España En la sesión de control al Gobierno

Calviño cuestiona la capacidad de "evaluar" de Cs: "No me sorprenden sus resultados electorales"

Aboga por que el partido naranja rectifique y apoye al Gobierno en la legislatura, en una "última oportunidad" para "ser útiles"

La vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, durante la sesión de control al Gobierno de hoy.

La vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, durante la sesión de control al Gobierno de hoy. EFE

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha cuestionado la capacidad del portavoz de Cs, Edmundo Bal, para «evaluar» las medidas económicas que Moncloa y su ministerio están desarrollando para reducir el impacto de la inflación y la invasión rusa de Ucrania en la economía y las familias. En ese sentido, ha afirmado que no le «sorprende», por la situación la que se encuentra el partido naranja. Su presidenta, Inés Arrimadas tiene un complicado cometido por delante: el último intento de reflotar a Ciudadanos: refundación o fin de las siglas.

«En la pregunta está su propia respuesta. Me demuestra que tiene muy poca capacidad para evaluar la eficacia de las medidas que uno toma, lo cual no me sorprende teniendo en cuenta los resultados que están teniendo de cara a los ciudadanos», ha esgrimido la titular de Economía preguntada por el dirigente liberal sobre qué medidas adoptará el Ejecutivo para reducir el impacto económico en los hogares.

Calviño ha defendido «con claridad» que «las medidas del Gobierno están siendo eficaces, rebajando los precios entre dos y tres puntos». Aunque ha lamentado que «los cortes de suministros de gas y petróleo, por parte de Rusia, no son positivas». «Están subiendo los ‘futuros’ un 40% e.n un escenario internacional muy complejo, y por eso son tan importantes las medidas que estamos aplicando. Y esperamos su apoyo», ha solicitado la vicepresidenta.

Bal denuncia «la falta de elegancia»

«No me esperaba esa falta de elegancia» ni «la del presidente del Gobierno al apelar a los resultados electorales de mi partido», ha lamentado el portavoz de Cs en la cámara baja. «Le quiero decir que no sé qué es peor, si las barbaridades de Podemos o la grandilocuencia y triunfalismo de su partido», ha reprochado Bal durante la réplica a Calviño. Sin más indagaciones en la crítica procedente del Gobierno, el también abogado del Estado ha indicado que sabe que «en el banquito azul se vive muy bien», pero «las familias tienen miedo» ante la deriva económica y por «el precio de la luz, de los combustibles o el precio de la compra».

Bal ha señalado que Calviño advirtió hace unas semanas que bajaría la inflación y, no obstante, ésta sigue en niveles máximos. «Para después de verano, con estos niveles, tenemos la tormenta perfecta. Incluso algunos economistas vienen a advertir que es el último verano», ha expresado a la vez que ha cuestionado el interés del Ejecutivo más en pactar con ERC, «subir los impuestos» o «repartirse los jueces con el PP«. «Ni siquiera han ejecutado los fondos europeos», ha añadido Bal.

Desde Cs critican que el Gobierno de coalición «no se gana el sueldo», pero tampoco «atiende a las propuestas» procedentes desde otros grupos. Y, mientras tanto, como «una jaula de grillos», los socios en Moncloa están constantemente «peleando». «Peléense con ellos para deflactar la tarifa del IRPF, para alargar la vida de las centrales nucleares, para bajar los impuestos de los combustibles», ha exigido Bal.

El ‘segundo’ de Arrimadas en el Congreso de los Diputados ha cuestionado que llevan pidiendo mucho tiempo la bajada del IVA de la electricidad al 5% que hoy ha anunciado Pedro Sánchez. Su giro, indica, «demuestra que las recetas de nuestro entorno europeo funcionan», ha determinado.

Calviño habla de «miopía» en Cs

La ministra de Economía ha afeado a Bal que afirme que el Gobierno «vive bien» en la bancada azul. «Su miopía le lleva a hacer afirmaciones» como esta. «Llevamos dos años enfrentándonos a una pandemia sin precedentes, dos ahora estamos teniendo que responder a una guerra a las puertas de Europa tomando decisiones difíciles. Dedicando veinticuatro horas y siete días a la semana. Señor Bal, usted no entiende la responsabilidad».

Para Calviño «este no va a ser el último verano», pero «sí es quizá su última oportunidad para empezar a ser útiles, para empezar a responder al bienestar de los españoles. Se lo digo de todo corazón, ojalá lo entiendan», ha finalizado su intervención la vicepresidenta primera.

Te puede interesar

Comentar ()