Internacional

El presidente argelino destituye al ministro de Finanzas en pleno rifirrafe con España

El presidente de la República de Argelia Abdelmadjid Tebboune en una imagen de archivo. EP

El presidente de la República de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, mueve ficha. Ha ordenado este martes el cese del ministro de Finanzas, Abderrahman Raouya, en pleno rifirrafe con España a propósito de la suspensión del tratado de Buena Vecindad y la congelación de las operaciones de comercio exterior con España, una medida por la que el Gobierno de Pedro Sánchez ha acudido a Bruselas en busca de protección.

La Presidencia argelina, no obstante, no ha explicado las razones de esta repentina destitución que fuentes del Gobierno español ya vende como una victoria de sus presiones. Fuentes argelinas consultadas por El Independiente tratan de desvincular este cese a la crisis abierta con Madrid y a las represalias económicas adoptadas por Argel que han suscitado las advertencias europeas.

Raouya es un viejo conocido de la política del país magrebí. Desempeñó el cargo en varias ocasiones. Fue ministro de Finanzas durante cinco meses en 2020, y lo ejercía ahora desde el pasado febrero. Fue ministro también en la época del antiguo presidente Abdelaziz Bouteflika.

«Tras consultar con el primer ministro Aïmene Benabderrahmane, el Presidente de la República, Abdelmadjid Tebboune, ha puesto fin, en el día de hoy [por este martes], a las funciones del ministro de Finanzas, Abderrahmane Raouya», señala el comunicado de la Presidencia argelina. Su labor será asumida de manera interina por el secretario general del ministerio de Finanzas.

El pasado miércoles, horas después de la comparecencia de Sánchez en el Congreso de los Diputados para abordar el giro copernicano en el contencioso del Sáhara, Argel acometió la primera represalia económica con la orden de congelar las transacciones económicas de las exportaciones e importaciones con España.

En una nota enviada a todas las entidades bancarias del país árabe, la Asociación de Bancos y Entidades Financieras de Argelia (Abef) informó de «la congelación de las domiciliaciones bancarias de las operaciones de comercio exterior de productos y servicios con origen y destino en España a partir de mañana jueves 9 de junio». La asociación exigió, además, en la misiva que se adoptaran todas las disposiciones necesarias para «una aplicación estricta de esta medida».

Previamente se informó del cierre del mercado argelino a la carne de vacuno española. Según la prensa del país vecino, ambas medidas reflejaban la voluntad del establishment argelino de emplear todos sus resortes, incluidos los económicos y comerciales, para respaldar sus posiciones y una política exterior «independiente» frente a las insinuaciones de Madrid de seguir los dictados de Rusia.

Te puede interesar

Comentar ()