España

Las planchas electorales fueron votadas por unanimidad en el comité federal

El PSOE relega en las listas del 23-J a los nuevos perfiles feministas y jóvenes

Deja como dos por León, de dudosa salida, a Andrea Fernández, la secretaria de Igualdad, y saca del Congreso a Laura Berja o Beatriz Carrillo | No seguirá el exlíder de JSE Omar Anguita y su sucesor, Víctor Camino, tiene complicado ser elegido

Redactor de Política
La diputada socialista y secretaria de Igualdad del PSOE, Andrea Fernández, durante el pleno del Congreso del pasado 7 de marzo de 2023, cuando se debatió la toma en consideración de la reforma de la 'ley del sí es sí'.

La diputada socialista y secretaria de Igualdad del PSOE, Andrea Fernández, durante el pleno del Congreso del pasado 7 de marzo de 2023. EUROPA PRESS / RICARDO RUBIO

Además de los grandes rasgos que se han trazado del nuevo grupo parlamentario que ha forjado Pedro Sánchez para después del 23-J a través de las listas electorales, destacan otras pinceladas quizá menos vistosas pero también importantes en las dinámicas internas del PSOE. Y una de ellas es cómo han sido desplazados, cuando no apartados, perfiles emergentes del partido. Nuevos rostros feministas, jóvenes, que bien ya no tendrán escaño en el Congreso o bien porque, de entrada, no lo tienen garantizado, en muchos casos por razones más orgánicas que políticas. Nombres como Andrea Fernández, Laura Berja, Uxía Tizón, Raquel Pedraja, Beatriz Carrillo, Omar Anguita o Víctor Camino.

De todos ellos, el más simbólico y el de mayor peso orgánico es el de Andrea Fernández (Valencia de Don Juan, León, 1992), que compite el 23-J como la dos por León. Ella, aupada por Adriana Lastra, fue elegida secretaria de Igualdad del PSOE en el 40º Congreso Federal del partido, celebrado en Valencia en octubre de 2021. Es, por tanto, la número cuatro en el escalafón socialista, un puesto de muchísimo relieve, mimado tradicionalmente por el PSOE, y que en esta legislatura tan convulsa ha gozado de mucha presencia, por el protagonismo de las políticas feministas y la agenda legislativa impulsada desde el Ministerio de Igualdad, pilotado por Irene Montero.

Distintas fuentes del PSOE coinciden en que el 'castigo' a Fernández se debe al veto del líder provincial, Cendón, pero en el entorno de este lo niegan y recuerdan que el dos es un puesto de salida: lo fue en 2019

En 2019, el PSOE obtuvo dos escaños por León, tanto en las generales de abril como en la repetición de noviembre. El tercer diputado lo obtuvo el PP y el cuarto y último lo pescó primero Ciudadanos y luego Vox. Ahora, el pronóstico es que el reparto pueda ser 2-1-1, pero con el PP en cabeza. El empate a dos actas de los dos grandes partidos en una circunscripción pequeña —desde las elecciones de junio de 2016 reparte solo cuatro escaños, uno menos de los que tenía desde 1986 por la pérdida de población— parece, de entrada, más complicado. De ahí que en el entorno de Fernández y entre las feministas den por hecho que ella tiene "modestas" posibilidades de ser elegida. El 28-M, el PSOE ganó por muy pocos votos al PP (33,67% por 33,48%), pero los conservadores quedaron por delante en número de concejales elegidos (698 frente a 584). Para el 23-J, el uno por León es, y ya lo era en 2019, el secretario provincial del partido, Javier Alfonso Cendón, enfrentado a la responsable federal de Igualdad desde hace años. Ella ha digerido mal ser postergada.

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el comité federal del partido del pasado 10 de junio de 2023, en Ferraz. Detrás, su ejecutiva, pero a la reunión faltó la secretaria de Igualdad, Andrea Fernández. FLICKR PSOE / EVA ERCOLANESE

Diferentes fuentes del partido, a distintos niveles, explican que el castigo a Fernández se explica por el veto de Cendón y su control del aparato leonés, aspecto que niegan en el entorno del líder provincial, en el que subrayan que el segundo puesto es "de salida". "Él ha intentado acabar con Andrea desde el mismo día en que la nombraron secretaria de Igualdad en el congreso de Valencia. Es una obsesión personal suya", señalan en la cúpula regional. Un secretario provincial de Castilla y León discrepa: "Cendón es un buen tipo. Que trabaje Andrea para sacar su escaño de dos. Lo que no puede pretender es pasar por encima del secretario general de León".

