España Caso espionaje | Congreso y Senado

El PP descarta medidas de seguridad adicionales para sus comunicaciones

De momento asumirán las recomendaciones de los servicios informáticos y de seguridad de las cámaras representativas

La secretaria general y portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra.

La secretaria general y portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra. EP

Las novedades sobre el supuesto espionaje al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha generado inseguridad dentro del Congreso de los Diputados. Aunque algunos grupos como Esquerra Republicana, Unidas Podemos o el PNV han afirmado haberse sentido investigados ilegalmente a través del malware Pegasus, partidos como el PP descartan, momentáneamente, tomar medidas propias e internas para dilucidar si alguno de sus parlamentarios ha sido espiado. Simplemente, se adaptarán a las directrices marcadas por los servicios informáticos presentes en ambas cámaras de representación.

Fuentes populares de las Cortes y del Senado, indican a El Independiente que desde la cúpula nacional o la dirección de los respectivos grupos no han recibido un mandato para aumentar la seguridad de los dispositivos móviles asignados al inicio de la legislatura porque consideran que no están siendo vigilados. Y, hasta que se demuestre lo contrario, tampoco para revisar personalmente los mismos. «No hemos recibido directrices concretas, eso va más con la responsabilidad de cada uno», señalan.

«En el Senado se hace una labor muy intensa y los sistemas con los que contamos son seguros», afirman desde la cámara territorial. Añaden que la única recomendación periódica que reciben es desde la jefatura de seguridad informática para que tengan «actualizado el programa» que utilizan. No detallan el nombre de la herramienta, pero vendría a imitar el empleado por el Gobierno, COM-SEC. A ello, ahora, se sumará la revisión, por parte del Centro Criptológico Nacional, dependiente del Centro de Inteligencia Nacional (CNI), de todos los teléfonos de los senadores.

Esta medida para garantizar la privacidad y la confidencialidad de las comunicaciones, que también llegará al Congreso, se llevará a cabo una vez el CNI concluya las comprobaciones del resto de los cargos del Gobierno, que comenzó el martes. En la cámara baja, los miembros del PP tampoco han sido puestos bajo aviso para incrementar la seguridad o la atención en sus intercambios de llamadas o mensajes.

La misma línea a escala regional

Al inicio de legislatura, los miembros del Ejecutivo -así como el resto de representantes parlamentarios- reciben una serie de indicaciones sencillas a tener en cuenta para asegurar que las comunicaciones sean reservadas. Entre ellas, limpiar el dispositivo regularmente, evitar acumular archivos innecesarios, apagar el teléfono por la noche, no utilizar aplicaciones de mensajería como WhatsApp o no acceder a enlaces de origen desconocidos. Estas recomendaciones, también se extienden a los consejos de Gobierno regionales.

No hemos recibido directrices concretas, eso va con la responsabilidad de cada uno»

En comunidades autónomas como la de Madrid, el PP tampoco tiene previsto ampliar las precauciones más allá de las ya establecidas. Destacan fuentes populares madrileñas que los altos cargos de Presidencia y el resto de las consejerías «reciben siempre dispositivos de última generación». «Sus sistemas operativos están siempre actualizados con la última versión y parche de seguridad recomendado por el fabricante», pero, una vez entregados, ellos deben procurar mantener una actuación segura, comunican.

Sí disponen, aseguran, «de un servicio de atención y soporte integral toda la semana y veinticuatro horas al día, que ante cualquier petición o incidencia interviene para su resolución».

Te puede interesar

Comentar ()