España

De cara al próximo ciclo electoral y posibles coaliciones

Podemos reivindica su antigüedad electoral en Euskadi y Galicia frente a Sumar, que se abre ya a primarias

Los morados argumentan que el trabajo de Elkarrekin Podemos no puede ser en vano, porque se está funcionando bien en País Vasco | Insisten que cualquier negociación debe rehuir de las imposiciones, como ocurrió en Andalucía

El ministro de Cultura y portavoz de Sumar, Ernest Urtasun, a su llegada a una rueda de prensa, en el Espacio Rastro de Madrid, este lunes EP/ Eduardo Parra

Una semana más, Podemos ha vuelto a reivindicar las dos principales líneas rojas que Sumar tendrá que aceptar si quiere que haya opciones de abrir negociación con los morados a nivel territorial en País Vasco y Galicia de cara a los comicios autonómicos del próximo año. Son las derivadas del mandato de los inscritos a principios de noviembre, en la última consulta sobre la nueva estrategia a tomar por el partido, ya fuera del Gobierno: nada de "vetos" por parte de otras organizaciones, y pactos siempre previas "primarias abiertas". Así lo trasladó, nuevamente, el portavoz nacional, Pablo Fernández, y la secretaria de Acción Institucional, María Teresa Pérez, en la última comparecencia desde la sede nacional de Madrid. De cumplirse ambos criterios, la negociación será "una cuestión que atañe a nuestras direcciones territoriales", insistieron.

En Podemos ven troncal que haya un paso previo en la entidad magenta que certifique que el camino de la "imposición" que ha primado desde principios de año queda atrás. Y que todo se decida de manera clara sin formatos alternativos para elegir los nombres de quienes aparecerán en los carteles a presidente de la Xunta y lehendakari. Todo lo contrario a las generales, en la que el adelanto de la convocatoria pilló en frio a los de Yolanda Díaz, que primaron negociar internamente entre facciones para las listas en lugar de someter todo el proceso a votaciones. Aparentemente, Sumar está receptivo a ello.

Este mismo lunes, antes de la comparecencia de Fernández y Pérez, el portavoz magenta y ahora ministro de Cultura, Ernest Urtasun, hacía un amago de alinearse con el proceso de primarias. "El modelo de las generales fue fruto de la generosidad. Sin haber hecho esa unidad entonces, es posible que hoy no tuviésemos un gobierno progresista (...) en un contexto de avance de la extrema derecha. Ese es el espíritu". Los procedimientos "los vamos a acabar de definir, pero los candidatos serán ratificados democráticamente", añadió Urtasun, sin dar más detalles y dejando para el proceso orgánico que se desarrollará en la primera Asamblea de Sumar el próximo año ese trabajo. Fuentes vinculadas al espacio de Sumar que han fomentado esa candidatura a generales determinan que esa expresión de "ratificación democrática" no alumbra nada sobre las implicaciones que pueden tenerse de cara a las primarias. Y por lo tanto, aunque es un primer paso, deberá explicarse en el futuro, argumentan.

Urtasun aboga por definir los procedimientos internos de Sumar, al igual que la forma de ratificación de candidatos, que será democrática"

En conversaciones con El Independiente, fuentes de Podemos no se muestran conformes con esta "aparente" predisposición desde Sumar. Y esperan que en las próximas semanas se hable con claridad de esa apertura a primarias claras, sin que se opte por vías alternativas como la de que cada formación, a través de sus afiliados, elija a su candidato y que luego los órganos internos de Sumar -aliados como IU, no el Movimiento Sumar en exclusiva- seleccionen a quien consideren como pasó en Andalucía. Con nombres y procesos abiertos a todos los inscritos, tanto de Sumar, como Podemos y el resto de integrantes gallegos y vascos para la conformación de las candidaturas. Aunque se deja algo de margen, al menos hasta esa organización interna posterior a la Asamblea. "Queda tiempo todavía para las elecciones", insisten desde los morados.

El primer paso a tomar por Sumar de cara a esa Asamblea, es la designación de un Grupo Promotor que inicie el proceso de la mano de alrededor de 70.000 inscrito; con el objetivo de concluir el mismo en primavera. Será algo complejo por "la relación de fuerzas" integradas, tal y como reconoció Urtasun. "Estamos trabajando en un esquema que nos dará más fuerza y viendo cómo proyectarlo para su utilidad de conquistar derechos", apuntó. En relación a esos inscritos, en Sumar, saben que tendrá que apostarse por una fórmula "híbrida" para ese proceso, dado que muchos de ellos son militantes de otros partidos. Podemos verificará cuántos tiene dentro.

Huir del precedente: Por Andalucía

Desde Podemos quiere evitarse a toda costa que la línea que se siga en Galicia y País Vasco sea la de reconversión del espacio de izquierdas a la izquierda del PSOE en una especie de 'Por Andalucía', la marca con la que las izquierdas concurrieron a las últimas elecciones a la Presidencia de la Junta y que fue pactada in extremis. Desde que empezó a funcionar en el Parlamento, los problemas no han cesado. Los morados hablan de arrinconamiento por parte de IU. A ello, se une el recordatorio de "imposición" de candidata denunciado por Podemos, que tuvo que aceptar a Inmaculada Nieto en el último momento cuando se daba por echo que sería el exdiputado Juan Antonio Delgado.

Internamente se rechazan aquellas acusaciones de que 'no se quiere negociar', y se pone de relieve que "los hechos son elocuentes y hablan por sí mismos". Es decir, acusan a Sumar de estar boicoteando cualquier posibilidad de dialogar si no se acepta sin condiciones los criterios de Díaz y los suyos. Fuentes territoriales de Podemos, coinciden en que "no hay facilidades" por parte de los magentas en la apertura de diálogo una vez presentadas sus dos plataformas en Galicia y Euskadi. "Las impresiones no son buenas", recalcan. Aunque esperan que con el tiempo vayan perfilándose hacia esa convergencia. Siempre reiterando la necesidad de "primarias abiertas" y "la ausencia de vetos".

La reivindicación que hacen desde Podemos es que las marcas regionales, especialmente la vasca, Elkarrekin Podemos, tienen ya un trabajo hecho durante estos años junto a IU, Verdes Equo y Alianza Verde, en sus facciones vascas. "Se funciona bien" y hay recursos bien repartidos, añaden. Ante esos "espacios consolidados" se pide "humildad" para trabajar en común. Los morados, tal y como comentan a este medio, no entenderían que se replicara "el modelo de las generales", como ha dicho Urtasun, en sus territorios. Más allá de las primarias, en lo que respecta a la nomenclatura. Creen que el camino más adecuado es la integración de Sumar en Elkarrekin Podemos, por un lado, para "sumar fuerza". "Que sean los inscritos los que decidan si debe ser Pilar Garrido u otra persona" la candidata en primarias.

El ámbito gallego, reconocen, es más complicado. Hay más dispersión política tras la debacle de las mareas en los pasados comicios. En las municipales se presentaron dos corrientes: la Marea Atlántica y la coalición entre Podemos, Alianza Verde e IU. Frente a Paulo Carlos López, portavoz de Movimiento Sumar Galicia y ex del BNG, desde Podemos ven más tirón a Borja San Ramón. Tanto él como Garrido, de cara a las generales, abogaron por la unidad. Podemos espera que tengan más peso de abrirse la negociación frente a nóveles. Aunque reitera que la vía de elección son las primarias.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar