Inteligencia artificial & CienciaCiencia en el chiringuito

Paleontología en el chiringuito: “Eres un neandertal”

Dátelas de interesante hablando de nuestros antepasados prehistóricos sin decir barbaridades

logo
Paleontología en el chiringuito: “Eres un neandertal”
Paleontología en el chiringuito

Paleontología en el chiringuito Mario Viciosa

Resumen:

En El Independiente te ofrecemos la guía definitiva para elevar el nivel de cualquier conversación en la barra de un chiringuito este verano. De los neutrinos superenergéticos, a las modernas técnicas de edición genética. Cualquier asiduo lector de este periódico estará familiarizado con algunos de los temas científicos de este año. Sé un Einstein en bermudas sin caer en cuñadismos. Aquí te advertimos qué frases puedes soltar con toda tranquilidad (color verde) y cuáles te harán parecer un patán cuántico (semáforo rojo). Hoy, paleontología. Puedes empezar diciendo…

  1. “Eres un neandertal”
    Sólo a medias
    Somos Homo sapiens. Quede claro. El Homo neanderthalensis se extinguió hace 28.000 años. Sin embargo, el director del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, Svante Pääbo, demostró que los actuales Homo sapiens no africanos somos familia de aquellos. Probó que los humanos modernos se cruzaron con neandertales y tuvieron descendencia fértil, algo impensable, pues se consideraban especies totalmente distintas. Pääbo fue galardonado este año con el Premio Princesa de Asturias de Investigación 2018.
  2. “Los neandertales se ponían hasta arriba de drogas”
    Desde luego
    Las drogas, entendidas como medicinas y estas, a su vez, como plantas y hongos eran sustancias de uso habitual entre los homo de hace 48.000 años. Analgésicos como la aspirina se sacaban de cortezas de árboles como el sauce (ácido salicílico) u hojas de los álamos. Es más: los neandertales descubrieron la penicilina –sin saberlo– antes que el doctor Fleming. “Tenemos pruebas de que [un ejemplar encontrado en el yacimiento de El Sidrón] se medicaba”, asegura Antonio Rosas, del Museo Nacional de Ciencias Naturales, quien publicó su hallazgo en Nature. “Su sarro contiene restos de ADN de hongo Penicillium. Es muy sorprendente que usaran antibiótico 40.000 años antes de que descubriéramos la penicilina”, dice Laura Weyrich, de la Universidad de Adelaida, en Australia, que dirigió la investigación.
  3. “Entonces no se pasaba hambre, cazabas un dinosaurio y tenías carne para meses”
    Te pasas de listo o lista
    Vas a quedar como un ignorante. Para empezar, ¿te verías con ganas de cazar un diplodocus del tamaño del que hay en el Museo de Ciencias Naturales? Y, lo más importante: nunca, nunca los humanos (o los homo) coincidieron en el tiempo con los dinosaurios. El primer humano vivió medio millón de años después de la extinción masiva.
    En cuanto a lo de la carne, es cierto que cazaban, obviamente, pero se ha descubierto recientemente que algunos llevaban una dieta vegetariana.
  4. “Los humanos nacimos en Marruecos”
    Tú quizás no, pero es correcto
    Buena frase. Redonda y muy apropiada para callar bocas chiringuiteras llenas de xenofobia. El Homo sapiens apareció en lo que hoy es África. Y, en realidad, hace bastante tiempo. Unos 300.000 años.“Asumíamos que hace unos 200.000 años los humanos modernos se concentraban en el este de África, pero nuestros nuevos datos revelan que el Homo sapiens se había ya extendido por todo el continente hace 300.000 años”, explica Jean-Jacques Hublin del Instituto de Evolución y Antropología Max Planck, que dirigió el estudio derivado del hallazgo. “Este espectacular descubrimiento demuestra la fuerte conexión del Magreb con el resto del continente africano durante la expansión del Homo sapiens”, subraya su compañero de investigación Abdelouahed Ben-Ncer.
  5. “El homo que encontraron en Atapuerca se llama Miguelón por Miguel Indurain”
    Correcto
    Con unos 400.000 años, es un ejemplar único en el mundo. Miguelón es un cráneo privilegiado encontrado en la Sima de los Huesos de Atapuerca (Burgos). Es un antepasado de los neandertales y, sí: le pusieron ese nombre en homenaje al ciclista Miguel Indurain, pese a que ni siquiera sabemos si perteneció a un varón.

    Fue descubierto en Atapuerca. Su hallazgo hizo historia. Era la primera vez que se veía con tanta claridad la cara de un Homo heidelbergensis. Revolucionó a la comunidad científica y convirtió a los yacimientos burgaleses en referente mundial.
  6. “Los neandertales eran unos artistas”
    No precisamente
    Olvídalo. Ellos no dejaron muestras de arte. Para eso hay que remontarse a menos de 35.000 años. Las pinturas rupestres de Altamira, por ejemplo, datan de la última glaciación. Eso no quiere decir que los neandertales no tuvieran sensibilidad artística.Un equipo de la UCM y el ISC3M demostró el año pasado que fueron sus limitadas manos y no su cerebro lo que les impidió realizar piezas como los llamados microlitos. Hacer esas piezas supondrían mucho dolor a nuestros antepasados. “Pusimos a dos talladores a trabajar con piedras muy pequeñas y les grabamos con vídeo y les estudiamos desde el punto de vista biomédico. Medimos sus dedos y manos y determinamos todos sus movimientos y fijamos ocho posturas como necesarias para hacer estos trabajos.Por el contrario, eran capaces de procurar cuidados a sus congéneres discapacitados.