La entrevista de Pedro Sánchez en Salvados, en la que el ex secretario general anunció su plan de volver a competir por el liderazgo del PSOE y reconoció la necesidad de «mirar de tú a tú y trabajar codo con codo con Podemos» sigue provocando reacciones. Esta misma mañana, Pablo Iglesias ha sido el primero en valorar las intenciones de acercamiento expresadas por Sánchez: «Si hubiera sido tan valiente como anoche, podría haber un Gobierno progresista en España», ha afirmado el líder de Podemos, en relación a las fallidas negociaciones entre ambos partidos tras las elecciones del 20-D frustradas, entre otras cosas, por el propio mandato del Comité Federal, que estableció la posición favorable respecto al derecho a decidir de Podemos como una línea roja infranqueable.

«Las palabras de Pedro confirman que no le iban a dejar, ni los poderes oligárquicos ni su propio partido», ha valorado Iglesias haciendo referencia a las acusaciones vertidas por Sánchez en la noche del domingo. En la entrevista, concedida horas después de su renuncia como diputado del Grupo Parlamentario Socialista, el ex secretario general cargó duramente contra el diario El País y empresarios como César Alierta, al frente de Telefónica hasta abril de este año, a los que señaló como ideólogos de una campaña diseñada para evitar «que la izquierda se entienda».

Iglesias se ha encargado de subrayar la cercanía de Pedro Sánchez con las posiciones mantenidas habitualmente por Podemos

«Dijo cosas que nosotros llevamos diciendo mucho tiempo, pero que las diga Pedro Sánchez tiene muchas implicaciones», ha afirmado el máximo dirigente de Podemos en declaraciones al programa La Cafetera, donde ha asegurado que la entrevista del ex mandatario del PSOE le «impresionó» aunque, según su opinión, «llega tarde» y reconoce situaciones que «debería haber asumido en otro momento».

Iglesias, no obstante, ha agradecido el acercamiento político de Sánchez, que ha hecho explícito a través de su posición en asuntos como la construcción del Estado: «Por primera vez le he escuchado decir que España es una nación de naciones», ha recordado Iglesias, antes de subrayar que eso es, precisamente, «lo que Podemos lleva diciendo mucho tiempo».