España

IU escenifica su lejanía con Sánchez en el Congreso del Polisario: "2022 fue un año vergonzoso"

El diputado de IU en el Congreso, José Luis Bueno, conversa con Brahim Ghali. IU

Izquierda Unida vuelve a apartarse del histórico cambio de posición del Gobierno español en el contencioso del Sáhara. Y lo hace, en esta ocasión, desde los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) y en el marco del Congreso del Frente Polisario cuya clausura ha sido aplazada hasta este jueves. Dirigentes de la formación han trasladado a Brahim Ghali el apoyo total a la causa y han tildado el giro de Pedro Sánchez de «vergonzoso».

Fuentes del partido han indicado a El Independiente que la delegación de IU ha estado liderada por Jon Rodríguez, responsable de Política Internacional de la formación y José Luis Bueno, diputado de Izquierda Unida en el Congreso. Por parte del PCE, ha acudido Marta Martín. Podemos, por su parte, ha optado por el perfil bajo: ha estado representada por la vicepresidenta del Parlamento balear y una técnica sin cargo público de relevancia.

Silencio del PSOE

En su declaraciones desde los campamentos, Bueno ha ceñido el giro copernicano de España en el litigio del Sáhara, firmado por el Gobierno de coalición del que forman parte, a una posición unilateral adoptada por el PSOE, que a pesar de haber sido invitado ha declinado participar en el Congreso. La consigna de Sánchez y sus ministros es no hacer declaraciones ni llevar a cabo actos públicos que incomoden a la monarquía alauí. En virtud de esa máxima, Grande-Marlaska y Albares han llegado a defender la actuación de la gendarmería marroquí en episodios condenados por las organizaciones de derechos humanos como el salto a la valla de Melilla, que dejó más de una treintena de migrantes muertos.

«Soy consciente de que 2022 ha supuesto un año vergonzoso en las relaciones entre España y el Sáhara Occidental por el cambio de postura unilateral del presidente del Gobierno”, ha señalado el diputado desde Dajla, la «wilaya» (provincia) en la que se celebra la reunión, la primera en más de tres años.

A su juicio, se trata de «un cambio de postura que no pasó ni por el Parlamento español, ni por el seno del Gobierno de España, y que para más vergüenza tuvimos que enterarnos por un comunicado de la Casa Real marroquí». En su intervención hasta el plenario, reconoció el «honor» que supone para IU estar en contacto con “el valeroso y hermano pueblo del Sáhara Occidental y participar en el congreso del único y legítimo representante del pueblo saharaui”.

«Nos vamos con la convicción de que este pueblo vencerá y que más pronto que tarde volveremos a un Sahara Libre», ha manifestado Bueno a su regreso a España. Unas declaraciones que desafían la narrativa del Gobierno de coalición y que provocarán malestar en el régimen marroquí.

«Organización hermana»

Por su parte, el responsable de Internacional del partido que dirige el ministro de Consumo Alberto Garzón calificó de «organización hermana» al Polisario en unas breves palabras frente a Ghali. «Simplemente expresar nuestro rechazo a la decisión de Sánchez. Ya sabe que somos parte del Gobierno de coalición pero que hemos estado en la oposición a esa decisión y que hemos estado participando en las diferentes convocatorias que ha habido por parte de la sociedad contra esta decisión y en el rechazo institucional que ha sido muy contundente».

«Vamos a seguir en esa batalla hasta conseguir nuestros objetivos que son compartidos. Le agradecemos la oportunidad de estar aquí y que sepa que puede contar con nosotros para lo que sea», agregó. Las diferencias entre el PSOE y Unidas Podemos en la posición respecto a la ex colonia son notorias. Ningún ministro de la órbita morada participará en la Reunión de Alto Nivel entre España y Marruecos que se celebrará los próximos 1 y 2 de febrero en Rabat y que verá un auténtico desembarco de ministros del PSOE, «una decena», según José Manuel Albares.

Al Congreso también han acudido representantes de Anticapitalistas, escindida ya de Podemos; Bloque Nacionalista Galego o Bildu, entre otras formaciones nacionalistas. En total, ha estado presentes unos 350 invitados internacional y más de 2.000 delegados locales en un Congreso que, por primera vez en la historia del movimiento, cuenta con dos candidatos a secretario general, el actual líder Brahim Ghali y Bachir Mustafa, uno de los dirigentes del buró político y hermano del histórico fundador del movimiento Luali Mustafa.

Se espera que la votación para designar al secretario general se celebre a última hora de este miércoles para cerrar definitivamente la reunión el jueves. Las deliberaciones acerca de la hoja de ruta, marcada por la reanudación de la guerra y el futuro del conflicto tras 47 años de ocupación marroquí, han demorado el cierre.

Te puede interesar

Comentar ()