Elecciones EEUU | Estados Unidos | Internacional | Política

Trump, sobre los demócratas: "Quieren convertir EEUU en Cuba o Venezuela"

El presidente reanuda su calendario electoral con un mitin en Florida, estado clave con dominio latino, que necesita para su reelección

Donald Trump Florida

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el aeropuerto de Sanford, en Florida. EFE

Donald Trump ha vuelto al ruedo electoral. Tras asegurar que ha superado el coronavirus, el presidente de Estados Unidos ha dado un mitin en el centro de Florida, un estado que necesita conquistar para mantenerse en la Casa Blanca. Consciente de que en Florida los latinos son determinantes para la victoria, ha descrito a su rival, el ex vicepresidente Joe Biden, como una amenaza socialista.

«(Los demócratas) quieren castigar a la clase media, eliminar los últimos restos de los valores tradicionales y reemplazar el sueño americano por la pesadilla socialista. Quieren convertir Estados Unidos en la Cuba o Venezuela comunistas. Quieren arruinar las vidas de los hispanos y de todos los americanos», ha dicho en el aeropuerto de Sanford, al norte de Orlando.

Trump ha querido dar muestras de que está en plena forma y se ha atrevido a mover las caderas al ritmo de YMCA de Village People. «Me siento vigoroso», ha clamado a la multitud, entusiasmada. «Besaré a los hombres y bellas mujeres. Solo denme un beso grande».

Entre los asistentes al mitin de Trump no había distanciamiento social y muchos no llevaban mascarilla. En una entrevista en la CNN, el virólogo en jefe de la Administración estadounidense, Anthony Fauci, reconocía el riesgo de estos encuentros masivos.

En el contexto de la salud pública, (un mitin) es invitar a los problemas. Hemos visto eso en reuniones con gente sin mascarilla»

anthony fauci

«En el contexto de la salud pública, y dejando de lado las implicaciones políticas, es invitar a los problemas. Hemos visto eso cuando hay situaciones de reuniones cuando hay mucha gente sin mascarillas; los datos hablan por sí solos. Eso pasa”, ha puntualizado.

El sábado utilizó de nuevo la Casa Blanca para dirigirse a un par de miles de seguidores que le aclamaron desde el jardín de la residencia presidencial. Aseguró que daría más oportunidades a afroamericanos y a latinos, conocedor de la relevancia de las minorías en estas cruciales elecciones presidenciales.

Donald Trump, en su intervención en el aeropeuerto de Sanford, de apenas 18 minutos, cuando suele hablar más de una hora en sus mítines habitualmente, ha criticado la reforma migratoria de su rival demócrata por considerarla una «amnistía masiva» para «inmigrantes ilegales».

«Todos tenemos corazón y queremos ayudar a la gente, pero lo que (los demócratas) están haciendo es decir a millones de personas que entren a nuestro país: ‘Les vamos a dar educación, les vamos a dar cuidado médico, les vamos a dar todo'», ha dicho. «No nos alcanza el dinero. Ni lo podemos hacer con nuestra gente. Hemos de cuidar primero a nuestra gente».

El disputado voto latino

Sorprendentemente ha asegurado que México está pagando por el muro que prometió hace cuatro años. «Bajo mi liderazgo hemos logrado la frontera más segura del mundo que estamos terminando… Estamos construyendo diez millas por día… Y México está pagando», ha dicho sin concretar cómo lo hace.

El voto latino está muy cotizado. Los republicanos necesitan acercarse al tercio de votantes hispanos para mantener la Casa Blanca. Son la principal minoría en Estados Unidos, con 32 millones de votantes. En 2016 Trump logró un 28% de los votos, vital para la victoria.

Los demócratas que lidera Joe Biden han de lograr movilizar a este electorado porque si los latinos tienen a quedarse en casa no podrán ganar. La participación es vital para los demócratas: necesitan que sea mayor a un 60% para tener posibilidades de victoria.

Las encuestas favorecen de momento a la fórmula electoral que forman Joe Biden y la senadora Kamala Harris. Según RealClearPolitics, sacan una ventaja de más de diez puntos a los republicanos, y logran la mayoría de los estados clave (battleground states).

Sin embargo, Trump ha asegurado a sus seguidores en Florida que ganará por mayor ventaja que hace cuatro años. Frente a Hillary Clinton perdió en voto popular pero ganó en votos electorales, gracias a sus victorias, ajustadas pero suficientes, en los estados del rust belt (cinturón del óxido).

Ya han votado diez millones de personas. El primer martes después del primer lunes de noviembre, el día 3 en esta ocasión, es el día en que acudirán quienes ejercerá su derecho de forma presencial.

Comentar ()