España Estallido de los contactos para el relevo del Poder Judicial

El Gobierno niega que renunciara a la sedición durante la negociación y augura el "declive" de Feijóo

La Moncloa carga duramente contra el jefe del PP por no haber aguantado las "presiones" de "las fuerzas más extremistas de la derecha" que "torpedearon" el pacto desde el principio | Cree que ya no tiene crédito como líder "pactista" y no vale como "interlocutor"

MADRID, 26/10/2022.- El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, en el exterior del Congreso donde este miércoles se celebra primera jornada del debate de totalidad del proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2023. EFE/Javier Lizon

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, en el patio del Congreso el pasado 26 de octubre de 2022. EFE / JAVIER LIZÓN

La ira del Gobierno contra el PP es mayúscula. Siempre receló de las verdaderas ganas de Alberto Núñez Feijóo para negociar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pero siente que la secuencia de los hechos, con una ruptura «unilateral» de un acuerdo «a punto de ser firmado«, le da a la postre la razón. Pero cree que este fracaso absoluto, que dejará colgado al Poder Judicial hasta la siguiente legislatura, pasará factura a Feijóo y ahora comenzará su auténtico «declive» tras no haber resistido a las «presiones» internas y externas.

La voz del Ejecutivo en esta resaca de la ruptura de los contactos ha sido la del interlocutor designado por Pedro Sánchez, Félix Bolaños. El ministro de la Presidencia reprodujo el relato que el presidente hizo a última hora del jueves a los periodistas que viajaron con él en su gira por Kenia y Sudáfrica. Sánchez y Feijóo conversaron durante una hora, recordaba Bolaños, y en en esa charla quedaron en verse el próximo miércoles, 2 de noviembre.

El PP rompe de manera unilateral con otra excusa, una más, son más de 20 las que ha puesto el PP para no cumplir con la Constitución»

FÉLIX BOLAÑOS, MINISTRO DE LA PRESIDENCIA

«Y luego [el PP] nos sorprende con un comunicado a las 20.30, cuando el presidente estaba volando [desde Pretoria hasta la escala en Luanda] con el que rompen de manera unilateral con otra excusa, una más, son más de 20 las que ha puesto el PP para no cumplir con la Constitución», denunció el ministro este viernes en declaraciones a los periodistas antes de un acto en la Real Academia de la Historia, en Madrid.

En esa llamada, según agregó en una entrevista previa en la SER, Feijóo no le anticipó que iba a «suspender» las conversaciones. Y es que además de la ventana del 2 de noviembre, había otro hueco en agenda del que hablaron los líderes para «materializar el pacto», detalló: este mismo viernes.

La ruptura se explica, para el Gobierno, porque «las fuerzas más extremistas de la derecha, las que nunca han querido el acuerdo, las que lo han torpedeado desde el principio, las que no quieren cumplir con la Constitución ni les importa, han doblado el pulso al señor Feijóo». «Una derecha extrema que no se presenta a elecciones, que tiene muchos tentáculos y es muy poderosa» y que está formada por «personas influyentes que, con llamadas, editoriales y programas radiofónicos, han impedido que se pudiera firmar el acuerdo que ya estaba hecho», complementaba el titular de la Presidencia en Rac1.

Feijóo ha perdido todo su crédito para ser un líder pactista, constitucional y que pueda ser un interlocutor válido»

félix bolaños, ministro de la presidencia

El análisis del Ejecutivo es que el líder del PP «ha perdido todo su crédito para ser un líder pactista, responsable, constitucional y que pueda ser un interlocutor válido de la derecha española».

Para la Moncloa, por tanto, ya no hay posibilidad de retomar ninguna negociación con Génova. Se acabó. También Feijóo cree que no serán posibles los acuerdos con el actual Gabinete de Sánchez. Llegarán, dijo este mismo viernes, «con este PP y otro PSOE«. Los puentes, por tanto, están completamente rotos hasta las urnas del año próximo, por lo que el CGPJ tendrá que prolongar muchos meses más su interinidad, que ya acumula casi cuatro años.

La postura es «la misma»

Génova se ha escudado en que Bolaños aseguró que la rebaja de la sedición no estaba encima de la mesa. El ministro negaba este viernes ese extremo: «Nosotros hemos dicho lo mismo en público que en privado, desde hace años. No ha habido ninguna novedad en las últimas semanas. Nuestra posición, y la ha repetido el presidente del Gobierno, es que queremos que nuestra legislación se adecúe a la legislación europea y queremos hacerlo cuando haya una mayoría parlamentaria». Para el escudero de Sánchez, eso explica que en los últimos días el PP «estuviera diciendo que desvinculaban la negociación del Consejo de cualquier otro tipo de reforma legal y, sin embargo, han cambiado de opinión porque le doblan el pulso a Feijóo los que mandan en el PP, las «fuerzas más extremistas de la derecha».

Preguntado sobre cuál fue el argumento que usó el PP para no firmar el acuerdo, Bolaños apuntó que «siempre habían una cuestión, que si un nombre, etc.» y que en los últimos días les estaban «dando largas» porque «no estaban aguantando la presión de una derecha muy peligrosa».

Lo que está claro es que Feijóo nunca quiso renovar el CGPJ, si es por las presiones de la extrema derecha o porque no cree en el Estado de derecho y la Justicia

MARGARITA ROBLES, MINISTRA DE DEFENSA

Zanjada ya cualquier opción de pacto, la situación del Poder Judicial es «muy grave«, aseveró Bolaños a los periodistas. Grave desde el punto de vista institucional, pero también, añadió, porque afecta de lleno a la Justicia y, por tanto, a los ciudadanos.

Para otro miembro del Ejecutivo, la ministra de Defensa, la suspensión de las conversaciones por parte del PP es un «día negro para el Estado de derecho». «Lo que está claro es que Feijóo nunca quiso renovar el CGPJ, las razones no las sé —aseguró Margarita Robles en La hora de La 1 de TVE. Si es por las presiones de la extrema derecha o porque sencillamente no cree en el Estado de derecho y la Justicia y me duele decirlo así», reprochó con dureza duramente la ministra, quien tildó de «increíble» el comunicado del PP, cuyo líder «no tiene altura política», informa EFE.

Robles también acusó a Génova de haber puesto como «excusa» la modificación de la sedición «como podía haber sido otra», cuando la negociación estaba «cerrada». «Me molesta que nos quieran dar lecciones de sentido de Estado diciendo que se está poniendo de riesgo. Estoy un poco cansada de quienes quieren patrimonializar España, su símbolos, las Fuerzas Armadas o la defensa del Estado. A España no la defiende del PP, la defendemos todos. Lecciones sobre defensa del Estado no son aceptables», remarcó la titular de Defensa en la tele.

Te puede interesar

Comentar ()