Elecciones Andalucía Elecciones Andalucía

España

La "pose" de Vox con Canal Sur: ni puede cerrarla como promete ni renuncia al debate electoral

Vox vuelve a señalar la clausura de la RTVA como una de sus prioridades si entra en la Junta, pese a ser un servicio público blindado por el Estatuto de Autonomía | Macarena Olona ha rehusado que la entrevisten pero participará esta noche al debate a seis

Macarena Olona, la candidata de Vox a la Presidencia de la Junta de Andalucía, en el arranque de la campaña.

La candidata de Vox a la Presidencia de la Junta, Macarena Olona, en el arranque de la campaña. EP

Macarena Olona pisará este lunes por la noche el plató de la televisión pública que promete cerrar si entra en el Gobierno andaluz con motivo del segundo debate a seis de las elecciones del 19-J. Eliminar la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA) vuelve a ser tres años y medio después una de las prioridades para Vox, que parece soslayar el Estatuto de Autonomía: éste blinda el servicio público que presta la cadena y su reforma requeriría una mayoría cualificada que exigiría el acuerdo de los grupos mayoritarios (PP y PSOE), abiertamente en contra.

«Andalucía necesita valentía para eliminar todos los entes públicos que realizan funciones que ya hace o puede y debe asumir el Estado, empezando por Canal Sur«, detalla la primera medida del programa con que Vox concurre a la cita del próximo domingo. La formación incluye esta propuesta en el capítulo en el que aboga por desmantelar la «administración paralela» urdida por el PSOE durante 37 años y las subvenciones a los «sindicatos corruptos».

No es novedosa la promesa de Vox en relación con la cadena autonómica. Ya la formuló en vísperas de las elecciones celebradas el 2 de diciembre de 2018, que marcaron el fin de la hegemonía socialista en Andalucía y la entrada del partido liderado por Santiago Abascal en un Parlamento tras obtener 12 diputados. Su entonces candidato, Francisco Serrano, reculó públicamente tan sólo unas semanas después. «Si no se puede cerrar Canal Sur, hay que reducir al máximo su gasto público», admitió en una entrevista concedida a El Mundo.

En su artículo 210, el Estatuto de Autonomía de Andalucía -en vigor desde marzo de 2007- proclama que «el servicio y la gestión de la radiotelevisión de Andalucía tienen carácter público y se prestarán mediante gestión directa». La reforma de la norma por la que se rige la comunidad requiere una mayoría de dos tercios del Parlamento (73 de 109 diputados), lo que exigiría el respaldo de las principales fuerzas. Y éstas no se lo plantean.

«Hay que respetar la Constitución y el Estatuto de Autonomía. Pido sensatez, no coincido con esas propuestas. Y no entiendo que se quiere participar en un gobierno en el que no crees», ha reiterado el candidato del PP a la reelección, Juanma Moreno, en una entrevista publicada en Abc este domingo. «Nosotros defendemos justo lo que dice nuestro Estatuto de Autonomía, que blinda a la RTVA. Y el cumplimiento de los objetivos que recoge nuestra ley», zanjan desde el equipo del socialista Juan Espadas. No hay, pues, debate.

Olona ha rehusado que la entrevisten, pero va al debate y recurrió en la precampaña que no le dedicaban el tiempo que merecía

Sea como fuere, Vox sigue haciendo bandera del cierre de Canal Sur en su estrategia electoral. «El cambio real permitirá acabar con la televisión manipulada que cuesta cientos de millones a los andaluces», proclamó el grupo en el Parlamento de Andalucía en un tuit publicado el pasado 2 de junio. «Lo de Canal Sur es de vergüenza. Están haciendo exactamente lo mismo que hacían los socialistas (…) ¿Tener 1.500 y pico de trabajadores para una televisión que los andaluces siguen en unas determinadas franjas de edad?», se preguntó retóricamente el portavoz de Vox en la Cámara autonómica, Manuel Gavira, en una entrevista concedida al programa Acento andaluz de 7 TV a principios de mes.

Este periódico ha intentando con insistencia en los últimos días conocer con mayor detalle las razones que llevan al partido que lidera Santiago Abascal a plantear el cierre de la RTVA pero no ha obtenido respuesta. Tal vez se la requiera esta noche a Macarena Olona alguno de los candidatos con los que enfrentará propuestas en el plató de Canal Sur.

