Internacional

ENTREVISTA | MOHAMED NAZZAL, MIEMBRO DEL BURÓ POLÍTICO DE HAMÁS

"España puede y debe hacer algo para detener la guerra en Gaza"

Doha (Qatar)

Mohamed Nazzal, miembro del buró político de Hamás. FRANCISCO CARRIÓN

El encuentro se produce a primera hora de la tarde en un lugar indeterminado de las áridas afueras de Doha, la capital de Qatar. Mohamed Nazzal aguarda rodeado de tres jóvenes del grupo. “No hay negociaciones en estos momentos, pero tanto Qatar como Egipto y Estados Unidos están tratando de reanudarlas”, dice tras el saludo.

Nazzal (Amán, 1963) es un veterano dirigente de Hamás, el movimiento islamista palestino que Occidente considera terrorista y que desde octubre protagoniza la enésima confrontación con Israel. Con la preceptiva barba y una complexión imponente, Nazzal es uno de los dirigentes que trabajan en la oficina del grupo en Doha, abierta en 2012 a petición de Estados Unidos y que sirve como interlocución con Gaza en las negociaciones que, con mediación de Qatar, Egipto y Estados Unidos, condujeron hace semana y media a un breve tregua en la Franja.

Nazzal responde a todas las preguntas, aunque para algunas de ellas escoja evasivas. Militante de Hamás desde 1989 y originario de Cisjordania, es miembro del buró político de la organización desde 1996. Fue representante del grupo en Jordania, donde permaneció detenido durante 18 meses. Tras su puesta en libertad, se trasladó a Damasco. Residió en Siria hasta el inicio de la guerra civil en 2011. Desde entonces, se ha movido entre Estambul y Doha.

En mitad de la operación militar israelí y los combates con el brazo armado de Hamás, Nazzal denuncia "la complicidad occidental" con Tel Aviv, incluida la de "ciertos países europeos". El lunes Francia, Alemania e Italia instaron a la Unión Europea a adoptar sanciones contra "los dirigentes de Hamás y sus seguidores". "Estos tres regímenes están afiliados a Estados Unidos y actúan según sus órdenes e instrucciones, y están trabajando para salvar a la entidad sionista de la caída. Este proyecto propuesto contra el movimiento Hamás y sus miembros y partidarios no cambiará los resultados del conflicto sobre el terreno, y Hamás saldrá victorioso y derrotará al ejército de ocupación sionista", replica quien agradece la posición española.

Pregunta.- Una semana y media después del final de la tregua, ¿cómo ve la situación?
Respuesta.- Realmente mal. Los israelíes van a destruir la Franja de Gaza. La guerra no es contra Hamás sino contra hospitales, mezquitas, iglesias, escuelas, universidades y viviendas. Las víctimas mortales superan las 20.000 personas. Han asesinado a niños, mujeres y ancianos.

P.- ¿Cuál es el plan de Israel en Gaza?
R.-
Primero, vengarse. Es el primer objetivo de Benjamin Netanyahu. El segundo está relacionado con su voluntad de permanecer en el poder a largo plazo y solo lo hará por medio de la guerra. [Se habla de dos meses de operaciones militares israelíes] No hablan claro. Dicen querer eliminar a Hamás, pero sin plazos. Pronosticaron un par de meses y algunas fuentes no oficiales hablaron de que continuarán hasta finales de este año, hasta la navidad. Otros dicen que en enero. En realidad, nadie sabe nada a ciencia cierta.

P.- La prensa israelí señala que tanto Israel como Estados Unidos tratan de que los países árabes acepten el desplazamiento de la población gazatí al Sinaí. ¿Es un escenario posible?
R.-
Es su intención pero existen algunos obstáculos: primero, los palestinos de Gaza lo rechazan; segundo, la posición oficial de Egipto también es de rechazo. Los estadounidenses quieren que el desplazamiento cuente con el respaldo de Egipto y Jordania.

P.- No contempla entonces que Al Sisi pueda cambiar de opinión…
R.-
Lo ha negado. En cualquier caso, el primer elemento de esta ecuación es Palestina y los palestinos ya han dejado claro que no quieren moverse al Sinaí ni salir de Palestina. Es la garantía.