Fernández se abstuvo en el dictamen de la comisión de listas y no acudió al comité federal

El caso de Fernández ha de unirse al de Laura Berja (Linares, Jaén, 1986), diputada por Jaén y su compañera portavoz de Igualdad en el Congreso, con quien ha trabajado en estrecha coordinación en esta legislatura. Ambas han defendido la posición del partido frente al ministerio de Podemos. Y la batalla ha sido dura por las posiciones tan discrepantes en la Ley Trans —que creó un cisma en el Gobierno y también en el partido— o en la reforma de la ley del solo sí es sí. Berja fue sacada de las listas por el comité provincial, igual que el exportavoz de la ejecutiva federal Felipe Sicilia, presidente de la Comisión de Justicia del Congreso.

Pocas listas cambiadas de más de 90

Ambos eran rechazados por el líder del PSOE jiennense, el poderoso Paco Reyes. El argumento oficial para apartar a ambos de las candidaturas era que no se habían trabajado lo suficiente su provincia, pulmón de los socialistas andaluces. En su lugar, la dirección promocionó a Juanfran Serrano, muy cercano a Reyes y adjunto a Organización federal —o sea, mano derecha del jefe del aparato, Santos Cerdán—, como uno de la lista, seguido de Ana Cobo y Jesús Cózar como dos y tres. En 2019, el PSOE logró tres representantes en la Cámara baja de los cinco a reparto.

Cada provincia es distinta y nosotros respetamos las listas que llegaron del territorio", indican desde Ferraz

Ferraz respetó las propuestas llegadas de León y Jaén y no las modificó, aunque en otras provincias sí introdujo cambios. "Andrea tiene puesto asegurado, y en Jaén las razones son otras para no proponer a Laura. En Andalucía, las listas vinieron acordadas de los provinciales y del regional sin ningún lío. Cada provincia es distinta y nosotros respetamos las listas que llegaron del territorio", defienden desde el aparato, en el que inciden que las modificaciones impuestas desde Ferraz han sido mínimas: apenas un puñado de provincias (Valladolid, Ávila, Zaragoza, Teruel, Toledo, Valencia, Alicante y Castellón) de un total de 92, entre Congreso y Senado —las cuatro catalanas no fueron visadas por Madrid porque son zona PSC—.

El viernes pasado, en la comisión federal de listas, de la que forma parte como secretaria de Igualdad, Fernández se abstuvo en la votación del dictamen. No solo por su puesto y la exclusión de Berja, sino porque se rompió la cremallera a favor de los hombres en algunas planchas electorales, como en las de Madrid y Jaén al Senado. Fernández decidió el sábado no acudir al comité federal de ratificación de listas, para evidenciar su "disconformidad", apuntaban en su círculo.

La diputada del PSOE Laura Berja y el presidente de la Comisión de Justicia del Congreso, Felipe Sicilia, el pasado 18 de abril de 2023, cuando socialistas y populares llegaron a un acuerdo para reformar la 'ley del sí es sí'. EUROPA PRESS / EDUARDO PARRA

Desde el entorno de ambas parlamentarias, se incide en que el PSOE manda un "mensaje políticamente complicado de explicar", que relegue (o directamente excluya, en el caso de Berja) a dos perfiles feministas por "reyertas orgánicas". "¿Valen más las batallas orgánicas que los activos que el partido tiene en un área fundamental como Igualdad?", se preguntan.

En el entorno de las dos diputadas se apunta que se manda un mal mensaje: relegar a dos perfiles feministas que han "dado la cara" por "reyertas orgánicas"

El análisis es que la dirección ha tomado una "muy mala decisión", que debería haber "levantado la mirada" y haber premiado a dos mujeres que han trabajado "a las órdenes del Gobierno" y han "dado la cara" en momentos muy difíciles y de máxima tensión con Podemos. Dirigentes feministas consultadas por este diario culpan a las cúpulas provinciales de haber apartado a Fernández y a Berja, pero también responsabilizan a la dirección federal de Sánchez por no haber reparado el "error".

A quienes defienden a las dos parlamentarias y al sector feminista ha dolido especialmente que se haya relegado a las dos y, en cambio, Ferraz promocionara como uno por Ávila a Manuel Arribas, actual parlamentario por su circunscripción y que fue apeado de las candidaturas por su comité provincial —que en su lugar colocó a Yolanda Vázquez—, movimiento ratificado por la dirección regional de Luis Tudanca. Arribas, recuerdan, participó en las cenas con el exparlamentario Juan Bernardo Fuentes Curbelo, Tito Berni, presunto cabecilla del caso Mediador.

