América Latina | Internacional | Política | Venezuela

Leopoldo López, contento con Sánchez: "Ve a Maduro como un dictador"

El opositor venezolano afirma que es el momento de "aislar al líder chavista con severas sanciones" de la Unión Europea

Leopoldo López-España

El líder opositor venezolano Leopoldo López con su hijo Leopoldo Santiago López, en Madrid. EFE

«Me hubiese gustado abrazarles a todos y darles la mano. Me impresiona este mundo con mascarilla”, ha dicho Leopoldo López, comisionado del gobierno de Venezuela en su primera comparecencia ante la prensa española tras su llegada el domingo. “Quiero agradecer al gobierno y el pueblo español la acogida, primero a mi familia, y ahora a mí”. López estaba desde el 30 de abril de 2019 en la embajada española en Caracas. La dejó voluntariamente el pasado fin de semana con gran enojo del régimen chavista que lo considera «un terrorista».

Después de siete años separado de su familia se ha unido a los suyos en Madrid. Su hijo Leopoldo Santiago le ha saludado: «Papi, papi», mientras ondeada con la bandera de Venezuela. López asegura que volverá «a una nueva Venezuela, en libertad». Y está convencido de que cuenta con Pedro Sánchez, el presidente del gobierno español, en la lucha por la libertad en Venezuela.

El opositor venezolano ha comparecido ante los medios en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, poco después de mantener «una reunión cordial con Pedro Sánchez» en la sede del PSOE en Ferraz. «Veo en Pedro Sánchez mucha empatía por la libertad en Venezuela. Tengo la más profunda convicción de que la causa venezolana va más allá de las diferencias de partido. Será abrazada por todo tipo de partidos», ha dicho.

Y ha añadido: «Pedro Sánchez ve a Maduro como un dictador y cree que hay que construir una alianza internacional para que en Venezuela puedan celebrarse elecciones justas y verificables».

Si alguien se asume como demócrata, ha de estar con nuestra causa. Pedro Sánchez nos va a ayudar»

«Si alguien se asume como demócrata, ha de estar con nuestra causa. Pedimos la solidaridad con un pueblo que sufre. Pedro Sánchez va a ser proactivo y nos va a ayudar a liberar a Venezuela», ha añadido.

También ha asegurado que Sánchez ve las elecciones legislativas del 6 de diciembre como unas elecciones abocadas al fraude. Ha aludido a que es la posición también de la Unión Europea. El presidente encargado, Juan Guaidó, respalda, sin embargo, la convocatoria de una consulta popular sobre la situación política, al igual que lo hace Leopoldo López.

El Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Josep Borrell, envió recientemente a dos personas de su gabinete a realizar una evaluación sobre el terreno y concluyeron que no se daban las condiciones para que se vote en diciembre como pretende el régimen chavista.

No ha querido mencionar a Unidas Podemos en ningún momento. Sí ha señalado que quienes no vean a Maduro como un dictador, «deben revisar su concepto de libertad, de democracia, y de promoción de derechos humanos». En ese momento, ha señalado que habla «como parte del liderazgo venezolano y como víctima» del régimen represor.

No hay un gobierno en el exilio

Ha asegurado que su salida «no tiene nada que ver con un gobierno en el exilio. Juan Guaidó nos lidera, que es nuestro presidente. Está dispuesto a todo por esta lucha», incluida la cárcel, como el propio López la padeció.

En su cuenta de Twitter, Juan Guaidó, que pertenece al igual que López al partido Voluntad Popular, ha destacado cómo es la primera vez que el comisionado puede hablar en libertad, después de siete años «secuestrado por la dictadura», aunque lo hace «en exilio forzoso».

«Ha sido una lucha larga. Cuando me entregué voluntariamente a la justicia injusta, sabía que iba a ser larga, y así le pedí paciencia a mi esposa Lilian. En la cárcel me tocó desde silencio vivir la cruda realidad de Venezuela como preso político. En esa etapa se vio lo que estaba viviendo Venezuela. Luego en casa por cárcel y luego en la embajada. Ahora se abre una nueva etapa. Yo no soy solo. Soy parte del equipo de Juan Guaidó», ha remarcado.

Leopoldo López, comisionado del gobierno de Juan Guaidó, ha reconocido que le costó mucho tomar la decisión de salir de Venezuela. Y ha aludido que «las circunstancias» le forzaron a dejar su país. Y ha citado a Mandela: «El terreno de la lucha no lo escoge el oprimido sino el opresor». Y ha aclarado: «Somos muchos los que estamos impulsando el cambio desde el exilio».

