El juez que investiga a José Luis Sáez por la posible comisión de siete delitos ha llamado también al procedimiento en calidad de investigada a la Federación Española de Baloncesto (FEB) como persona jurídica por posible delito fiscal y blanqueo de capitales, a la espera de determinar si fue cooperadora necesaria o víctima del daño patrimonial presuntamente provocado por la actuación del anterior presidente.

Según ha podido confirmar El Independiente en fuentes jurídicas, el magistrado Juan Antonio Toro dictó un auto el pasado mes de febrero imputando a la FEB en el procedimiento que instruye desde el pasado 27 de septiembre y en el que ya figuran como imputados Sáez y el que fue su secretario general-director económico, Luis Giménez. Los delitos que investiga el juez son malversación de caudales públicos, apropiación indebida, administración desleal, falsedad documental, blanqueo de capitales, pertenencia a grupo criminal y delito fiscal.

La instrucción del caso Sáez da un salto cualitativo al llamar como investigada a la FEB como persona jurídica, puesto que hasta ahora las imputaciones sólo alcanzaban a dos directivos que ya no forman parte de la actual dirección. No obstante, tanto el presidente, Jorge Garbajosa, como su número dos, el vicepresidente ejecutivo José Antonio Montero, integraban el equipo directivo de Sáez: el primero como responsable del área de responsabilidad social corporativa y el segundo como director de Relaciones Internacionales.

La instrucción da un salto cualitativo al llamar el juez a la Federación en calidad de investigada como persona jurídica

De esta forma, la Federación Española de Baloncesto ha pasado de rechazar su personación como acusación particular a estar formalmente investigada. Como ya informó este periódico, el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid ofreció a la FEB el pasado mes de octubre -en el inicio de la instrucción- el ofrecimiento de acciones como perjudicado. En una escrito enviado el 21 de dicho mes, Garbajosa declinaba esa posibilidad con el argumento de que Sáez había devuelto el dinero que el auditor había puesto bajo sospecha: 21.492 euros transferidos el 18 de octubre, cuando ya sabía que lo investigaba la Fiscalía. Esa cantidad se sumaba a otros 25.000 euros que transfirió el 10 de diciembre de 2015, cuando trascendió que el Consejo Superior de Deportes (CSD) había ordenado la realización de una auditoría complementaria a las cuentas de la Federación tras la denuncia presentada por el Comité de Auditoría y Control de la FEB.

“(…) teniendo en cuenta que los gastos del Sr. Sáez considerados no justificados que han sido cargados en la cuenta de resultados de la FEB, según el informe de la auditora BDO, ya han sido satisfechos por el Sr. Sáez, esta Federación no se persona como perjudicada. Ello sin perjuicio de que, en su caso, pueda personarse en otro momento procesal de conformidad con la legislación vigente, si de las investigaciones resultase la existencia de un perjuicio para la FEB”, exponía el actual presidente.

Cuatro meses después, el juez llama al procedimiento a la Federación de Baloncesto en calidad de investigado como persona física, la misma situación procesal en que se encuentra la Federación Española de Fútbol en la causa que dirige el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Majadahonda a cuenta de la subvención de 1,2 millones de euros concedida por el Consejo Superior de Deportes (CSD) para desarrollar varios proyectos.

La FEB ha pasado en cuatro meses de rechazar la personación como perjudicada a estar formalmente imputada

En su artículo 31 bis 1 b), el Código Penal establece que las personas jurídicas serán criminalmente responsables «de los delitos cometidos, en el ejercicio de actividades sociales y por cuenta y en beneficio directo o indirecto de las mismas, por quienes, estando sometidos a la autoridad de las personas físicas mencionadas en el párrafo anterior, han podido realizar los hechos por haberse incumplido gravemente por aquéllos los deberes de supervisión, vigilancia y control de su actividad atendidas las concretas circunstancias del caso».

Como ya publicó este diario el pasado 2 de marzo, Garbajosa dio por hecho el pasado 22 de febrero durante la reunión de la comisión ejecutiva que la Federación sería llamada al procedimiento en calidad de investigada, según reconoció un directivo presente en dicho encuentro. El presidente del CSD, José Ramón Lete, conoce desde hace días la resolución del juez en torno a la FEB y, por ahora, no va a solicitar la personación en la causa del organismo al considerar que la instrucción del caso no ha puesto de manifiesto de momento que haya sido perjudicada por la gestión de Sáez. «Si el juez interpreta más adelante que somos parte perjudicada, en ese momento lo estudiaría la Abogacía del Estado», dijeron fuentes del CSD.