"Andrea tiene apoyos en León, y es respetada en Castilla y León, y es la cuatro del partido. Pero es que a Arribas no lo quieren ni ver en Ávila, no tiene la confianza del partido. Pero Santos ha aprovechado las listas para poner a su cuadrilla de amigos, y esto no va así. Lo de Ávila y lo de Andrea no se explica de ninguna manera. En esta federación somos de ortodoxia pura y nosotros respetamos la voluntad de la militancia", protestan en la ejecutiva de Tudanca. Él mismo se declaró "indignado", "decepcionado" y "defraudado" con los cambios que introdujo Ferraz en Ávila —el premio a Arribas desencadenó la renuncia en bloque del resto de candidatos de la lista— y en Valladolid —la cúpula de Sánchez colocó de uno al Senado al dirigente federal Javier Izquierdo y desplazó al dos a Sara Galván—.

Sí Carmen Calvo, Carmela Silva o Sònia Guerra

Fernández intentó que el federal corrigiera la sentencia de León y Jaén, que optara si quisiera por otros perfiles feministas, o que buscara otras provincias de destino, pero "no hubo forma". "No ha importado la dedicación en el área de Andrea y Laura, cuando la aportación de Arribas en el Congreso es desconocida. Todo el mundo ha considerado legítimo escuchar las reivindicaciones de Toledo o de Valencia, y se monta lío interno, pero nadie ha hecho nada para defender la importancia de las políticas de igualdad. Lo preocupante es eso, el retroceso, la marcha atrás", señalan desde el sector feminista.

Para el sector feminista, se trata de un "retroceso", un "paso atrás": "Son una panda de misóginos". Una veterana insiste en que no son desplazadas por feministas, sino por razones orgánicas

No son solo Fernández o Berja. También ha salido de la lista por Sevilla Beatriz Carrillo de los Reyes (Palma del Río, Córdoba, 1975), líder feminista gitana y presidenta en esta legislatura de la Comisión de seguimiento y evaluación del pacto de Estado contra la Violencia de Género. En 2010, ella fue de tres por Sevilla, puesto que para el 23-J ocupará la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla. Y en la candidatura de La Rioja tampoco figura ya Raquel Pedraja (Alfaro, La Rioja, 1993), ponente de la Ley Trans y secretaria LGTBI de la ejecutiva autonómica del PSOE.

El referente del feminismo en la Cámara baja será, eso sí, una peso pesado del partido, Carmen Calvo (Cabra, Córdoba, 1957), exvicepresidenta del Gobierno e inmediata predecesora de Andrea Fernández en la cartera de Igualdad. Una mujer abanderada de las tesis del feminismo clásico del que beben Fernández o Berja, pero que obviamente se adscribe a otra generación. También seguirá en la Cámara baja Sònia Guerra, secretaria de Políticas Feministas del PSC, que no obstante cae del 9 al 11 en la lista por Barcelona. En el Senado, todo apunta a que la batuta del feminismo la podrá llevar Carmela Silva (Vigo, 1960), hasta ahora presidenta de la Diputación de Pontevedra y exportavoz socialista en la Cámara alta.

El diputado socialista Omar Anguita interviene durante el pleno en el Congreso del pasado 21 de febrero de 2023. EUROPA PRESS / A. PÉREZ MECA

"[En la dirección] son una panda de misóginos —se despacha airada una veterana feminista—. Dar Igualdad a Podemos, enloquecer con leyes identitarias y borrar a todas las referentes del feminismo socialista, menos a Calvo ahora". "No se las aparta por ser feministas —contrapone otra responsable de primer nivel—, sino por razones orgánicas. Ha pesado que Cendón no deja sitio y que lo de Jaén es la guerra. Ninguna era de Pedro, y Pedro no sentía que las tuviera que proteger. Pero se manda un mal mensaje si no se tienen las claves internas".

Hay quienes trazan la conexión de Fernández, Berja y Sicilia con Lastra y presuntas maniobras. Algunos hablan de actitud "inenarrable" de la secretaria de Igualdad

En el partido, sin embargo, se escuchan versiones contradictorias. Hay dirigentes que trazan la conexión de Fernández, Berja y Sicilia con Adriana Lastra, mentora de los tres, que señalan que participaban en maniobras sucesorias de cara al futuro. Un buen conocedor del partido en León advierte el comportamiento "inenarrable" de Fernández, que "confundió su ascenso rápido, y eso en el partido no puede ser", que critica "al Gobierno, a Pedro y a Cendón", y que debería sentirse "afortunada" por ir de dos porque en su provincia "no representa nada". A Berja le achacan no haberse movido a las órdenes del jefe provincial, Paco Reyes, en el momento del relevo del partido en Andalucía. Berja, abundan desde el entorno de Reyes, apenas fue votada por los militantes en su provincia para formar parte de la candidatura de las generales.