No ha dado detalles sobre su salida de Venezuela «para proteger a las personas que colaboraron». De hecho, ha habido varias detenciones, entre ellas la cocinera que le asistía y un guardia de seguridad de la embajada. Y ha dicho que solo cinco personas lo sabían, ni siquiera su esposa Lilian estaba al tanto.

No sabe aún qué condición legal tendrá en España. «Si me toca tener la condición de refugiado, es la condición que me tocará tener. Yo salgo para enfrentar a la dictadura», ha señalado.

Ha tenido palabras de agradecimiento para “su hermano” Juan Guaidó, el presidente encargado, así como a la Unión Europea, y a “mis hermanos y hermanas de Venezuela en la Asamblea Nacional” y “al pueblo de Venezuela” que está sufriendo mucho por un modelo equivocado, erróneo, represivo. También ha recordado cómo cinco millones de venezonalos viven en el exilio. Ahora él es uno de ellos.

«Volveremos»

Yo no quería salir de Venezuela. Siempre lo dije. Lamentablemente las circunstancias me llevaron a tener que salir. Y ha evocado a Rómulo Betancourt, opositor al dictador Juan Vicente Gómez tuvo que exiliarse. Regresó tras la caída de la dictadura de Pérez Jiménez en 1958. «We will come back«, había dicho Betancourt y lo puedo hacer. Fue elegido presidente de Venezuela a su regreso.

«Los venezolanos que estamos en el exilio le decimos a Venezuela y al mundo: Volveremos para construir la mejor Venezuela. Venezuela será libre», ha asegurado Leopoldo López con firmeza. 

Según Leopoldo López, «la dictadura cada vez se ha convertido en una dictadura más cruel, más asesina. A nadie le queda duda que Maduro es un criminal, un asesino y sigue saqueando las riquezas del pueblo venezolano. Es responsabilidad del mundo libre liberar a Venezuela. Tengo fe. Venezuela va a ser libre. No por obra de agentes externos sino por la fuerza interior en coordinación con el mundo libre». 

Ahora hay que aislar al dictador. Meter más presión, más sanciones»

¿Que hacer ahora? «Aislar al dictador. Meter más presión, más sanciones. Y digo al dictador y no a todo su entorno», ha subrayado. Ha aludido a que en la transición habrá que contar con parte del chavismo. «Así ha sido en todas las transiciones en el mundo». Ha descartado cualquier posibilidad de negociar con Maduro, no así con otros dirigentes del chavismo.

«Aquí me voy a dedicar a tres cosas: impulsar que en Venezuela se pueda materializar una elección presidencial libre, justa y verificable; hacer lo que corresponda para que los responsables de las violaciones de derechos humanos puedan ser sometidos a las Justicia internacional; y buscar todos los mecanismos para aliviar la crisis que sufren los venezolanos», ha explicado el opositor venezolano en Madrid.

A juicio de López, el mayor desafío al que se enfrenta la Venezuela que busca la libertad es «la unidad». ·El problema venezolano no es un problema de matices ideológicos, de derechas o izquierdas, porque todos reconocen el valor de la libertad, de los derechos humanos… Vamos a dar nuestro mayor aporte para fortalecer la coalición internacional para buscar la libertad para Venezuela».

Ha repetido varias veces «nuestro presidente, Juan Guaidó» para dejar claro que son uno y que están en el mismo barco. «Estamos profundamente comprometidos en consolidar esa unidad en todos los ámbitos».

El padre de Leopoldo López, el eurodiputado Leopoldo López Gil, ha dicho poco antes que se van a acompañar en las actividades políticas. López Gil ha dicho que “está satisfecho” con la reacción del gobierno, un gobierno “socialista, no comunista”.

Leopoldo López ha llegado al Círculo de Bellas Artes junto a su esposa Lilian Tintori, que portaba una bandera de Venezuela. En primera fila estaban sus padres Antonieta y Leopoldo, su esposa Lilian y sus tres hijos, Manuela, Leopoldo Santiago y Federica, a quienes ha agradecido especialmente su apoyo. Por ellos quiso llegar el domingo de forma discreta. Ha dejado el escenario abrazado a su familia. Todos juntos con la bandera de Venezuela.

Comentar ()