El Planetario de Madrid ha informado a través de un apunte en las redes sociales que una roca procedente de un asteroide ha cruzado el firmamento de la capital. El fenómeno astral ha ocurrido exactamente a las 3:56 de esta madrugada de 21 de enero, y debido a su gran luminosidad pudo llegar a apreciarse desde todo el país.

Entre la pandemia de Covid-19, un clima político cambiante, pendientes de la tensa toma de posesión de Joe Biden, la incertidumbre que causa la crisis económica actual y que todavía nos estamos recuperando de ‘Filomena’, cuesta creer el insólito hecho que ha tenido lugar durante la madrugada de este jueves en la ciudad de Madrid. Al entrar en la atmósfera, a unos 126 mil km/h, la llamarada ha sido visible en el cielo por unos segundos.