España

¿Qué es un 'gasto elegible' o una 'orden base'? La burocracia que dificulta la llegada de fondos europeos a las pymes

La CEOE ultima una propuesta con inversiones, reformas y mejoras de ejecución del Plan de Recuperación con vistas a la adenda que el Gobierno tiene que enviar a la Comisión Europea para poder recibir los 84.000 millones en préstamos

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. EP

Burocracia excesiva, falta de información a las empresas, convocatorias muy atomizadas, lejanía del sector público con el privado y falta de peso de las entidades financieras en la evaluación de proyectos. Estos son algunos de los factores que los empresarios señalan como «frenos» en la ejecución de los fondos europeos, la palanca con la que se pretende impulsar la recuperación económica tras la pandemia de la covid-19 y que puede suponer la llegada a España de 163.820 millones de euros (79.820 millones no reembolsables).

Empresarios constatan dificultades para acceder a las líneas de inversión desplegada con cargo a los denominados Next Generation, cuyo desembolso está vinculado al cumplimiento de una serie de hitos y reformas comprometidas por el Gobierno de Pedro Sánchez ante Bruselas y del que sólo se ha repartido el 34%. La Comisión Europea ha librado hasta el momento más de 31.000 millones de euros, estando a la espera de recibir la adenda al plan inicial en la que ya se incluirá la petición formal de préstamos por importe de 84.000 millones.

La velocidad en la ejecución va por debajo de lo previsto. Según ha adelantado este jueves El País, el Gobierno reconoce en un informe interno una ejecución insuficiente de los fondos europeos. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana admite que debe mejorarse el ritmo con el que gasta los fondos correspondientes al Plan de Recuperación que le corresponde gestionar: 16.000 millones.

«Hay una burocracia excesiva», opinan desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). A juicio de la patronal, la Administración sigue trabajando con la «inercia» de siempre, sin reparar en el hecho de que el «99 % de las empresas» nunca se ha enfrentado a un proceso burocrático más que para «pagar impuestos» y de que el «98 %» son pequeñas y medianas (pymes).

«Es muy difícil que la empresa entienda cómo funciona la convocatoria, la base reguladora, el gasto elegible, la justificación, qué es una orden de base… Son lenguajes totalmente distintos y que funcionan por canales paralelos que nunca se cruzan. Está siendo bastante difícil esa conexión entre la oferta de fondos y la demanda por parte de los empresarios», indican a este periódico fuentes de la CEOE.

Agilización del proceso administrativo

De esta forma, lamentan que no se haya hecho un «esfuerzo real» por aligerar los trámites administrativos -generalizando la declaración responsable, por ejemplo- y que 22 meses después de su aprobación siga prorrogándose en el Congreso de los Diputados el plazo de enmiendas del decreto-ley por el que se aprobaron medidas urgentes para la modernización de la administración pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Dicha norma consideraba «acuciante» agilizar los procedimientos administrativos, «simplificando sus trámites y eliminando cuellos de botella normativos» a fin de que, sin renunciar a los controles de legalidad, el mecanismo de recuperación pueda ejecutarse «de forma inmediata» para que los efectos en la economía española se noten «lo antes posible».

«Se podría generalizar el uso de la declaración responsable en las convocatorias y eliminar informes internos de tramitación administrativa que suponen una carga en el proceso pero que entendemos que no dan más garantía. Sin descuidar los controles ex post, sí se pueden aligerar los controles ex ante para garantizar que hay una agilidad en la ejecución de las convocatorias», plantean.

La patronal ultima una propuesta con inversiones y mejoras para que la ejecución del plan «no genere frustración empresarial»

La CEOE aprecia también un problema de «información», tanto a la hora de que las empresas conozcan qué oportunidades hay como de dar a conocer el «índice de ejecución». Así, considera «sorprendente» que a estas alturas de desarrollo del plan «no esté operativa» todavía la plataforma integrada de gestión de fondos (CoFFEE), la herramienta informática que centralizaría toda la información sobre convocatorias y subvenciones y que permitiría seguir la trazabilidad en la ejecución de los fondos. «Las empresas no llegan a conocer al detalle y con la antelación suficiente cómo se van publicando las convocatorias, por lo que les resulta difícil plantear proyectos», añaden.

Tampoco considera la patronal que se haya acertado con el diseño de los fondos, al lanzarse convocatorias «muy atomizadas» que restan agilidad e impiden que se vaya alcanzando el ritmo comprometido por el Ejecutivo ante las autoridades comunitarias, que sólo libran los pagos si se acredita el cumplimiento de hitos y objetivos identificados para el semestre anterior. «Empezamos a ver que ese diseño mejorable de los fondos está haciendo que sea una barrera clara de ejecución de fondos para las empresas», advierten.

De igual forma, consideran necesario que exista «más colaboración público-privada», de modo que sea más escuchada la voz de los empresarios en el diseño de las convocatorias. «La prueba más evidente que justifica esa postura es el PERTE [Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica] del vehículo eléctrico, lanzándose una segunda que no estaba prevista inicialmente», indican.

Para que las ayudas terminen llegando a pymes y autónomos, desde la CEOE consideran necesario «reforzar el papel del sector financiero» en la evaluación de proyectos como vía «capilar y directa» para el acceso a los fondos por parte de las empresas.

Propuestas para la adenda al plan

Con el fin de identificar las prioridades sectoriales y los proyectos estratégicos a reforzar con los fondos adicionales de los que se dispondrán (los 7.706 millones de euros que le han asignado adicionalmente a España tras el recálculo del Producto Interior Bruto (PIB) y los 2.586 millones del nuevo programa con el que se pretende frenar el precio de la energía y avanzar en la transición verde en Europa), el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital envió una carta a finales del pasado mes de julio a los presidentes de las comunidades y ciudades autónomas en la que les emplazaba a presentar propuestas antes del 15 de septiembre para elaborar la adenda al plan inicial. De momento, no ha trascendido la fecha en que el Ejecutivo tiene previsto enviar a Bruselas el documento ampliatorio, si bien la patronal pronostica que no lo hará «antes de diciembre».

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, se comprometió en la mesa del diálogo social a plantear una «propuesta detallada» con inversiones, reformas y mejoras de ejecución. Las fuentes aseguran que dicho documento se está ultimando y que tan pronto como esté terminado se enviará a la vicepresidenta Nadia Calviño, titular del ministerio que tiene asignada la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

«Insistimos en la importancia de agilizar la tramitación administrativa para que los fondos sean una realidad y no generen frustración empresarial, así como se incorpore la visión de la empresa dejando de lado la inercia del sector público para asegurar que las convocatorias se ejecutan al 100 % y no ocurra como con los PERTE, que se quedan al 25 %», apostillan.

Te puede interesar

Comentar ()