P.- ¿Confía en la palabra de Al Sisi?
R.-
No puedo decir eso. En política se busca la cooperación con los regímenes. Confiemos en él o no, estamos jugando en el terreno de la política. En la política tratamos con todos, con gobiernos y servicios de inteligencia de todo el mundo, excepto Israel.

P.- ¿Y qué dice Hamás de ese plan?
R.-
Nuestra posición es rechazar este proyecto de expulsión de los palestinos de Palestina en general y de Gaza en concreto.

A Israel esta operación militar no le va a funcionar

P.- El Gobierno israelí promete destruir Hamás…
R.-
Pero es un objetivo imposible de lograr. Solo hay que ver lo que cuenta la propia prensa israelí del número de bajas y heridos entre sus soldados. Hablan de 5.000 soldados heridos y 2.000 que han quedado mutilados y discapacitados. Esta operación no les va a funcionar y no van a conseguir su objetivo. Prometieron rescatar a sus soldados cautivos en Gaza y lo que hemos visto es como en su último intento la semana pasada acabaron matando al rehén. Fue una operación fallida. No pueden conseguirlo.

P.- ¿Por qué está tan seguro de que no lo lograrán?
R.-
Ya sabe: la resistencia en Gaza es muy fuerte y estamos en nuestra tierra. Nuestra gente conoce bien nuestra geografía y son valientes, fuertes y profesionales. Las brigadas de Al Qassam no tienen menos de 50.000 miembros. [¿Cuántos han muerto en los últimos dos meses?] No tengo la cifra. Es una resistencia bien preparada. Estamos ya en la segunda fase de esta guerra y los israelíes han perdido varios cientos de miembros desde el fin de la tregua.

El ataque del 7 de octubre se preparó hace más de una década

P.- ¿Cuándo se comenzó a preparar los ataques del 7 de octubre?
R.-
Hace años. Las brigadas aplazaron la fecha de la operación muchas veces. Se eligió finalmente ese día por muchas razones. La gente debería saber que la causa palestina no comenzó el 7 de octubre sino hace 75 años. Para saber por qué ocurrió el 7 de octubre deben antes preguntarse qué pasó en 1948.

P.- ¿Conocía la fecha de la operación?
R.-
Fue una decisión tomada por el líder de Al Qassam. Los líderes de Hamás sabían que había algo preparado pero desconocían los detalles. [¿Usted lo conocía y sabía de la fecha?] No quiero hablar de eso.

P.- Cuando dice que el ataque se preparó hace años, ¿podría precisar cuántos?
R.-
Desde hace al menos diez años. [¿Antes incluso de la operación israelí de 2014?] Sí. Desconozco las razones por las que se aplazó tanto. Lo que está claro es que fue una sorpresa para los israelíes. No sabían que Hamás podía llevar a cabo una operación como ésta.

R.- No sé si usted mismo se preguntó cómo se pudo llevar a cabo un ataque a esa escala…
R.-
Creo que las brigadas de Al Qassam han sido testigo de un enorme desarrollo de sus capacidades y la preparación de sus miembros en los últimos diez años. Se prepararon para participar en una gran operación y la preparación fue buena, sin despreciar tampoco la preparación psicológica.

P.- Entiendo que ha participado en las negociaciones para la tregua con mediación qatarí…
R.-
Han sido realmente difíciles. Duraron dos meses y lograron una pausa humanitaria de siete días, pero después los israelíes se negaron a extenderla porque Netanyahu había tomado la decisión de que quería proseguir con la contienda.

Hamás no tiene ya rehenes civiles. Estamos listos para hablar del canje de los soldados

P.- Israel dice que Hamás fue el causante al no proporcionar una lista con los rehenes civiles…
R.- Y nosotros les dijimos que no tenemos ya rehenes civiles y que estábamos listos para comenzar las negociaciones sobre los soldados, pero se negaron. E insistieron en que retenemos aún a 17 mujeres. Nosotros consideramos que son mujeres que pertenecen al ejército israelí. [¿No quedan mujeres y niños civiles?] No. Y eso lo saben los qataríes, los egipcios e incluso los estadounidenses. Los israelíes mienten. [Israel asegura que Hamás tiene aún a una familia al completo] Les informamos de que ellos mismos habían matado a esa familia y que estamos dispuestos a entregarles los cuerpos, pero lo rechazaron.