Lastra sí repite este 23-J como cabeza de cartel por Asturias, pero prefiere mantenerse resguardada en su federación y al lado del presidente del Principado y amigo, Adrián Barbón, que la ha integrado en su dirección autonómica. Ella, en su tiempo como número dos del PSOE, hasta su dimisión, en julio de 2022, también abanderó el discurso feminista dentro de la cúpula —empujó de forma decisiva a favor de la abolición de la prostitución, iniciativa que finalmente no vio la luz esta legislatura—.

Los señalados niegan movimientos: "No hay planes secretos para cargarse a Pedro", "esto va de ajuste de cuentas"

Fuentes próximas a la ex vicesecretaria general, igual que a Fernández y Berja, niegan toda participación en operaciones internas. "No se puede afirmar que no controlan su territorio y al mismo tiempo decir que estaban maniobrando: no hay ningún plan secreto para cargarse a Pedro", arguyen en el entorno de una de ellas. "Esto va de ajuste de cuentas", por la "visibilidad" que las dos últimas han tenido en el Congreso por la gestión de las políticas feministas, abundan en el círculo de otra.

Menos huecos en Valencia

A Fernández y Berja hay que sumar los nombres de los dirigentes de su generación. Omar Anguita (Madrid, 1990), secretario general de Juventudes Socialistas de España (JSE) entre 2017 y 2021, entró como 12 por Madrid en la candidatura por Madrid de 2019. El PSOE obtuvo 10 escaños, pero pudo entrar rápidamente en el Congreso por dos renuncias de los primeros de la lista. Para el 23-J, aunque fue promovido por la federación madrileña, queda fuera. En el 13, no obstante, sí se incorpora en estas elecciones Víctor Gutiérrez (Madrid, 1991), waterpolista y secretario LGTBI de la ejecutiva federal. El responsable LGTBI del PSC, Arnau Ramírez, repetirá con seguridad como diputado: compite como ocho por Barcelona (ocho asientos logró hace cuatro años el partido, hoy con perspectiva de crecimiento).

Sí tendrá más fácil acceder a un acta Víctor Gutiérrez, secretario LGTBI del PSOE, de 32 años, y repetirá Arnau Ramírez, responsable LGTBI del PSC, de 34

Tiene difícil entrada en la Cámara baja el actual líder de JSE y sucesor de Anguita, Víctor Camino (Valencia, 1994). Él figura como seis en la plancha por Valencia, a propuesta del president Ximo Puig, del que es muy cercano. En 2019, los socialistas obtuvieron cuatro escaños, y para el 23-J los dos primeros puestos ya estaban dados: la ministra Diana Morant, de uno, y el exsecretario de Organización y extitular de Transportes José Luis Ábalos, de dos. Camino asume que no tenía mucho más hueco más arriba de la lista precisamente por estar esos dos primeros huecos bloqueados. De la candidatura por Ourense sale asimismo la joven abogada Uxía Tizón (Ourense, 1989), por "falta de apoyo" en Ferraz y en el PSdeG, según indican desde su federación. Uno de los miembros del grupo parlamentario que no repetirá hace la lectura de que en época de "vacas flacas", por la previsión de una posible derrota, la cúpula ha optado por "asegurar puestos para controlar el partido por si las elecciones van mal" y así "se corta la proyección de quienes venían pisando muy fuerte para no hacer sombra". Desde la dirección de JSE que lidera Camino, no obstante, aspiran a que el partido "tenga el mejor resultado posible y trabaja para ello": "Estamos Ferraz, Moncloa y Juventudes coordinados y a tope".

El secretario general de Juventudes Socialistas de España, el valenciano Víctor Camino, durante un acto en homenaje a las Trece Rosas, en el cementerio de La Almudena, el pasado 4 de agosto de 2022, en Madrid. EUROPA PRESS / GUSTAVO VALIENTE

En la cúpula de Sánchez subrayan que las candidaturas fueron al final aprobadas por unanimidad y a mano alzada en el comité federal, y eso es lo más relevante, dicen. El dato que importa.

En Ferraz resaltan que las listas se aprobaron por unanimidad

En el sector feminista del partido se quejan de que las planchas electorales no son "ilusionantes ni alentadoras", y que se ha impuesto "el PSOE más rancio". Pero todos asumen, eso sí, que pasada esta fase la siguiente es la de campaña pura, y ahí estarán: "Nos dejaremos la piel en la campaña, pero es verdad que ha sido duro romper de lleno con un proyecto de futuro tanto de ideas como generacional que ha dado una buena imagen del grupo". La herida molestará, pero el modo campaña se impone.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar