Las cosas van a depender de que vayan cumpliendo y en la medida que lo permitamos”, así se expresa un alto dirigente de Ciudadanos ante el arranque de esta convulsa legislatura. El partido de Albert Rivera tiene que hace valer los 32 escaños que permitieron la investidura de Mariano Rajoy y advierten que, “desde hoy lunes vamos a hacer la tarea que nos corresponde. Tenemos el guión de la legislatura firmado”. Nada de cien días de gracia. Además de la inminente negociación presupuestaria que, de hecho, ya había arrancado entre los equipos económicos del Gobierno y Ciudadanos, hay otros asuntos que la formación naranja considera tan prioritarios que tienen fecha de ejecución.

Uno de ellos es “una reforma exprés de la Constitución” para poner fin a los aforamientos de diputados y senadores, consagrado en la Carta Magna. Es condición sine qua non para sentarse a negociar, advierten, y aunque el propio Rivera afirmó ayer en una entrevista en El País que la legislatura puede ser más larga de lo esperado, los suyos se esfuerzan en puntualizar que “somos la oposición y vamos a ejercer como tal”.

El artículo 71 de la Constitución establece la “inviolabilidad” de los parlamentarios por las opiniones manifestadas en el ejercicio de sus funciones. También gozan de “inmunidad”  y sólo pueden ser detenidos en caso de flagrante delito. No se les puede inculpar ni procesar sin previa autorización de la Cámara respectiva para responder sólo ante la Sala de lo penal del Tribunal Supremo, lo que les exime de ir a los tribunales ordinarios. No sería la primera vez que, a través de un acuerdo entre los dos grandes partidos se aborda una reforma exprés del texto constitucional. Ocurrió en septiembre de 2011 gracias a un acuerdo entre el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el propio Mariano Rajoy para consagrar en el artículo 135 el principio de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera ante el riesgo de un rescate de la economía española.

C’s no descarta dos papeletas para las municipales, una con el alcalde y otra con el partido

Esta reforma del fuero de los parlamentarios -que no excluye una reforma más profunda de la Carta Magna para clarificar el paquete competencial- debe ponerse en marcha en un plazo de tres meses, al igual que la elaboración de un texto legal que impida los indultos para los condenados por corrupción y violencia de género. También urgen a una reforma electoral que posibilite un sistema más proporcional, con desbloqueo de listas, sin olvidar la perentoria necesidad de un nuevo modelo de votación para los residentes ausentes, que sustituya al caótico voto rogado, que vino a sustituir a otro que no funcionaba bien porque no pocas veces las sacas electorales no salían de los países de origen.

En el capítulo de la ley electoral, Ciudadanos no descarta un modelo mixto de elección directa de alcaldes en sintonía con el que defiende el PP. En su caso, creen que podría haber dos papeletas, una para el alcalde y otra para el partido, aunque ello provocara que regidor y equipo de gobierno fueran de dos formaciones políticas distintas.

Conversación del sábado

Es el paquete de regeneración democrática que interesa especialmente a los de Ciudadanos para esgrimir ante su electorado el acierto del acuerdo con el PP, todavía por verse la medida en que Rajoy sea sensible a sus peticiones. La dureza de su discurso en la segunda sesión de investidura -“no traicionaré mis principios”, dijo- augura resistencias presidenciales aunque, de momento, ambos dirigentes, en su conversación del pasado sábado por la tarde, acordaron ponerse a trabajar ya en Presupuestos, capítulo en el que no se prevén grandes discrepancias.

Tal y como adelantó El independiente, Ciudadanos exigirá al titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, que anule la prescripción de la amnistía fiscal, que se cumple a finales de este mes, de modo que los que se acogieron a lo que el ministro llamó muy eufemísticamente “regularización fiscal” paguen al menos el 10% de lo hurtado a Hacienda, porque la media ha sido del 3%. Hay en juego cerca de 2.800 millones de euros que han dejado de ingresar las arcas públicas, esto es, la mitad del ajuste que pide la Unión Europea para el próximo año.

También de un mes es el plazo que maneja la formación naranja para la creación de una subcomisión que, en seis meses, dé a luz el Plan Nacional de Educación con el acuerdo del PSOE. El propio ministro del ramo, Íñigo Méndez de Vigo, anunció el pasado viernes su disposición a crear dicha subcomisión y abordar la reforma legislativa que requiere suspender los efectos académicos de la reválida de 4ºde la ESO y de 2º de Bachillerato.

Una apretada agenda que obliga a Rajoy a dar señales no sólo de buena voluntad sino de compromiso efectivo. Es cierto que el jefe del Ejecutivo tiene en su mano el “botón nuclear” de unas nuevas elecciones, aprovechando no sólo la debilidad de un PSOE roto sino también la posibilidad de un Ciudadanos electoralmente menguante, “aunque, en ese caso, debería explicar muy bien a los españoles por qué les aboca en tan poco tiempo a nuevos comicios”, coinciden en apostillar las distintas fuentes de Ciudadanos consultadas.

Nosotros ya hemos cumplido, ahora le toca a Rajoy”, afirman en Ciudadanos

Rajoy intentó implicarles en la acción de Gobierno proponiéndoles que aceptaran ocupar segundos y terceros niveles de la Administración, esto es, secretarías de Estado, subsecretarías y direcciones generales. A falta de ocupar todavía esos puestos, la respuesta ha sido “no”. “Para implicarnos en la acción de Gobierno hubiéramos pedido ministerios, no cargos subsidiarios”, subrayan. En definitiva, Ciudadanos no sólo va a vivir del acuerdo sobre los Presupuestos. En breve se reunirán las comisiones negociadoras de uno y otro partido aunque la intención de Rivera y los suyos es que cada grupo de trabajo esté compuesto de especialistas según los temas a tratar. Aseguran que “vamos a trabajar dialogando mucho”, también “fiscalizando” la tarea del Ejecutivo.

“Nosotros, con el voto de investidura, ya hemos cumplido nuestra parte. Ahora le toca a Rajoy”, sentencian.