España

La Guardia Civil elige a un fabricante israelí para comprar 5.800 fusiles de asalto

El Instituto Armado cierra al tercer intento la compra de una remesa de armas largas que conlleva un desembolso de casi seis millones de euros | A Emtan Karmiel Ltd ya le compró 6.000 pistolas semiautomáticas a finales del pasado año

Un guardia civil, provisto de un arma larga, en un control para prevenir la violencia entre bandas juveniles en Madrid.

Un guardia civil, provisto de un arma larga, en un control frente a la violencia entre bandas juveniles en Madrid. EP

La Guardia Civil ha elegido al fabricante israelí Emtan Karmiel Ltd para que le suministre hasta 5.800 fusiles de asalto con los que dotará a diversas unidades operativas. Con un presupuesto de casi seis millones de euros, el Cuerpo logra al tercer intento adjudicar el contrato para comprar este tipo de arma larga portátil, con un alcance mínimo eficaz de 300 metros.

A finales de agosto pasado, la Guardia Civil anunció la licitación para hacerse con un mínimo de 3.500 fusiles de asalto del calibre 5,56 x 45 mm. A la convocatoria se presentaron siete empresas, de las que tan sólo dos -la belga FN Herstal SA y Emtan Karmiel- fueron admitidas. Las cinco restantes (Beretta Benelli Ibérica SA, Excopesa 2000 SL, Shadow Lynx SL y Glaucus ApS y Heckler & Koch GmbH) fueron excluidas al no cumplir alguna de la condiciones.

Según se detalla en el informe de valoración, consultado por este diario, la propuesta de la compañía israelí recibió 99,93 puntos frente a los 69,30 obtenidos por el otro competidor. Su oferta era mucho más barata y superaba las prestaciones técnicas en los cuatro parámetros que se tenían en cuenta: precisión, masa del fusil, longitud del arma y operatividad.

Desde el punto de vista económico, el precio ofertado por Emtan Karmiel (representada en Españas por Guardian Homeland Security SA) era casi un 35,5 % más bajo que el presentado por la filial del Grupo Herstal, lo que va a propiciar que la Guardia Civil vaya a recibir un 65 % más de unidades de las que preveía inicialmente con el mismo presupuesto. El órgano de contratación llegó a solicitar al licitador explicaciones adicionales al entender que el importe de la propuesta podía ser desproporcionado o anormalmente bajo.

El Servicio de Armamento y Equipamiento Policial dio por buenas las explicaciones ofrecidas por el contratista, quien defendió que podía ofrecer ese precio -845 euros por unidad, impuestos excluidos- porque disponía de procesos de fabricación «muy eficientes» y porque tan sólo el 20 % del producto terminado depende de proveedores externos. «Emtan es una empresa muy estable, con capacidad financiera importante, con más de 30 años en experiencia y que tiene los precios más bajos de otros competidores en el mercado», defendió la compañía, que resaltó también la ventaja que suponía comprar la materia prima «a grandes escalas» y el gran estocaje de piezas con que cuenta al suministrar piezas a otros fabricantes de armas.

Más corto y menos pesado

El modelo ofertado por la compañía israelí es el MZ 4P/P-EU, un modelo suministrado a otros cuerpos de seguridad estatales. En las pruebas a las que se sometieron las muestras, éstas arrojan mejores niveles de precisión -valora el semiperímetro del rectángulo formado por las desviaciones típicas horizontal y vertical de la agrupación de impactos, detalla el informe- que el fusil FN Scar-L-Std de Herstal. También pesa 264 gramos menos y es ligeramente más corto (783 frente a 885 milímetros).

Emtan Karmiel es el fabricante al que la Guardia Civil compró el pasado mes de octubre más de 6.000 pistolas semiautomáticas del calibre 9 milímetros parabellum por 2.999.977,20 euros. Por este contrato pujaron otras seis compañías, si bien sólo fueron admitidas las presentadas por la austriaca Glock Ges.m.b.H. y la madrileña Uniformidad y Suministros de Protección SL.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Precisamente Uniformidad y Suministros de Protección fue la última empresa que suministró fusiles de asalto a la Guardia Civil. El encargo se formalizó en noviembre de 2017 y consistió en la entrega de 45 unidades por 72.418,5 euros, impuestos incluidos. Después, el Instituto Armado tramitó sin éxito dos licitaciones.

En septiembre de 2019 pidió ofertas para comprar 8.250 unidades con un presupuesto máximo de 14,47 millones de euros. En esa ocasión se presentaron Heckler & Koch GmbH y Steyr Arms Gmbh, pero se terminó declarando desierto: la primera retiró la oferta y la segunda la presentó en formato papel cuando únicamente podía formalizarse electrónicamente.

A principios del pasado año volvió a licitarse el suministro de un mínimo de 7.050 fusiles de asalto del calibre 5,56 x 45 milímetros, para lo que se preveía un desembolso de hasta 11,98 millones de euros. Entonces fue la Secretaría de Estado de Seguridad la que terminó renunciando a la tramitación. «(…) es aconsejable replantear, o si cabe, priorizar las necesidades operativas de la Guardia Civil de manera que se ajusten a la actual demanda social más acorde al presente escenario y para cuyas nuevas prestaciones, se requerirá una importante reserva de crédito de los presupuestos anuales de la Guardia Civil», razonó el número dos de Interior (Rafael Pérez) en la resolución firmada en mayo de 2021.

Te puede interesar

Comentar ()