizan en privado no sólo dirigentes de la formación que dirige Santiago Abascal, sino también en el PP, donde se teme que el ‘efecto Olona’ pase factura a la pretensión de gobernar «con las manos libres», sin que Vox exija cuotas de poder en una hipotético ejecutivo conservador.

Su candidatura se daba por hecho en las cuitas políticas andaluzas. Desde las últimas semanas del año, Olona llenó su agenda de actos en todas las provincias de la región, pero la dirección nacional se negaba a desvelar si optaría finalmente por ella como candidata en Andalucía. El principal inconveniente para Santiago Abascal era el de renunciar a uno de sus principales activos en el Congreso y en la política nacional, pero la balanza de Vox se inclina casi con la misma rapidez que crecen en los sondeos: sus cálculos apuntan a que sólo el nombre de Macarena Olona podría arrastrar «siete u ocho escaños más» de la fuerza que ya de por sí les dan los sondeos, posicionándose en la frontera de los 20 diputados.

Te puede interesar

Comentar ()