España

Feijóo recupera al núcleo duro de Cristóbal Montoro para reforzar su equipo económico

Los ex secretarios de Estado Ferre, Fernández Currás y Nadal colaboran con Génova en el diseño de su programa fiscal

Alberto Núñez Feijóo y Cristóbal Montoro en una imagen de archivo EFE

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha decidido ampliar sus equipos, no sólo desde el punto de vista orgánico, sino también con muchos nombres que están en la sombra, la mayor parte dedicados a tareas en el sector privado y de consultoría tras dejar la administración pública, pero que contribuyen con informes y estudios a construir la propuesta popular para las elecciones generales de diciembre de este año. La consigna es echar mano «de todo el talento que tiene este partido», en muy buena parte residenciado en un «grupo de secretarios de Estado de los gobiernos de Mariano Rajoy», explican fuentes populares.

Conscientes de la importancia de la propuesta económica y fiscal que ofrecer a los ciudadanos para los próximos cuatro años, Núñez Feijóo ha acudido a miembros del equipo del ex ministro Cristóbal Montoro, acaso el titular de Hacienda que batió el récord de permanencia de unos Presupuestos, dado que las cuentas del Estado de 2018, de su autoría, pervivieron en 2019 y 2020. Y es que Pedro Sánchez no consiguió tener unas cuentas propias hasta 2021.

Entre los nombres más destacados están los de Miguel Ferre y Marta Fernández Currás. Ferre fue secretario de Estado de Hacienda entre 2012 y 2016 y antes estuvo en la Representación Permanente de España ante la Unión Europea (Reper) y en el Ecofin. Actualmente Ferre es socio mayoritario de la consultora Kreab España.

Fernández Currás, una ex secretaria de Estado que antes fue consejera gallega con Feijóo

Por su parte, la gallega Marta Fernández Currás, ex secretaria de Presupuesto y Gasto entre diciembre de 2011 y noviembre de 2016, también colabora con el equipo económico del PP al frente del cual se sienta Juan Bravo. Incluso se llegó a anunciar su incorporación en el aparato de Génova bajo la dirección de Bravo, aunque finalmente, no aparece en el organigrama.

Currás fue consejera de Hacienda de la Xunta de Galicia en 2009, nombrada por Núñez Feijóo, entonces presidente autonómico, en pleno proceso de fusión de las cajas, cargo que dejó al ser nombrada secretaria de Estado en el primer gobierno de Rajoy.

Tras salir del Gobierno fue fichada por la consultora Ernst & Young (hoy EY), lo que no dejó de ser polémico hasta el punto de que el hoy líder del PP defendió en su día que se le iba a aplicar «una de las normativas más estrictas de la Unión Europea» en materia de incompatibilidades para evitar las controvertidas puertas giratorias. Cuestión que aborda, precisamente, en su «Plan de calidad institucional», presentado el pasado lunes en Cádiz.

«Echan mano con programas y equipos», explican las fuentes consultadas, que no dejan de destacar que muchos de esos ex secretarios de Estado se fueron a consultoras «y quieren volver a la política». De hecho, ese puede ser uno de los filones de los que Feijóo se alimente en el que sería su Gobierno en caso de ganar las elecciones y sumar suficientes apoyos en la investidura.

Otro nombre es el del sucesor de Fernández Currás en la secretaría de Estado, Alberto Nadal, puesto al que saltó desde la secretaría de Estado de Energía. Este técnico comercial del Estado es otro fijo entre los asesores áulicos. Nadal terminó dejando Génova tras el triunfo de Pablo Casado en el congreso extraordinario del partido de julio de 2018. Fue su hermano gemelo, Álvaro el que llegó a ser ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Sólo Lasalle rompió con el PP

Explica a El Independiente un ex secretario de Estado de los que apoyó a Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias populares -y con nulas ganas de volver a la refriega política a pesar de que en entorno de Feijóo se pusieron en contacto con él- que «lo cierto es que la mayoría de los que nos fuimos tras perder el gobierno y luego ganar Casado el congreso extraordinario no lo hicimos de malas. Sólo José María Lasalle abandonó su militancia«, recuerda. Los ex secretarios de Estado siempre fueron percibidos como el «banquillo» del PP para los gobiernos de la era postrajoy.

En el entorno de Núñez Feijóo explican que el líder popular «habla constantemente con mucha gente fuera de agenda», tanto con carnet del PP como ajenos al partido. En esas rondas ha incluido a Inés Arrimadas, Santiago Abascal, Yolanda Díaz, Andoni Ortuzar y hasta Íñigo Errejón. Y también con muchos de los que lo fueron todo en los gobiernos de Rajoy, además de con el propio ex presidente del Gobierno. «Ha habido excelentes profesionales que estaban desaprovechados para la cosa pública», dicen en Génova. El presidente de PP le quiere poner remedio. Ha empezado, oficialmente, con Borja Sémper e Íñigo de la Serna «y vendrán más», anuncian.

Te puede interesar

Comentar ()