La decisión del juzgado se produce mientras la Agencia Tributaria nombra a un perito que permitirá al instructor determinar si la FEB ha sido cooperadora necesaria o víctima del detrimento patrimonial presuntamente provocado por José Luis Sáez. Éste es investigado por imputar gastos personales a la Federación y cargar otros sin que estuvieran justificados por el desempeño de su cargo, así como por la gestión económica de la Copa del Mundo 2014.

El juez investiga al anterior presidente por siete delitos, entre ellos los de malversación y blanqueo de capitales

La investigación judicial ha puesto la lupa a los ingresos millonarios que contabilizó la FEB con motivo de la celebración de dicha cita deportiva a través de patrocinadores y mecenas. Según se detalla en la liquidación del campeonato, que consta en las actuaciones judiciales, el desarrollo de este acontecimiento deportivo supuso unos ingresos de 44.411.783,59 euros y unos gastos de 41.352.445,80 euros, lo que arroja un superávit de 3.059.337,79 euros.

En el seno del Baloncesto español ha crecido el malestar en las últimas semanas por la falta de información que la dirección de la FEB está ofreciendo al colectivo en relación con el procedimiento judicial en el que se halla inmersa y que podría determinar su responsabilidad penal en los hechos. Y ya se están produciendo las primeras dimisiones en órganos de gobierno relevantes.

En una carta dirigida a Garbajosa y fechada el pasado lunes, a la que ha tenido acceso El Independiente, Francisco Olmedilla ha presentado su renuncia formal como integrante de la Comisión de Auditoría y Control de la FEB. «Me queda la decepción de sentirme engañado y de haber podido formar parte, en la época anterior, de los órganos como son la Asamblea General y la Comisión Delegada de la Federación, órganos por los que ha pasado la información económica que nos han hecho creer se correspondía con los principios de buen gobierno, cuando realmente no ha sido así», expone.

Garbajosa convoca una reunión de urgencia para informar del caso tras dimitir un miembro del Comité de Auditoría

El dimisionario pedía al presidente en su misiva que, «tan pronto» como su agenda se lo permitiera, convocara a la comisión delegada a fin de facilitar «toda la información de la que se disponga sobre la existencia o no de auto de imputación contra la FEB y el posible alcance que esto pudiera tener y responsabilidades que pudiera conllevar». No ha trascendido si han llegado a registrarse otras peticiones en el mismo sentido.

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

La petición de Olmedilla ha causado efecto y, por vía de urgencia, Garbajosa ha convocado el próximo martes a una reunión a la comisión delegada -abierta también a todos los presidentes territoriales- en cuyo orden del día figura como primer punto un «informe sobre procedimientos judiciales en curso».

En dicho encuentro, igualmente, la dirección de la FEB informará acerca de las medidas económicas que ha adoptado en un intento de cumplir el plan de viabilidad que acordó con el CSD el pasado mes de diciembre, obligado tras cerrar los dos últimos ejercicios con pérdidas por importe superior a 5,6 millones de euros. Entre las medidas con las que pretende volver al equilibrio económico-patrimonial se encuentra el despido de ocho trabajadores y la no renovación de contratos a otros empleados, como informó este diario.

El futuro y los patrocinadores

En el seno de la Federación existe una indisimulada preocupación ante la posibilidad de que algunos patrocinadores puedan eventualmente retirar su apoyo como consecuencia de la imputación como persona jurídica, en un momento en que su situación económica es delicada. En la actualidad, un porcentaje importante de sus ingresos proceden de las aportaciones de sus socios comerciales (Endesa y Caixabank) y sus patrocinadores (Iberia, Fiat, Danone y Dia).

En la reunión de la próxima semana, Garbajosa también informará acerca de la nueva estructura organizativa que ha diseñado y de la aprobación del sistema de competición y clasificación de la segunda fase de la 1ª Femenina (Grupo 1-A), al tiempo que se propondrán los miembros de las nuevas comisiones de la Federación.