P.- ¿Cuál es el precio que Hamás pone a la liberación de los soldados israelíes?
R.-
Queremos que liberen a todos los palestinos detenidos en las cárceles israelíes. [¿Unos 7.000 presos?] Sí. Es alrededor de esa cifra, pero aumenta cada día porque siguen deteniendo a gente. [¿Cuántos militares tiene Hamás?] No sé la cifra exacta pero no menos de 100.

P.- En 2011 un único soldado israelí, Gilat Shalid, fue intercambiado por 1.027 presos palestinos. ¿Será posible ahora lo que reclaman?
R.-
Creo que sí. Y será una victoria del pueblo palestino.

P.- Los rehenes liberados han comenzado a relatar detalles de su cautiverio. Israel denuncia que algunas de las mujeres cautivas sufrieron agresiones sexuales…
R.-
Son todo mentiras de Israel. Y Biden se cree todo lo que escucha de los israelíes. La mayor evidencia es la felicidad de las rehenes cuando fueron liberadas. Sonreían. [Medios israelíes aseguran que fueron drogadas] Otra mentira. Hasta una rehén regresó a casa con su perro.

P.- Israel asegura que no solo acabará con Hamás en Gaza sino que también se plantea asesinatos de sus líderes en Turquía, Líbano o Qatar… ¿Le preocupa?
R.-
No es tan fácil. Y, para ser líder de Hamás, uno no debe tener miedo. Nos tomamos en serio la seguridad pero no vamos a dar detalles. Eliminar a la cúpula de Hamás es imposible, en Gaza y fuera.

P.- Egipto ha participado en las negociaciones pero el régimen de Al Sisi ha reprimido duramente a los Hermanos Musulmanes, de los que Hamás procede. ¿Cómo es su relación?
R.-
Nos relacionamos con Egipto en base a la causa palestina. No construimos nuestras relaciones a partir de los asuntos internos egipcios. La relación de Al Sisi con los Hermanos y otros movimientos islámicos es un asunto diferente. Con los Hermanos Musulmanes de Egipto compartimos una misma escuela, la de Hasan al Banna, pero eso no significa que tratemos con los regímenes de la región en base a su posición sobre los movimientos musulmanes.

P.- ¿Cooperan con la inteligencia egipcia en la lucha contra el Estado Islámico?
R.- No cooperamos en ese asunto, solo en la cuestión palestina. No somos Estado Islámico pero no queremos tratar con los gobiernos a partir del Daesh. [Sabe que Israel considera que Hamás es Daesh] Nadie les cree, solo algunos funcionarios estadounidenses. Para el Daesh, nosotros ni siquiera somos musulmanes.  

P.- ¿Cuál es hoy el grado de apoyo de Hamás en Cisjordania?
R.-
Según algunas encuestas tras el ataque del 7 octubre, el 70% de la población apoya a Hamás.

No existe comunicación oficial entre Hamás y la Autoridad Palestina

P.- ¿Cuál es hoy el nivel de contactos de Hamás con la Autoridad Palestina?
R.-
Intentamos comunicarnos con ellos, pero han decidido evitar cualquier contacto desde el inicio de la guerra. Es una decisión de Mahmud Abbás. No existe comunicación oficial entre ambas organizaciones.

P.- Eso significa que no hay posibilidades reales de reconciliación entre las facciones palestinas…
R.-
En realidad nadie puede hablar del futuro. Pero si me pregunta ahora, no hay ninguna comunicación oficial entre Hamás y Fatah. Lo que nosotros creemos es que Abbás debe convocar nuevas elecciones porque nadie puede ser presidente del pueblo palestino sin pasar por las urnas.

P.- ¿Quién es Mahmud Abbás? ¿Es un cómplice de Israel?
R.-
No le voy a acusar de colaboracionista con Israel, pero es alguien que fracasó en su mandato en la historia palestina.

