Los críticos del PSOE intentarán llevar una propuesta formal al próximo Comité Federal del partido para celebrar el Congreso y las primarias cuanto antes. Pretenden así evitar que la Gestora demore el cónclave hasta junio, como planea el presidente de la misma, Javier Fernández, que tiene previsto defender esa fecha en la reunión del 14 de enero.

Para poder adelantar el Congreso socialista, los miembros del Comité Federal deberían votar esa contrapropuesta, consistente en celebrar el Congreso y las primarias lo antes posible. Con ese objetivo, las plataformas críticas iniciarán un «debate en profundidad» del que debe salir la fecha concreta.

El movimiento pro primarias debe llevar al Comité Federal su petición de adelantar el cónclave socialista

Referentes del sector crítico como José Antonio Pérez Tapias -ex coordinador de Izquierda Socialista y uno de los rivales de Pedro Sánchez en las primarias de 2014- defienden que ese debate debe producirse antes del Comité Federal, del que él es miembro, para que los críticos puedan canalizar este movimiento de base a través de una propuesta formal.

«Prolongar esta interinidad seis meses más es llevarnos a una situación caótica», asegura. «Se está estableciendo una estructura de coordinación para exigir el Congreso Federal y las primarias ya. Ese debate de peso debe tener traslación al Comité Federal», explica, secundado por otros referentes del movimiento crítico.

¿Apoyará el PSOE los Presupuestos?

Tanto Pérez Tapias como la portavoz de la plataforma sevillana, Nieves Hernández, se preguntan qué pasaría si el Gobierno no pudiera aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y Mariano Rajoy decidiera convocar elecciones. Al retrasar hasta junio la elección de la nueva dirección del partido, la Gestora da por hecho que eso no ocurrirá y que los PGE saldrán adelante. No obstante, la dirección provisional del PSOE también asegura que no apoyará el proyecto presupuestario del PP. Esta contradicción genera inquietud y desconfianza entre los críticos, especialmente después de que los socialistas hayan apoyado el reparto del déficit propuesto por el Gobierno, que sienta las bases de los nuevos Presupuestos.

La propuesta al Comité Federal sustituiría la idea inicial de convocarlo a través de 90.000 firmas, la mitad de la militancia, puesta en marcha por los sanchistas. El hecho de que Pedro Sánchez se haya desvinculado de ese equipo inicial, que se comprometió a ayudarle a presentar candidatura, ha dejado a las plataformas críticas huérfanas de liderazgo. El ejército de Sánchez dejó de recoger y verificar firmas y la estructura territorial y de organización nunca se constituyó, tal y como se había previsto.

No obstante, las plataformas críticas siguen confiando en su liderazgo y esperan convencerlo para que presente batalla frente a Susana Díaz. En este sentido, confían en que Sánchez mantenga su apuesta y que sus actos con militantes en Xirivella (Valencia) y El Entrango (Asturias) significan que cumplirá su palabra cuando dimitió. «Acumula un importante capital político y seguimos pendientes de su decisión», explican.

La plataforma de Madrid y los «fachas» de la Gestora

Estas reuniones de militantes para exigir el fin de la Gestora siguen multiplicándose. Anoche se constituyó la plataforma de Madrid, a la que esta semana seguirán las de Almería, Bilbao, Granada y Albacete, entre otras. Los diputados socialistas Margarita Robles, Odón Elorza, Zaida Cantera, Sofía Hernánz y Luz Martínez Seijo, entre unos 250 militantes, arroparon la presentación de Primarias y Congreso Ya, impulsada por militantes madrileños que consideran «ilegal» a la Comisión Gestora que dirige el partido desde el 1 de octubre.

La plataforma reclama un partido «dirigido por la gente» y «no en los despachos». Junto al presidente del PSOE de Madrid, Manuel Robles, los cinco diputados socialistas, que el pasado 29 de octubre votaron en contra de la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, desoyendo el mandato de abstención del Comité Federal del PSOE, apadrinaron con su presencia a la plataforma madrileña durante un acto donde algunos asistentes calificaron a los miembros de la Gestora como «fachas», acusándoles de haber aupado al poder al «partido más corrupto de la historia de la democracia española», en alusión al Partido Popular. El diputado Odón Elorza, el único que interveno, reprobó los insultos: «Hay dolor e indignación, pero hay que hacer un acto de contención», dijo.

Elorza, Cantera, los alcaldes socialistas de Jun, José Antonio Rodríguez; y de Dos Hermanas, Francisco Toscano, entre otros, también participarán este jueves en un acto en la plataforma crítica de Sevilla, la agrupación que controla férreamente Susana Díaz.