En el primera debate, celebrado la pasada semana en TVE, la líder de Adelante Andalucía (Teresa Rodríguez) ya le afeó la iniciativa. «Canal Sur es la televisión por la que los andaluces podemos vernos a nosotros mismos. Se puede mejorar, pero si dependemos de los medios estatales para vernos nosotros mismos estamos perdidos. TVE ha hablado de Andalucía 700 veces en el último año mientras ha hablado de Madrid 7.000 veces y tenemos dos millones de habitantes más. Necesitamos nuestra televisión pública en Andalucía y con gente contratada en condiciones, con fijeza», defendió.

Denuncia de Vox rechazada por la Junta Electoral

«Lo del cierre por parte de Vox no deja de ser una pose», declaran a este diario desde dentro de la RTVA. «Dicen que no lo quieren pero la observación, la vigilancia y la exigencia que plantean no tiene comparación con ningún otro partido», resalta otra fuente en víspera del debate que hoy mantendrán en la cadena autonómica (21.30 horas) los cabezas de cartel de los seis principales partidos y coaliciones electorales a seis días de que se abran las urnas. El equipo de Olona, que ha rehusado ser entrevistada en Canal Sur esgrimiendo «problemas de agenda», ha confirmado verbalmente a la televisión andaluza su presencia esta noche.

El pasado 24 de mayo, en el tramo final de la precampaña, Vox interpuso una denuncia ante la Junta Electoral de Andalucía contra la dirección general de la RTVA por supuesta vulneración del principio de neutralidad -consagrada en el artículo 66 de la Ley orgánica del régimen electoral (Loreg)- en los informativos regionales durante el periodo comprendido entre el 15 y el 22 de mayo, al entender desproporcionados los «977 segundos de elogios» dedicados al PP «frente a los 230 segundos» concedidos a Vox.

Días después, la Junta Electoral de Andalucía desestimó la denuncia al no cumplir mínimamente la «carga argumental» requerida. «Se limita a realizar, esencialmente, una contabilización, con una muy escasa especificación concreta de su contenido, del tiempo que en los informativos televisivos de Canal Sur se ha dedicado a diversas personas con relevancia política o formaciones políticas, considerando un periodo o bloque temporal que también se selecciona libremente, sin explicar las razones que ha fundado su elección, y refiriéndose, también sin mayores concreciones, a que las informaciones resalten aspectos positivos o elogiosos de ‘la gestión realizada por el PP en el Gobierno andaluz’, sin distinguir así tampoco adecuadamente entre el Gobierno y una de las formaciones políticas que lo sustentan», resolvió.

Recorte de 14 millones para RTVA y Canal Sur

Tras su apoyo a la investidura de Moreno Bonilla, Vox ha tratado en esta legislatura de condicionar el funcionamiento de Canal Sur. Para respaldar el presupuesto andaluz de 2021, el partido obligó al bipartito formado por PP y Ciudadanos a aceptar un plan de eficacia, eficiencia y racionalización con el objetivo de que esta empresa pública ahorrara en gastos 14 millones de euros. Una de las medidas contenidas en dicho acuerdo era buscar las soluciones técnicas para poder exportar contenidos a EEUU e Iberoamérica, «contribuyendo así desde Andalucía al impulso de la hispanidad».

Lejos de caminar por el camino dibujado por Vox en vísperas de las anteriores elecciones andaluzas, el Gobierno de Moreno Bonilla ha asegurado la estabilidad de la RTVA en el mandato que ahora expira con la aprobación -el 29 de diciembre de 2020- del contrato-programa para el periodo 2021-2023. En virtud de este documento, el Ejecutivo se ha comprometido a transferir 140.638.050 euros en cada uno de los tres ejercicios como compensación por el «servicio público esencial» que presta la empresa pública a la ciudadanía andaluza -a razón de 16,6 euros por ciudadano- y a potenciar la «transformación digital». Según los datos aportados en el Parlamento por la dirección general, la RTVA ha destinado casi 25 millones de euros a renovación tecnológica en los últimos tres años después de lustros con nula inversión.

Para este año, el presupuesto de la Radio y Televisión Andaluza asciende a 163,7 millones de euros, de los que 150,60 corresponden los aportará la Junta de Andalucía (incluida una partida de 3,49 millones para inversión tecnológica). El resto son los ingresos que prevé la dirección con la explotación publicitaria de sus distintos canales.

Te puede interesar

Comentar ()