Internacional

Los posibles candidatos al Gobierno británico después de la espantada de Truss

Liz Truss durante la Conferencia anual del Partido Conservador en Birmingham

Liz Truss durante la Conferencia anual del Partido Conservador en Birmingham EP

La dimisión de Liz Truss como primera ministra después de 45 días en el poder tras no resistir las presiones externas y especialmente las que llegaban de su partido abre el debate sobre quién la sucederá en el cargo.

Los nombres que ya se barajan son el del exministro de Hacienda Rishi Sunak; la del ministro de Defensa, Ben Wallace; la de la líder ‘tory’ en la Cámara de los Comunes, Penny Mordaunt; la de la efímera exministra del Interior, Suella Braverman, o la más sorprendente, la vuelta de Boris Johnson, favorito entre la militancia, según una última encuesta.

Quien está ya descartado es el ministro de Hacienda, Jeremy Hunt, el elegido por Truss para revertir sus propios planes económicos y acabar con prácticamente todos los recortes de impuestos establecidos en el desdeñado ‘mini presupuesto’, después de que él mismo se haya encargado de anunciarlo poco después de que se conociera que habrá pronto nuevo inquilino en el 10 de Downing Street.

Rishi Sunak y Penny Mordaunt

El exministro de Finanzas, que quedó por detrás de Truss en la anterior carrera para remplazar a Johnson, parte ahora como favorito, según las casas de apuestas británicas. Sunak fue uno de los que recriminó el plan económico «de cuento de hadas» que la primera ministra tenía intención de poner en marcha.

Si bien ganó en todas las rondas de votación entre los parlamentarios para ocupar el liderazgo de los conservadores, está por saber si el papel clave que de desempeñó en la salida de Johnson le puede pasar factura.

La siguiente en la lista es la líder conservadora en la Cámara de los Comunes, tercera en aquella votación para remplazar a Johnson. Antigua ministra de Defensa, Mordaunt es una de las figuras del partido a la que han pedido que dé un paso al frente para revertir la caída en picado de los ‘tories’.

Ben Wallace y Suella Braverman

Por su parte, está por ver si Wallace, una de las figuras más respetadas del partido, estaría dispuesto a asumir el liderazgo después de meses de haber descartado dicha posibilidad. «Quiero ser el ministro de Defensa hasta que termine. Me encanta mi trabajo y tenemos más por hacer», dijo en su momento.

En lo que respecta a Braverman, ella fue la primera en declarar que se presentaba a liderar el Partido Conservador incluso antes de que Johnson renunciara arrinconado por varios escándalos.

Reconocida por los sectores más duros del partido por su defensa a ultranza del Brexit y de las políticas migratorias más restrictivas, este miércoles presentó su dimisión tras saltarse los protocolos de seguridad al enviar un correo electrónico «parte de un compromiso político» sobre migración a otro parlamentario.

Te puede interesar

Comentar ()