P.- Uno de los escenarios sobre la mesa es entregar Gaza a la Autoridad Palestina…
R.-
Hamás no entregará Gaza a nadie que venga con los tanques israelíes. El que quiera venir a Gaza para gobernarla, debe venir a través de unas elecciones. No sólo rechazamos que la Autoridad Palestina tome el control en Gaza. Rechazamos cualquier escenario que suponga traer a un líder palestino a bordo de los tanques de Israel. ¿Quién va a ser el valiente de venir a Gaza con los tanques israelíes? La alternativa es convocar elecciones.

Hamás no entregará Gaza a nadie que venga con los tanques israelíes. El que quiera venir a Gaza para gobernarla, debe venir a través de unas elecciones

P.- Imaginemos que los israelíes toman el control de Gaza. ¿Qué pasará el día después?
R.-
Este escenario no se producirá jamás. Hasta este momento, ¿cuál ha sido el resultado del ejército israelí? No están controlando el territorio. Incluso si se produjera eso, significaría que una nueva resistencia nacerá para enfrentarse y desafíar a cualquier nueva autoridad que venga de manos de Israel.

P. El presidente del Gobierno español Pedro Sánchez estuvo en el paso de Rafah y denunció desde allí que Israel no respeta el derecho humanitario internacional…
R.- Apreciamos la postura del primer ministro español. Fue toda una sorpresa para nosotros porque consideramos que es una posición destacada entre los países europeos. La mayoría de los países europeos siguen la postura de los estadounidenses. Son posiciones parciales en favor de Israel y de complicidad criminal con los israelíes. España puede liderar una posición dentro de la Unión Europea junto a Noruega o Bélgica.

P.- ¿Podría España desempeñar un papel de mediación?
R.- Vamos a dar la bienvenida a cualquier papel que quiera asumir España en esta guerra porque no es una posición sesgada hacia Israel. Es una postura que simpatiza con los derechos humanos. Tenemos confianza en la posición de España.

P.- ¿España puede hacer algo por el conflicto?
R.-
Sí. España puede y debe hacer algo. Deben empezar estableciendo contactos con todas las partes del conflicto árabe-israelí.

Tenemos confianza en la posición de España

P.- España defiende la solución de los dos estados…
R.- Apoyamos la solución que incluya lo que queremos: un estado palestino independiente. Nosotros no hablamos de los otros estados. Ellos ya tienen un estado israelí. Nosotros estamos buscando nuestro estado.

P.- ¿Están dispuestos a reconocer a Israel?
R.-
El problema es que quieren de nosotros que reconozcamos un Estado judío. Un estado basado en una religión no existe en ninguna parte del mundo. ¿Por qué quieren que reconozcamos ahora eso? Es un estado para judíos, pero no para los demás. ¿Quieren que reconozcamos un estado de apartheid?

P.- Pero si Israel reconoce Palestina, ¿lo harían a cambio?
R.-
De momento, ningún político israelí ha reconocido el estado palestino.

P.- Estados Unidos ha vuelto a vetar una resolución exigiendo el alto el fuego en Gaza…
R.-
No es una sorpresa. Sabemos que la administración Biden es parcial. Es parte del Gobierno israelí. Blinken, cuando vino la primera vez después de 7 de octubre, aclaró que lo hacía en calidad de judío. Es un apoyo total.

P.- Ustedes tienen el apoyo de Irán…
R.- En esta guerra nadie apoya a Hamás. [Pero Irán le ha proporcionado armas] No lo negamos.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

3 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. No me merece ningún respeto una persona que después de las salvajadas que hizo Hamas sigue formando parte de su organización

  2. Asesino y violador

  3. El inconsciente colectivo del pueblo judío después de la Segunda Guerra Mundial es «nunca en dos mil años hemos atacado a nadie; siempre hemos sido corderos para el sacrificio por parte de ideologías totalitarias». Ya nunca mas seremos corderos. Hamas es como el Nacional Socialismo Alemán, ideologías excluyentes y totalitarias. Nunca mas seremos corderos. Y esta resolución es una reacción a nuestra historia.