«Propondremos la adopción de las medidas necesarias para asegurar que nunca más las dificultades para la investidura de un nuevo presidente del Gobierno deben resolverse mediante nuevas elecciones». Con estas palabras, Antonio Hernando, portavoz socialista, ha revelado este jueves una de las principales claves del apoyo del PSOE a la investidura de Mariano Rajoy.

El sucesor de Pedro Sánchez como presidente del grupo parlamentario ha propuesto al candidato del PP que «salgamos de este debate garantizándoles a los ciudadanos que el bloqueo no se volverá a producir», a través de una reforma del artículo 99 de la Constitución.

Esa reforma es uno de los principales objetivos de Susana Díaz en su hoja de ruta hacia Madrid

Esa reforma es uno de los principales objetivos de Susana Díaz en su hoja de ruta para convertirse en la primera mujer presidenta del Gobierno. Tras las elecciones autonómicas de 2015, Díaz sufrió 80 días de bloqueo hasta que Ciudadanos permitió su investidura. Por su parte, el Gobierno de Rajoy lleva un año en funciones y la falta de acuerdo entre partidos ha estado a punto de provocar unas terceras elecciones generales. Susana Díaz quiere evitarse ese escenario tan complicado cuando consiga ser candidata del PSOE a la Moncloa, en el plazo de unos dos años.

Un cambio constitucional

Fuentes del PSOE andaluz señalan la reforma electoral como uno de los acuerdos claves con el PP a la hora de facilitar la investidura de Mariano Rajoy. Aunque ese pacto no forme parte del discurso oficial de la Gestora, el PSOE-A entiende que el PP estaría dispuesto a modificar la Constitución para evitar que la situación de bloqueo se repita, ya que es un interés común para los dos grandes partidos.

Entre las posibilidades que estudian los socialistas andaluces se encuentra la posibilidad de establecer una segunda vuelta entre los dos partidos más votados, lo que consolidaría el sistema de bipartidismo.