España

Modificación de última hora que aprueba el pleno del Congreso el jueves

El Gobierno intenta clarificar la 'ley del sí es sí' con una enmienda más a la reforma exprés del Código Penal

PSOE y Unidas Podemos pactan un cambio en la legislación penal, en la exposición de motivos, para que la ley de libertad sexual se interprete conforme a su espíritu y no haya rebajas de pena indiscriminadas, pero no toca en ningún caso la norma promovida por el Ministerio de Igualdad | El añadido no tiene fuerza normativa ninguna

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno de España, Isabel Rodríguez; la ministra de Hacienda, María Jesús Montero; la ministra de Igualdad, Irene Montero; y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, juntas durante la entrega de reconocimientos con motivo del 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, a 25 de noviembre de 2022, en Madrid (España). Los reconocimientos son entregados a personas, proyectos e instituciones, que este año 2022 han sido reconocidas por su labor en diferentes ámbitos en la lucha contra las violencias machistas. Este es uno de los actos que se desarrollan en España durante la jornada de hoy para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer declarado por la Asamblea General de Naciones Unidas para sensibilizar a los ciudadanos respecto al problema. El día 25 fue elegido en 1999 por la ONU para rememorar el asesinato en República Dominicana en 1960 de las hermanas Mirabal, activistas políticas que se opusieron a la dictadura del entonces dictador de ese país Rafael Leónidas Trujillo.

Las ministras de Igualdad, Irene Montero (2d), y Hacienda, María Jesús Montero (2i), conversan en un acto por el Día contra la Violencia Machista, en Madrid, el pasado 25 de noviembre de 2022. A su lado, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez (i), y la responsable de Industria, Reyes Maroto (d). EUROPA PRESS / EDUARDO PARRA

La voluntad del presidente del Gobierno de cerrar todas las carpetas conflictivas pendientes es tan férrea que también colgará de la acelerada reforma del Código Penal, que culminará su tramitación en el Congreso este mismo jueves, un cambio relevante que busca aclarar la interpretación de la ley del solo sí es sí, para que los jueces la interpreten con arreglo al espíritu que la inspiró y se frenen las rebajas de condenas a agresores sexuales. Los dos grupos que sustentan al Ejecutivo de coalición, PSOE y Unidas Podemos, han pactado y aprobado una enmienda que se incorpora a la exposición de motivos de la reforma para que no haya reducciones de penas si la condena impuesta entra dentro de la horquilla de la nueva legislación.

No se toca, sin embargo, la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual —la ley del sí es sí—, ni se introduce un añadido específico en la parte dispositiva de la reforma que aluda explícitamente a la ley promovida por Igualdad. Es decir, que carece de fuerza normativa, como recordó el PNV y asume el PSOE, que no descarta ajustes posteriores. Sin embargo, es la solución de compromiso a la que han llegado socialistas y morados. Los primeros eran partidarios del «retoque técnico» del que hablaba Pedro Sánchez hace una semana; los segundos, que no se toca una coma del sí es sí, como defendió siempre la ministra Irene Montero, que esgrimía que la redacción era impecable y que el problema radicaba en la interpretación que de ella estaban haciendo jueces «machistas».

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

La enmienda de PSOE y Unidas Podemos [aquí en PDF], por tanto, se integra en la proposición de ley de reforma del Código Penal que se está tramitando de manera exprés en el Congreso. Inicialmente, el punto central del texto era la supresión del delito de sedición, pero en esta última semana se han ido agregando cuestiones medulares: la modificación del delito de malversación o el cambio en las leyes que regulan el Constitucional y el Poder Judicial para forzar el desbloqueo en el tribunal de garantías. Ahora, se aprovecha esta macrorreforma, por tanto, para hacer «un recordatorio» a jueces y magistrados —así lo definen en Podemos— de que no ha de aplicarse automáticamente una revisión a la baja de la pena. La enmienda quedó aprobada este martes por la Comisión de Justicia del Congreso y este jueves la validará el pleno de la Cámara baja. El Senado empleará solo una semana para tramitar la reforma del Código Penal, a fin de que esté aprobada definitivamente el 22 de diciembre, antes de Navidad.

Los dos grupos buscan una una «aplicación correcta de las modificaciones del Código Penal», que sirva de guía a los jueces

El texto impulsado este martes es una transaccional de última hora de PSOE y Unidas Podemos a una enmienda del PDeCAT a la exposición de motivos de la norma. En ella, se especifica que en las reformas penales, aunque no se establezca un régimen transitorio para las revisiones de condenas, sigue vigente la disposición transitoria quinta del Código Penal de 1995, que fijó ya entonces que cuando la pena impuesta quepa en la nueva legislación no tiene por qué revisarse. «No obstante, la diversidad de interpretaciones realizadas en recientes reformas que afectan al Código Penal aconseja su introducción expresa, conforme al principio de seguridad jurídica garantizado en el artículo 9.3 de la Constitución española», reza el texto aprobado ya por la Comisión de Justicia de la Cámara baja. Es decir, se busca, apuntaron en un comunicado conjunto socialistas y morados, «una aplicación correcta de las modificaciones del Código Penal», entre ellas el sí es sí.

«Vamos a esperar al Supremo»

Fuentes de la cúpula del PSOE admiten que la enmienda, al retocar la exposición de motivos, no tiene ninguna fuerza normativa. Se trata, por tanto, de un «recordatorio explícito de la voluntad del legislador, que no afecta solo a la ley del sí es sí, sino que impregna a todo el Código Penal». Subrayan, por eso, que no es el «retoque técnico» al que se refería la semana pasada el jefe del Ejecutivo, sino una orientación a los jueces. «Vamos a esperar a ver qué dice el Tribunal Supremo y, si es necesario, se introducirán cambios«, señalan en Ferraz.

Los dos socios subrayan que se trata de un «recordatorio» a los jueces de la voluntad del legislador. El PSOE no descarta retoques técnicos en el ‘sí es sí’

En Unidas Podemos coinciden en que la enmienda es un «recordatorio del régimen transitorio» y la jurisprudencia existente y que vale «para cualquier modificación del Código Penal» y que no cambia en nada el sí es sí. En suma, que este texto ha de servir de guía a los jueces cuando revisen condenas.

La transaccional fue apoyada en la Comisión de Justicia por PSOE y Unidas Podemos y contó con la abstención del PNV, ERC y Bildu, informa EFE. El texto no menciona ni la ley del sí es sí ni el goteo de rebajas de penas y excarcelaciones, pero sí lo hacía la enmienda del PDeCAT, que planteaba una disposición adicional nueva en la que instaba al Ejecutivo a analizar las consecuencias de la ley de libertad sexual y, en su caso, a impulsar «las iniciativas convenientes para su eventual modificación«. El cambio introducido en la exposición de motivos «no tiene fuerza normativa», subrayó el portavoz del PNV, Aitor Esteban.

El portavoz del Grupo Socialista, Patxi López, señaló en rueda de prensa en la Cámara baja que el añadido está pactado por los ministerios de Justicia e Igualdad. «Es un toque de atención a los tribunales para que no vayan por ahí, porque esta ley también permite compatibilizar penas y que no haya rebajas de condenas si entran dentro de la horquilla», afirmó el dirigente, incidiendo en que el sí es sí es una «buena ley» y «mucho más potente» que la polémica que ha creado con la rebaja de condenas, informa Europa Press.

Te puede interesar

Comentar ()