España

Elecciones autonómicas de mayo

Vox insiste con Rocío Monasterio como candidata a la Comunidad de Madrid

La actual líder del partido en la Asamblea de la región buscará ser clave para la gobernabilidad del PP e Isabel Díaz Ayuso en la próxima legislatura | Defiende las medidas anunciadas por García Gallardo en Castilla y León y marca distancia con un PP que ve asentado en la izquierda

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, interviene en rueda de prensa durante un pleno en la Asamblea de Madrid EP

La líder de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, volverá a representar las siglas del partido en las próximas elecciones autonómicas del 28 de mayo. Lo hará por tercera vez, tras los comicios de 2019 y el adelanto electoral de 2021. Y el objetivo marcado por Bambú y el Comité Ejecutivo Nacional de Vox (CEN) es claro: ser determinantes para la investidura y la gobernabilidad de Isabel Díaz Ayuso y el Partido Popular (PP), quien en las últimas encuestas publicadas roza la mayoría absoluta.

«Será un honor seguir defendiendo en la Comunidad de Madrid los principios y valores que nos trajeron hasta aquí. Gracias a Santiago Abascal y Vox por su confianza», ha publicado Monasterio a primera hora de la mañana en su cuenta de Twitter. Paralelamente, y por la misma vía, Vox ha confirmado que será definitivamente la cabeza de cartel autonómica, haciendo con ello tándem con Javier Ortega-Smith, que por su parte buscará condicionar también un nuevo gobierno de José Luis Martínez Almeida. Los madrileños merecen un cambio de políticas públicas que traiga «seguridad, prosperidad y mejores servicios». «¡Enhorabuena por el nombramiento y a por todas!», la ha animado Vox.

Monasterio, tras conocerse la noticia, ha concedido una entrevista en esRadio en la que ha abordado la actualidad política madrileña, y ha reiterado que «hay que defender muchas cosas que no se están haciendo», caso de la derogación de la ley trans en la región. Algo que se compromete a seguir intentando en el próximo ciclo. «Lo que hay que hacer es desterrar sin miedo las políticas de la izquierda. Si el PP quiere estar a las órdenes del PSOE y el grupo Prisa, no es nuestro problema», ha asegurado. Pero también, en esta línea, se ha referido a la polémica generada en Castilla y León a cuenta de las medidas antiaborto anunciadas por el vicepresidente y compañero en Vox, Juan García-Gallardo.

La líder de Vox no ve problema alguno «en informar y ofrecer a todas las mujeres embarazadas una ecografía en 4D». «Escucho a Borja Sémper y a Sánchez tratándonos a las mujeres como si fuéramos tontas», mientras que «Gallardo lo que ha hecho es defender que se tiene que ofrecer información a la mujer y tenemos suficiente autonomía» para decidir. Como expresó ayer desde el Congreso de los Diputados el portavoz parlamentario Iván Espinosa de los Monteros, Monasterio ha puesto el foco en el PP, advirtiendo que junto a García-Gallardo, el jueves durante la rueda de prensa en la que se comunicó, éste salió junto a «el portavoz del PP» en Castilla y León. Y no expresó nada. «La duda es si el PP cumple con sus compromisos o no», ha añadido, aunque no ha afirmado, como Espinosa o el secretario general Garriga, si el pacto se tambalea o sufrirá una revisión.

Sobre la publicación del protocolo por escrito, Monasterio ha dicho que el documento «lo tiene que publicar la Consejería de Sanidad», que depende directamente del PP de Alfonso Fernández Mañueco. «¿Acaso hemos hackeado la web de Castilla y León?», ha ironizado la candidata madrileña. Monasterio establece como meta máxima consolidarse en el Gobierno, bajo previo intento de «sacar a Sánchez lo antes posible y hacer políticas que desmonten a la izquierda». «Nosotros queremos el poder para cambiar el rumbo de España, no para mantener las políticas de la izquierda»; «si el PP quiere mantenerlas, ¿para qué quiere el poder?», ha espetado, marcando perfil electoral propio como ha promovido la cúpula de Vox.

Te puede interesar

Comentar ()