España Media de encuestas nacionales (IMOP, Celeste-Tel, DYM y SW Demoscopia)

Feijóo rompe la barrera del centro, hunde a Ciudadanos y ya quita votos al PSOE

El PP rozaría los seis millones y medios de sufragios gracias a la abstención y el más de millón y medio de apoyos que restaría a Sánchez y Arrimadas

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo.

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo. EFE

El ‘efecto Feijóo’ empieza a ser una evidencia para el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y para su director José Félix Tezanos. El último barómetro publicado por el organismo así lo indica. Por primera vez, Tezanos sitúa en un empate técnico al bipartidismo desde que Pedro Sánchez entró en el Gobierno en 2018 aunque sigue posicionando al PSOE por delante con el 30,3% y 123 escaños ante un PP algo alejado con el 28,7% y 117. Unos números, que siguen contrastando con el resto de predicciones privadas.

La media de encuestas publicadas en la segunda quincena de mayo -por DYM, Cesleste-Tel, IMOP o SW Demoscopia- sitúan al PP de Alberto Núñez Feijóo en primera posición. Los populares recuperan la primera plaza, aunque con un margen muy ajustado con el PSOE. Frente a los 106 diputados y los 26 puntos de intención de voto que conseguirían los conservadores, los socialistas, con el mismo porcentaje de voto quedarían a tan solo uno o dos escaños. El presidente del Gobierno, Sánchez, vería mermada la presencia de su grupo en la cámara de 120 a 104-105 parlamentarios.

Los apoyos naturales del actual partido de la oposición y del Ejecutivo, en sus respectivos bloques ideológicos mantienen rumbos dispares. Vox, crece de los 52 a los 67 representantes, mientras que Unidas Podemos, a falta de conocer más detalles de la nueva plataforma de izquierdas de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo Yolanda Díaz, decae de las 35 bancadas cosechadas el 10N de 2019 a una estimación de 25. Ciudadanos, por su parte, no ve mejorada las predicciones. A falta de conocer su futuro inmediato en Andalucía el próximo 19 de junio, las empresas demoscópicas le asignan o bien un escaño, o el extraparlamentarismo.

La esfera dibujada, de manera individualizada frente a los otros tres estudios, por IMOP para El Confidencial, no se aleja demasiado a esta aproximación general. El organismo de investigación social determina que el mismo resultado de 106 diputados al PP junto a un 26% exacto de respaldo en las urnas. Sin embargo, resta un escaño al PSOE y medio punto de apoyo. En contraste, beneficia tanto a Unidas Podemos como a Vox. Los morados ven aumentado en 27 su cifra de escaños, mientras que la derecha radical pasa de 67 en esa media global a 71 y un 20,3%.

El PP compensa las pérdidas hacia Vox

Que los populares no vean alterada la media de 106 y la misma adjudicación de IMOP mientras Vox se mueve entre 67-71 parlamentarios, evidencia que Feijóo, a diferencia de Pablo Casado, ha conseguido reducir la fuga de electores hacia su derecha y el fantasma del sorpasso que Santiago Abascal ha dejado de agitar tan a la ligera como en febrero. Pero, además, ha conseguido compensar esa salida mirando hacia el centro. Primero con el voto recuperado de personas que el 10N decidieron seguir optando por Ciudadanos; segundo, y más relevante, que el proyecto del gallego comienza a calar en los nichos del PSOE más descontento con la gestión de Sánchez, o bien en el votante moderado y que optaba o pretendía optar por el abstencionismo.

Feijóo, que compagina su estilo con la faceta ideológica de Isabel Díaz Ayuso desde la Comunidad de Madrid, ha conseguido ensanchar el espacio del partido con su imagen de político centrista. Según IMOP, el PP recibiría unos 600.000 votantes del PSOE y otros 625.000 de Ciudadanos -más de un tercio de lo conseguido en 2019-, mientras que el centroderecha, junto a naranjas, perdería unos 840.000 sufragios en dirección a Vox.

Feijóo adhiere un 9% del voto del PSOE, un 39% de Cs y compensa las fugas hacia Vox

A principios de mayo, el último barómetro de 40dB para El País dejaba constancia de que el presidente popular sacaba de la abstención a 1,2 millones de nuevos votantes para los conservadores, y que era la formación que más voto arrebataba al resto de candidaturas. En el caso de Ciudadanos, comparado con IMOP, Génova se atribuiría casi 150.000 nuevos sufragios; obtendría 179.000 del PSOE y ante la salida de voto hacia Vox, recuperaría a su vez casi 230.400 papeletas.

Con estas ganancias, más las cifras dadas por el sonde de 40dB, el PP rondaría los 6,5 millones de votos, casi un millón y medio más que en los pasados comicios nacionales. El PSOE, mientras tanto, aguantaría el tirón con cinco millones.

La dinámica de pactos

Mientras IMOP da vía libre a reeditar el pacto de Castilla y León a nivel nacional con una mayoría absoluta de 178 frente a 176 diputados; DYM lo deja en el aire por una horquilla amplia de entre 173 -que requeriría de socios- y 176, y SW Demoscopia o Celeste-Tel afirman que no dan los números y que, pese al descenso, Sánchez sigue teniendo posibilidades de gobernar continuando con sus actuales socios de investidura.

Si Feijóo quiere acceder a La Moncloa, de momento, deberá plantearse dos escenarios. El primero es el más complicado: constituir una gran coalición a imagen y semejanza de la Alemania de Merkel; o, en segundo lugar, entenderse con Abascal contradiciendo todo el planteamiento construido desde el congreso de elección en Sevilla.

Un entendimiento final con Vox, aunque podría ser entendido por el espacio conservador fiel al PP en aras de evitar la continuidad de Sánchez, podría debilitar en próximos comicios a Feijóo, volviendo a estrechar ese espacio amplio que, como Juanma Moreno Bonilla en Andalucía, quiere asentar para rebelarse «contra el sanchismo y el populismo».

Te puede interesar

Comentar ()