España

Los populares fomentarán la maternidad, pero no coaccionarán

Feijóo, sobre el aborto: "No es un derecho fundamental"

El presidente del Partido Popular pide un consenso político y social sobre el aborto por la cantidad de cuestiones "morales, éticas y religiosas que confluyen" a su alrededor | Ve necesaria su regulación, pero muestra conformidad con la ley de plazos actual

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante su visita a la Fundación Ronald McDonald de Madrid, este miércoles EP

En plena polémica sanitaria en Madrid y cuestionado por los sectores sociales e internos del PP a raíz del posicionamiento ambiguo con el aborto, Alberto Núñez Feijóo sigue con su agenda. Este mediodía, el dirigente popular ha visitado la Fundación Infantil Ronald McDonald integrada en el Hospital Niño Jesús de Madrid en la especialidad de atención oncológica. En declaraciones a los medios de comunicación, Feijóo ha matizado nuevamente la posición del PP sobre el aborto. Sobre la cuestión, considera que «hay un interés» por parte del Gobierno de «desviar la atención de los problemas actuales», especialmente económicos. Pero insiste que la posición es la misma que la manifestada hace unos días.

El líder popular ha expresado que su partido va «a apoyar a todas las mujeres en sus procesos de maternidad», pero, igualmente, no van «a coaccionar a ninguna que quiera interrumpir voluntariamente el embarazo». Feijóo advierte la necesidad de alcanzar «consensos» en esta cuestión a nivel político y social, porque alrededor de él «confluyen cuestiones éticas, morales o religiosas». Ha aclarado que, como recoge la ponencia del PP de 2017, el aborto «no es un derecho fundamental porque no lo recoge así la Declaración de Derechos Humanos de la ONU», pero entiende que una mujer pueda acogerse a él según la legislación de cada país.

El presidente del PP ha precisado que «salvo Malta y Polonia, el aborto está regulado en veintitrés países de la Unión Europea», algo que ve necesario. También en España con la ley de plazos aprobada por el segundo gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y el PSOE. «Ni el PP ni el PSOE la han cambiado» hasta la fecha, «ese es el consenso al que hay que llegar», ha defendido reiterando su compromiso con la actual legislación, pese a no considerar la interrupción del embarazo como derecho fundamental. «Es una actuación de la mujer que se debe solo adoptar de acuerdo con la legislación», ha insistido. Igualmente, y como viene defendiendo el PP en el Congreso de los Diputados, Feijóo sí ha rechazado que con la nueva reforma las menores a partir de dieciséis años puedan abortar sin consentimiento paterno, que se regule la objeción de conciencia de los médicos o que no se establezca un periodo mínimo de reflexión antes de pedirlo.

Es necesaria una regulación del aborto. Ni el PP ni el PSOE han cambiado la ley de plazos en trece años. Ese es el consenso al que hay que llegar

Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP

El también senador por Galicia ha fijado la posición de su grupo político en la misma senda manifestada el lunes por el portavoz de campaña Borja Sémper, quien afirmó que el aborto «no es un derecho». El líder gallego se ha expresado en esos términos tras una visita a la fundación privada que colabora con la sanidad española contra el cáncer infantil. A parte del aborto, Feijóo ha condenado «el uso partidista del sistema sanitario y la desacreditación del Gobierno central hacia las comunidades que lo gestionan». Ello, en una clara referencia a la Comunidad de Madrid. «Es muy fácil hablar y difícil gestionar; es fácil criticar, lo difícil es curar. El Gobierno trabaja por desprestigiarlo cuando no arropa y politiza», ha añadido.

Feijóo tiende la mano, así, a la baronesa popular en la región y presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, tras la manifestación por la sanidad convocada este domingo. «Entiendo a las personas que han ido a la manifestación, y lo comparto», ha indicado el líder del PP aludiendo al «problema estructural» que para él tiene España: la ausencia de médicos suficientes. Sin embargo, no ve con buenos ojos que se «politice» la causa. «Es una falta de respeto a la propia sanidad pública, y no voy a aceptar que se deteriore su imagen», ha continuado. Ante esos propios ataques del PSOE que ha señalado, reprocha a los socialistas que no sean «capaces de atender a esos pacientes» en sus respectivas comunidades y los envíen a Madrid, porque «es una burla a los ciudadanos». «En lugar de ayudar a mejorar e incrementar el número de médicos», se posicionan «contra una comunidad y una presidenta concreta».

Medidas para afianzar la Sanidad

Feijóo ha reprochado al Ejecutivo nacional de Pedro Sánchez que no se centre en resolver el déficit de médicos dentro del sistema nacional de salud, que hace que, de acuerdo a sus derechos, cuando un sanitario coge una baja o vacaciones, sea imposible sustituirlo. Todo pese a que «este año van a quedar dos mil médicos sin poder trabajar» y que no pueden optar a plazas MIR. Frente a ello, el conservador ha anunciado que, de gobernar, en la próxima legislatura se compromete a crear el mismo número de plazas que de graduados haya en las facultades de medicina españolas.

A esa medida, se suman otras propuestas como la creación de una especialidad de urgencia médica para poder mejorar el ratio de la atención privada. A nivel oncológico, Feijóo impulsará la atención oncológica entre los cero y los 18 años con apoyo psicológico a las familias y al paciente, unidades específicas en pediatría, continuidad educativa durante el ingreso en los hospitales, cuidados paliativos a domicilio, habitaciones individuales con WIFI y ordenadores para los pacientes o acompañamiento de los familiares en las UCI durante las 24 horas. Pero, sobre todo, destaca el compromiso para «duplicar» los 120 millones que actualmente se invierten en la lucha contra el cáncer.

Te puede interesar

Comentar ()