España

Macroencuesta electoral

El CIS autonómico pone en riesgo Extremadura y La Rioja para el PSOE y hunde a Revilla en Cantabria

El PP superaría ligeramente la candidatura de Guillermo Fernández-Vara y Revilla intercambiaría la tercera posición regional con el PSOE. Unidas Podemos inclinaría la balanza | El CIS da a Cs hasta cuatro escaños en la Comunidad de Madrid, cuando el mínimo para entrar es de siete

(I-D) La presidenta del Govern balear, Francina Armengol; la de Navarra, María Chivite; el de Aragón, Javier Lambán; el de Castilla La-Mancha, Emiliano García-Page; el de la Generalitat valenciana, Ximo Puig y el de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, a su llegada a la conferencia de Presidentes de La Palma EP

Un día después de publicar el último barómetro anual nacional, el de diciembre, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que dirige José Félix Tezanos ha dado a conocer una macroencuesta electoral a nivel autonómico. Todo, de cara a la apertura del ciclo de comicios locales y regionales que culminará el próximo mes de mayo. En dicha encuesta, el PSOE ganaría en todos sus feudos actuales excepto Extremadura, aunque la entidad aporta unas horquillas de estimación notablemente amplias que dan pie a múltiples posibilidades de conformación de nuevos gobiernos. Entre los elementos más destacado de la misma que pueden apreciarse, es que el PSOE ve peligrar dos de sus feudos más importantes: Extremadura y La Rioja. Asimismo, en Cantabria peligraría un enésimo ejecutivo encabezado por Miguel Ángel Revilla.

El presidente de la Junta extremeña, Guillermo Fernández-Vara, podría verse superado por el PP de María Guardiola, la gran apuesta de Alberto Núñez Feijóo para recuperar el gobierno autonómico una vez Juan Antonio Monago ha decidido dar un paso atrás en la cúpula popular regional. Concretamente, Vara y el PSOE regional se moverían en un rango que va de los 24 a los 32 escaños. Guardiola conseguiría la primera posición en Extremadura, muy ligeramente por encima: con una horquilla de 26-35 representantes. La mayoría parlamentaria es de 33, por lo que el socialista estaría en manos de Unidas Podemos, que optaría desde los cero a los seis escaños. Vox y Cs podrían jugar un papel relevante, situados desde el extraparlamentarismo a los cinco y dos diputados respectivamente.

La líder riojana Concha Andreu también vería disputada la primera posición electoral conseguida cuatro años antes, aunque no de manera tan ajustada como Vara. Mientras ella y el PSOE van de los 14 a los 19, el PP de Alberto Galiana transita entre los 12 y los 15 escaños. Dependería igualmente de un pacto con Unidas Podemos (0-4). Menos inconvenientes tendría Emiliano García-Page, que sería el candidato más votado en Castilla-La Mancha con entre 15 y 22 escaños, seguido del PP de Paco Núñez con entre 6 y 13. La suma con Vox, en un máximo de seis parlamentarios, no permitiría al PP recuperar la Junta. Tampoco darían un vuelco en Aragón. Javier Lambán haría lo propio con entre 27 y 40 diputados. La candidatura de Jorge Azcón por los populares daría a Génova de 16 a 22 representantes; mientras que en la Comunidad Valenciana, Ximo Puig podría reeditar el Pacto del Botánico con Compromís y Unidas Podemos para superar los 51 escaños necesarios para la mayoría. El PSOE-PSPV obtendría entre 32 y 45 parlamentarios.

El PRC de Revilla, que en este momento gobierna en coalición con el PSOE vería reducida su representación de los 15 a los 5 o 7 escaños. Sería tercer partico autonómico, revirtiendo así su situación con el PSOE: ahora los socialistas cuentan con seis miembros. Sumaría un máximo de 20 escaños con el PSOE, uno menos de los que cuenta actualmente. El PP y Vox tendrían 19, por lo que la gobernabilidad se decidiría por mayoría simple en el que Unidas Podemos y Ciudadanos decidirían.

Ayuso reeditaría el resultado

La actual presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, quedaría entre los 55 y los 67 escaños, optando con ese máximo a repetir los resultados de 2021. El PP, por tanto, podría volver a gobernar con apoyo externo de Vox, que ahora retrocedería a entre 7 y 9 escaños desde los 13. Una de las peculiaridades es que, al mismo tiempo, el PSOE-M de Juan Lobato (31-38) -que recuperaría el segundo puesto regional- podría también gobernar junto a Más Madrid (21-25) y Unidas Podemos (10-13) por esa variación de horquillas. La combinación de estas tres fuerzas fijaría un balance posible de 62 a 76 diputados autonómicos para la Asamblea de Madrid.

Uno de los datos más peculiares es que se prevé la entrada de Ciudadanos (Cs) con hasta cuatro miembros en la cámara, cuando está establecido que se requiere un mínimo de siete para obtener representación. El organismo de Tezanos da posibilidad de representación a los naranjas en todas las comunidades excepto en Castilla-La Mancha.

Te puede interesar

Comentar ()